Se prevé que la caída de la recaudación en los municipios de Menorca con la nueva plusvalía supere el 30%

Se prevé que la caída de la recaudación en los municipios de Menorca con la nueva plusvalía supere el 30%

Los municipios de la isla están ultimando los presupuestos para 2022. Este proceso se complica por la polémica con el Impuesto al Aumento del Valor de la Tierra Urbana, más conocido como plusvalía. Según los cálculos realizados por varios consistorios, la reducción de ingresos con el nuevo sistema aprobado por el Ministerio de Hacienda será de alrededor del 30 por ciento. Esto traerá cambios. En el conjunto de Menorca, este 30 por ciento equivale a unos 2 millones de euros menos al año.

Alaior mantiene el juego

El Ayuntamiento de Alaior convocó el lunes el presupuesto completo, que en su momento pospuso debido a la incertidumbre que genera este asunto. El concejal Cristóbal Marqués explica que los ingresos por plusvalías se mantendrán en 450.000 euros como se reflejaba en la primera propuesta. «Teníamos vista y ya pensamos que podría pasar algo así». De hecho, en 2020 este municipio generó derechos de cobro por plusvalías en torno a los 860.000 euros. Sus cálculos, incluida la actividad de los últimos tres años, muestran una disminución del 28,6 por ciento con el nuevo sistema.

Ciutadella, trian

En Ciutadella, el pleno se celebró para el próximo jueves. El concejal José López asegura que hay demasiadas dudas para hacer cálculos con alguna fiabilidad. La previsión presupuestaria para este concepto oscila entre los 700.000 y los 200.000 euros, cuando el objetivo inicial era mantener o levantar algo. «Hacemos un pronóstico prudente». Esto provocará cambios en los costos. No se elimina ninguna acción, pero se corrigen varios juegos.

Mao, de 2,7 a 1,9 millones

Mao es el municipio que más se beneficia de las plusvalías. Pasará de unos 2,7 millones presupuestados en 2021 a 1,9 millones, ya que sus cálculos muestran que perderán un 30 por ciento con este concepto con el nuevo sistema. Tuvo una facturación de 3,3 millones en 2020. La concejala María José Camps anuncia cambios en costes y canales de ingresos para compensar.

Es Castell, 115.000 menos

Coinciden en Es Castell en que el nuevo sistema reduce los ingresos en un 30 por ciento. De 615.000 euros del presupuesto actual bajan en 2022 a 500.000 cuando la estimación con el sistema anterior era de casi 750.000.

St. Louis ha bajado un 25 por ciento

Sant Lluís (donde este impuesto pesó más relativo en 2021 hasta los 990.000 euros) estima que reducirá la partida de plusvalía en un 25 por ciento en 2022. Es Migjorn Gran afirma que se mantendrá a la mitad de su tamaño en 2021.

El resto todavía hace los cálculos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *