Saltar al contenido

¿Qué pasaría en Menorca si falla la central?

A las 3 de la madrugada del domingo un incendio en la central de El Palmar provocó un cero energéticoun apagón total, en la isla canaria de la Gomera, que dos días después todavía mantiene a los usuarios sin acceso al suministro eléctrico. Las imágenes de la llegada a la isla de generadores de emergencia y de los problemas derivados de la falta de luz han hecho despertar entre los menorquines el vivo recuerdo de aquel gran apagón que la Isla sufrió en octubre de 2018 tras el paso del tristemente célebre ‘cap de fibló’. ¿Está Menorca más preparada que La Gomera si deja de funcionar su central térmica?

Todos los expertos consultados por este diario dejan ante todo una cosa clara. El riesgo cero no existe. Todo sistema es susceptible de fallar, como bien saben los menorquines, que se pasaron más de dos días sin luz por un imprevisible fenómeno natural. Dicho esto, existe un factor diferencial clave entre Menorca y La Gomera y entre 2023 y 2018: la interconexión submarina con Mallorca, que, si no evita un apagón masivo en el momento en que se produzca un gran fallo en el sistema, al menos permitiría minimizar sus efectosreduciendo el tiempo de restitución y posibilitando que se siga importando electricidad.

De hecho el cable submarino podría incrementar ostensiblemente el aporte de electricidad en caso de emergencia. Hay que tener en cuenta que actualmente el operador del sistema, Red Eléctrica, opera el enlace submarino a entre 20 megavatios (MW) y 30 MW, cuando su capacidad máxima de transporte es de 100 MW. Esto significa que forzando la máquina durante un corto periodo de tiempo buena parte de la demanda podría quedar cubierta con energía llegada desde la isla vecina, algo que no podía pasar en 2018, cuando Menorca estaba aislada energéticamente del resto de Balears.

Leer también:  La XXI Volta Internacional Cicloturismo vuelve a Menorca con el mayor número

En el hipotético caso de que se produjera un fallo a gran escala en la central de Maó las consecuencias serían muy distintas dependiendo de la época del año. En invierno, cuando la demanda eléctrica apenas alcanza puntas de 65 MW, el simple aumento temporal de transporte de electricidad por el cable podría hacer que los efectos de la avería para la mayoría de la población fueran mínimos. Si la crisis se desatara en plena temporada turística, la situación sería distinta. El cable no daría para satisfacer toda la demanda, que puede alcanzar puntas por encima de los 120 MW. Los expertos apuntan a que sería necesario entonces, en los momentos de más consumo, llevar a cabo deslastres, es decir, desconexiones de puntos de demanda, pero difícilmente se prolongaría una situación de apagón total como la vivida en La Gomera. Grandes consumidores como el Aeropuerto y el Hospital Mateu Orfila cuentan con generadores propios y podrían desconectarse temporalmente para cubrir otras necesidades.

Otro factor que hay que tomar en consideración es la configuración de la central térmica de Maó. Mientras en La Gomera todos los grupos de generación están juntosfacilitando la propagación de un incendio, en Maó existen grupos muy separados. Las turbinas, en las que hoy en día se basa la mayor parte de la producción, están al aire libre, separadas de los viejos motores.

Renovables, baterías y segundo cable, un futuro más seguro para Menorca

El sistema eléctrico menorquín avanza hacia un horizonte con mucha más seguridad de suministro. La inminente puesta en marcha de grandes parques solares, el proyecto de instalación de un sistema de baterías en Es Mercadal y, a más largo plazo, la instalación de un segundo enlace submarino con Mallorca reducirán al mínimo la dependencia de la central térmica de Maórepartirán por la geografía insular los puntos de generación y redoblarán la conexión de la Isla con el resto del sistema balear, sin contar con el imparable avance del autoconsumo, llamado a seguir reduciendo la demanda eléctrica de empresas, hogares e infraestructuras públicas.

Leer también:  Los trámites de adopción dejan en suspenso a 15 familias en Menorca

La puesta en funcionamiento de nuevos parques solares será un factor que marcará un antes y un después. Hay que tener en cuenta que entre los parques que están a la espera de conexión, los que se están construyendo y los que se están tramitando suman una potencia de unos 170 MW, cuando la punta anual de demanda de la Isla no supera los 130 MW. Sólo la puesta en marcha del nuevo Son Salomó y del parque Agrisolar de Es Mercadal -ya construidos y que suman unos 80 MW- permitirá reducir ostensiblemente la dependencia de la central.

Además, el sistema de baterías de 50 MW que se prevé instalar en Es Mercadal en el horizonte 2026 deben permitir más que doblar en condiciones de seguridad la electricidad que llega desde Mallorca. El salto final se dará con la llegada -probablemente ya en la próxima década- del segundo enlace submarino. La central quedará como una nueva instalación para emergencias.

Y para profundizar en el tema aquí la fuente

Periodista en Gaceta Balear

Martina Rodríguez es periodista española nacida en Mallorca, España, en 1965. Comenzó su carrera trabajando como reportera local para el Diario de Mallorca. En 1993, fue contratada por el periódico nacional El País, donde trabajó como corresponsal en la oficina de Madrid. También ha trabajado como periodista independiente para varias publicaciones, incluyendo El Mundo y The Guardian. En los últimos años, ha sido colaboradora habitual de la revista online Gatopardo.

Leer también:  Caos en la conexión Palma-Menorca por la avería de dos aviones desde el domingo

Rodríguez está considerada como una de las principales periodistas españolas. Ha ganado varios premios por su trabajo, entre ellos el Premio de la Asociación de la Prensa de Madrid (2003) y el Premio Nacional de Periodismo (2007). En 2010 recibió el prestigioso Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Rodríguez también ha participado activamente en la promoción de la libertad de prensa y la libertad de expresión en España. En la actualidad colabora con el diario de las islas baleares: Gaceta Balear.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *