Reserva de la Biosfera con una red hídrica insostenible

Reserva de la Biosfera con una red hídrica insostenible

La mala calidad de los acuíferos, que acumulan altos niveles de nitratos, ha contribuido a que la Isla registre un 28 por ciento de fugas en la red hidráulica, lo que es un panorama insostenible en términos de eficiencia del agua potable. El experto en gestión del agua Enrique Cabrera defendió este jueves en una jornada en el Ateneu de Maó las ‘Directrices para la gestión sostenible del agua urbana en Menorca’.

Cada habitante de la isla consume 300 litros al día, según un informe del Observatorio Socioambiental de Menorca (Obsam), que muestra un gasto muy superior, por ejemplo, a la media española de 130 litros por persona y día. , y el de Alemania, que es de 100 litros. Calculando lo que puede comer una ciudad menorquina de unos 10.000 habitantes, sale un consumo de 3.000 metros cúbicos al día. Teniendo en cuenta la cantidad que se pierde en el camino debido a las fugas, la eficiencia de la red urbana es solo del 70 por ciento.

En cuanto al precio, el agua potable de la isla es «extremadamente baja», ya que cuesta un euro el metro cúbico, a diferencia de otros países del norte de Europa, como Berlín, donde cuesta ocho euros, o Copenhague, donde cuesta cuatro.

Cabrera defiende que las regiones donde las administraciones públicas se encargan de gestionar la red hidráulica no inviertan, como es el caso, en medidas «ligeramente populistas» como «zanjas y obras» para mejorar el sistema de conductividad «para no» bloquear a la ciudadanía En cambio, en los países del norte donde pagan más por su agua, y que son gestionados por empresas externas, tienen una red de tuberías bien mantenida y mucho más eficiente.

acuiferos en mal estado

Además, los acuíferos de Menorca, de los que depende el abastecimiento total de agua de la Isla, y las zonas de Ciutadella no cubiertas por la desaladora, se encuentran en un nivel bajo, según un informe de la Dirección General de Recursos Hídricos. del Ministerio de Medio Ambiente y Territorios con datos de 2020. Con el límite sanitario fijado en un máximo de 50 miligramos de nitratos por litro, las dos ciudades más pobladas, Mao y Ciutadella, son las que peor calidad de agua tienen. La solución a este problema, que defiende Cabrera, es que los ciudadanos no tengan que depender del agua embotellada, sino solucionar el problema del origen del suministro.

El profesor Cabrera defiende, por tanto, la profesionalización de la gestión del agua, basada en criterios de eficiencia, al mismo tiempo que cambia el comportamiento de consumo de los ciudadanos a favor del consumo de agua potable por el que deben luchar por su calidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *