Saltar al contenido

La UE pide que se hunda la pesca profesional en Menorca

Las peores predicciones se han hecho realidad para los arrastreros baleares, ya que se les exige reducir sus capturas en un 9,5% a partir de 2024. Esta medida, impuesta por la Unión Europea, busca alcanzar el límite máximo establecido por las autoridades comunitarias del 40%, y forma parte del plan plurianual de los recursos pesqueros del Mediterráneo Occidental, aprobado en 2017 y aplicable a partir de 2020.

Esta exigencia afectará directamente a los seis botes de Menorca, que tendrán que reducir su actividad y solo podrán faenar durante 130 días al año, en lugar de los 170 días actuales. Sin duda, esta regulación de la UE condena a la pesca profesional en Menorca a desaparecer, lo que resulta preocupante tanto para los pescadores como para los consumidores locales.

Además de afectar negativamente a la pesca profesional en Menorca, esta medida también tiene consecuencias en el precio y la calidad del pescado. Con la reducción en la actividad pesquera, cada vez se pesca menos y se encarece el precio del pescado local. Esto lleva a que los consumidores opten cada vez más por pescado congelado, que se vende en las grandes superficies, en lugar de consumir productos locales frescos.

Uno de los principales errores de esta regulación de la UE es la falta de consideración por las particularidades y diferencias entre las diferentes regiones del Mediterráneo español. Mientras que en Baleares existen solo 30 arrastreros en una costa de 1.400 kilómetros, en Valencia y Cataluña, que tienen la misma longitud de costa, hay 440 barcos. Esto muestra una clara disparidad y evidencia la miopía de las autoridades de la UE al aplicar los mismos criterios para todo el Mediterráneo español.

Leer también:  Campeón de la NBA, de vacaciones en Menorca

Es necesario que se revisen y adapten las regulaciones pesqueras de la UE para tener en cuenta las particularidades de cada región. Esto permitirá proteger la pesca profesional en Menorca y garantizar la sostenibilidad de los recursos pesqueros en toda la región. Además, es importante promover el consumo de productos locales frescos, ya que esto beneficia tanto a los pescadores como a los consumidores y contribuye al desarrollo económico de la zona.

En conclusión, la exigencia de reducir las capturas para los arrastreros baleares ha generado preocupación en la comunidad pesquera de Menorca. Esta medida, impuesta por la UE, no solo condena a la pesca profesional en la isla, sino que también afecta al precio y la calidad del pescado local. Es necesario que se revisen estas regulaciones y se tengan en cuenta las particularidades de cada región para lograr un equilibrio entre la conservación de los recursos pesqueros y el desarrollo económico de las comunidades costeras.
Y para profundizar en el tema aquí la fuente

Periodista en Gaceta Balear

Martina Rodríguez es periodista española nacida en Mallorca, España, en 1965. Comenzó su carrera trabajando como reportera local para el Diario de Mallorca. En 1993, fue contratada por el periódico nacional El País, donde trabajó como corresponsal en la oficina de Madrid. También ha trabajado como periodista independiente para varias publicaciones, incluyendo El Mundo y The Guardian. En los últimos años, ha sido colaboradora habitual de la revista online Gatopardo.

Leer también:  (Fotos) Un sueño de papel en el Orfeo

Rodríguez está considerada como una de las principales periodistas españolas. Ha ganado varios premios por su trabajo, entre ellos el Premio de la Asociación de la Prensa de Madrid (2003) y el Premio Nacional de Periodismo (2007). En 2010 recibió el prestigioso Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Rodríguez también ha participado activamente en la promoción de la libertad de prensa y la libertad de expresión en España. En la actualidad colabora con el diario de las islas baleares: Gaceta Balear.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *