Saltar al contenido

Sin plaza para dar clase en Menorca tras una oposición brillante: le adelantan 190 interinos

Cientos de profesores de Balears se verán obligados a tomar posesión de sus plazas en centros educativos situados en islas distintas a las que residen. Es lo que le ocurre a la menorquina Maria Garcia, educadora infantil que ha aprobado dos veces las oposiciones y que, ahora, con dos niñas de 1 y 4 años, se ve obligada a trasladarse a Mallorcaporque ‘me han pasado por delante 190 personas que han obtenido su plaza por el proceso de estabilización’, que ha llevado a cabo la Conselleria de Educación.

Justicia y sentido común. Esto es lo que pide al Govern el colectivo de Funcionarios Docentes Unidos que reúne a más de 600 personas, que denuncian que «el proceso de estabilización está muy mal diseñadoporque perjudica a aquellos que han aprobado las oposiciones». Así lo cree María García, que obtuvo «la segunda mejor nota de Menorca«y que, a pesar de eso, no logró ninguna de las trece plazas que había en la Isla. En su especialidad, Educación Infantil, «aprobamos a cuatro personas y ninguna hemos podido acceder a una de las trece plazas, porque las ha ocupado gente sin las oposiciones«. Todo, porque, asegura, el Govern ha vulnerado «la ley que regula los procesos de estabilización»., la 20/2021, de 28 de diciembre, para reducir la temporalidad en el empleo público. «Aquí lo han hecho al revés; otros lugares, como en Catalunya, primero eligen los opositoresy luego, por concurso de méritos», reivindica García.

Esta no es la primera vez que esta educadora infantil aprobaba unas oposiciones, en una ocasión anterior «fui la primera en quedarse sin plaza«.

Leer también:  ¿Es posible cultivar tòfona en Menorca?

Un drama familiar

En su caso, la plaza que le han ofrecido es «provisional» en un centro de Santa Ponçaen Mallorca. «Tengo dos niñas, de 1 y 4 años, no tienen en cuenta la conciliación familiar para nada», critica la afectada. «Están separando familias y no todos podemos irnos a otra isla’, además del esfuerzo económico que requiere. «Pagamos una hipoteca y tendré que pagar un alquiler, con lo mal que está, y los desplazamientos». Además, «si me llevo a la niña pequeña, pierde su plaza en la guardería de Menorca, y su padre tiene que quedarse aquí, porque tiene trabajo fijo y no tiene otra opción», teniendo en cuenta que es por un año. «Por suerte, mi madre está jubilada y podrá venir con la niña mayor algunas temporadas», añade. «Da mucha pena, que con todo lo que cuesta sacar una oposición y con dos niñas pequeñas y el tiempo que les has robado para lograrlo, luego tendrás que irte a otra isla«.

El apunte

Cuatro años «muy duros» de estudio para ser víctima de un «mal sistema»

Y para profundizar en el tema aquí la fuente

Periodista en Gaceta Balear

Martina Rodríguez es periodista española nacida en Mallorca, España, en 1965. Comenzó su carrera trabajando como reportera local para el Diario de Mallorca. En 1993, fue contratada por el periódico nacional El País, donde trabajó como corresponsal en la oficina de Madrid. También ha trabajado como periodista independiente para varias publicaciones, incluyendo El Mundo y The Guardian. En los últimos años, ha sido colaboradora habitual de la revista online Gatopardo.

Leer también:  El sector lácteo de Menorca exige la continuidad de las ayudas del plan Provilac

Rodríguez está considerada como una de las principales periodistas españolas. Ha ganado varios premios por su trabajo, entre ellos el Premio de la Asociación de la Prensa de Madrid (2003) y el Premio Nacional de Periodismo (2007). En 2010 recibió el prestigioso Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Rodríguez también ha participado activamente en la promoción de la libertad de prensa y la libertad de expresión en España. En la actualidad colabora con el diario de las islas baleares: Gaceta Balear.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *