Saltar al contenido

Sin respuesta ni solución a la crisis ganadera de Menorca

La cría de vacas lecheras en Menorca ha estado enfrentando una situación difícil en los últimos años. Hace un año, Jaume Moll Florit, conocido como «el gancho de son Bou Vell», asumió la presidencia de la asociación Frisona Balear y describió la situación como «extrema». Según sus declaraciones, en tan solo quince años, el número de vacas lecheras en la isla ha disminuido en un cincuenta por ciento, pasando de 11,358 a 6,466 ejemplares reproductores. Lamentablemente, esta cifra sigue reduciéndose aún más.

Recientemente, el sector ganadero de Menorca ha sufrido otro golpe que ha acentuado la crisis en la que se encuentra. La emblemática empresa «La Payesa», con 75 años de experiencia en la industria láctea, anunció que dejaría de comprar leche a ocho granjas de la isla en un plazo de treinta días. Esta decisión implica la interrupción de la producción de queso en Menorca y ha generado gran preocupación en el sector.

La decisión de «La Payesa» es una llamada de atención y exige respuestas inmediatas. Es fundamental que se tomen medidas para compensar los costes adicionales que implica la insularidad, especialmente en una isla como Menorca que sufre una doble insularidad. Además, es crucial garantizar que los precios pagados a los ganaderos menorquines sean suficientes para cubrir los costes de producción y obtener una renta digna que les permita vivir de manera sostenible.

Jaume Moll Florit advirtió que si no se toman acciones concretas, la ganadería en Menorca será insostenible tanto para los propietarios como para los ganaderos. Es necesario implementar políticas que promuevan el desarrollo y la viabilidad de este sector tan importante para la economía de la isla. Además, se deben establecer mecanismos de apoyo y protección a los productores locales, fomentando la compra de productos lácteos de origen menorquín.

Leer también:  El baloncesto menorquín da la espalda a la liga femenina balear

La situación actual representa un gran desafío, pero también una oportunidad para replantear y fortalecer el sector ganadero en Menorca. Es necesario fomentar la colaboración entre los diferentes actores involucrados, como los ganaderos, las empresas lácteas y las autoridades locales, para encontrar soluciones viables y sostenibles a largo plazo. De esta manera, se podrá garantizar la supervivencia de la cría de vacas lecheras en la isla y mantener viva una tradición que forma parte de la identidad y el patrimonio de Menorca.
Y para profundizar en el tema aquí la fuente

Periodista en Gaceta Balear

Martina Rodríguez es periodista española nacida en Mallorca, España, en 1965. Comenzó su carrera trabajando como reportera local para el Diario de Mallorca. En 1993, fue contratada por el periódico nacional El País, donde trabajó como corresponsal en la oficina de Madrid. También ha trabajado como periodista independiente para varias publicaciones, incluyendo El Mundo y The Guardian. En los últimos años, ha sido colaboradora habitual de la revista online Gatopardo.

Rodríguez está considerada como una de las principales periodistas españolas. Ha ganado varios premios por su trabajo, entre ellos el Premio de la Asociación de la Prensa de Madrid (2003) y el Premio Nacional de Periodismo (2007). En 2010 recibió el prestigioso Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Leer también:  (Fotos) "Aquijo", el velero de 100 millones que golpea a Mó

Rodríguez también ha participado activamente en la promoción de la libertad de prensa y la libertad de expresión en España. En la actualidad colabora con el diario de las islas baleares: Gaceta Balear.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *