Saltar al contenido

Y llegó el Jaleo más esperado

Había un deseo, muchos melodía jaleo en la ciudad. Era visible en todos los rincones, como la plaza Reial, repleta hasta los topes de gente que esperaba a la comitiva, que volvía de las ‘completes’, en el último tramo antes de llegar al Plan de l’Esglesia.

Mientras tanto, frente a las Casas Básicas, un megáfono pedía la colaboración y la atención de todos, porque el la fiesta paso sin incidentes. Todo, recordando las reglas básicas, por ejemplo, no tocar la cuerda floja, especialmente para aquellos que son nuevos en la fiesta.

La línea de caballos ya se dirigía hacia la plaza del ayuntamiento, con los caballeros listos para montar un espectáculo y recuperar el tiempo perdido durante los últimos tres años.

El legado de puntualidad de Gran Bretaña fue evidente durante toda la velada y también durante el Jaleo. A las 20.56, cuatro minutos antes de la hora anunciada, el cajeroEmma Benítez ya apareció en el escenario de las autoridades e hizo entrega de la pluma para el mayor Festes, José Manuel García. En ese momento, la Banda Municipal tocó las primeras notas y, al compás del doble paso, los 106 caballos que formaron ayer la primera procesión de las Festas de la Mare de Déu de Gràcia, comenzaron a desfilar, uno tras otro. el otro

Fotos: Josep Bagur Gomila

El primer pase terminó frente a la música, muy rápido, con una entrada al campo del mayordomo cajero, Héctor Pons, y su capellán, Joan Tutzó. ellos eran los 21.13 horas, justo cuando el director del grupo de música, Miquel Llario, informaba a los músicos del comienzo del Jaleo, y toda la plaza estalló en euforia.

Leer también:  (Fotos) Antoine Guillon y Claire Bannwarth recuperan el Trail Camí de Cavalls

_JB_1704.jpg

Un buen ritmo

A partir de entonces, como es habitual en Mao, los caballos empezaron a ir de cinco en cincoen una zona donde se concentraba gente de Mahón, Menorca y un buen número de turistas, que no aprovechaban cada momento para expulsar las terribles vistas de los caballos.

También había muchos alotetes muy jóvenes, a algunos de los cuales se les podía ver asistiendo por primera vez al Jaleo, mirando a ambos lados, tratando de controlar con la vista a los caballos, hasta diez, cuando quedaron cinco, y el otro entraron cinco.

Varios concejales presenciaron el espectáculo desde el escenario y el La presencia de Ona Carbonellla nadadora olímpica y pregonera de las fiestas de Gràcia 2016.

el es La primera vuelta de Jaleo fue bastante rápida, no duró ni una hora. A las 21.57, el cura cajero ya salía de la plaza, saltando de su caballo y echando a correr. Al igual que el mayordomo, que vestía una budrafa roja, con el escudo de la ciudad bordado con hilo de oro.

De esta forma finalizaba la primera vuelta del Jaleo y se producía un breve descanso, para los músicos y el público. Se produjo el habitual cambio de protagonistas sobre la arena, unos salían y otros entraban y empezaron a posicionarse para aceptar, al 22.05, los primeros caballos de la segunda vuelta.

Así fue la noche larguísima y no sólo hubo caballos, sino también música, con los revetlla en la Plaça de Españaque estaba prevista pasada la medianoche, con la actuación de los mallorquines de Xanguito y los menorquines Perla Negra.

Y para profundizar en el tema aquí la
fuente

Leer también:  El Parlamento valida el decreto de turismo
Periodista en Gaceta Balear

Martina Rodríguez es periodista española nacida en Mallorca, España, en 1965. Comenzó su carrera trabajando como reportera local para el Diario de Mallorca. En 1993, fue contratada por el periódico nacional El País, donde trabajó como corresponsal en la oficina de Madrid. También ha trabajado como periodista independiente para varias publicaciones, incluyendo El Mundo y The Guardian. En los últimos años, ha sido colaboradora habitual de la revista online Gatopardo.

Rodríguez está considerada como una de las principales periodistas españolas. Ha ganado varios premios por su trabajo, entre ellos el Premio de la Asociación de la Prensa de Madrid (2003) y el Premio Nacional de Periodismo (2007). En 2010 recibió el prestigioso Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Rodríguez también ha participado activamente en la promoción de la libertad de prensa y la libertad de expresión en España. En la actualidad colabora con el diario de las islas baleares: Gaceta Balear.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *