Saltar al contenido

Mao concede 17 licencias de obra nueva en Cala Llonga en tres meses

El 18 de diciembre finaliza el plazo en el que el Ayuntamiento de Mao puede conceder licencias de obra nueva en Cala Llonga. A partir de ese día se debe hacer cumplir la prohibición que establece la ley autonómica, si no hay forma de evitarlo, de construir viviendas en este núcleo residencial porque no cuenta con red de alcantarillado activa. Aquí ya se han agotado los supuestos para prorrogar la moratoria.

Para reducir el número de propietarios afectados por esta circunstancia, personal del gobierno ha acelerado la concesión de permisos de obra nueva en esta zona residencial, como ya ha hecho en Binixíquer y Canutells. Cuatro fueron procesados ​​este martes. A partir del pasado 13 de septiembre se despejarán las licencias para construir 17 viviendas en Cala Llonga, 12 de las cuales cuentan con piscina. De estos, 14 serán autorizados luego de conocer los primeros tres recursos del GOB.

Y es que estas licencias están siendo apeladas por el GOB. Los ecologistas entienden que el plazo para su concesión ya ha expirado, ya que la conexión a una planta de tratamiento no está incluida en la última inversión en alcantarillado realizada en urbanización. El Ayuntamiento ya ha rechazado formalmente dos de los tres primeros recursos, que entiende protegidos por excepciones a la ley, con informes internos favorables. La regla no es fácil de interpretar. El GOB no está seguro de los concisos argumentos del Ayuntamiento para defender su posición, por lo que ha presentado seis llamamientos más a tantas licencias de obra nueva en la urbanización de Cala Llonga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.