Saltar al contenido

“La gente está enfadada, se les promete igualdad y lo contrario está a favor”

Jorge Dezcallar (Palma, 1945) cumplirá el próximo jueves 77 años. Desde su experiencia profesional, tras una destacada carrera como diplomático, encarna una cosmovisión útil para estos tiempos de incertidumbre. Y no solo abraza su saber, sino que “Él acepta el mundo”, título de su último libro, palabra que usa conscientemente para no caer en el desastre. El lunes lo presentó en el Ateneu de Maó, tras un encuentro con miembros del Cercle d’Economía, que organizaron su visita a la isla.

Se trata de la saga de los diplomáticos. Sus dos hermanos, Rafael, son actualmente embajador en China. Jorge Dezcallar fue embajador en Marruecos (1997-2001), Vaticano (2004-2006), Estados Unidos (2008-2018) y director del CNI (2001-2004).

¿Cuánto está en riesgo nuestro mundo basado en la democracia y el bienestar?
“Él está en gran peligro. Europa tenía el 25 por ciento de la población mundial en 1900 y hoy tiene el 6 por ciento. Hoy Europa tiene el 20% del PIB mundial y en diez años será el 10. El peso de Europa es cada vez menor. En los últimos años, hay un crecimiento del 0,48 en Europa, mientras que Estados Unidos crece al 1,37 y China al 7,40. Gastamos casi el 50 por ciento del presupuesto en gasto social y será difícil mantener la sociedad del bienestar. A Europa le puede pasar lo mismo que le pasó a Venecia en el siglo XVI cuando dejó de ser el centro de gravedad y se trasladó al Atlántico. Hoy se traslada al Indo-Pacífico, donde ya se encuentra el 62 por ciento del PIB mundial. La solución de Europa es unir más…

Parece que la guerra en Ucrania está empujando a Europa a unirse más.
-Es verdad. Esta crisis nos unió, recibiendo refugiados, dando ayuda de los presupuestos públicos, aceptando siete paquetes de sanciones. El desafío es mantener ese salto. Tener una hoja de ruta.

El canciller alemán Olaf Scholz visitará China próximamente. Existe una gran controversia en su propio país sobre la probable compra del 33 por ciento del puerto de Hamburgo por parte de China. ¿Es un error? ¿Debe Europa defenderse del progreso económico de China?
-Por cierto. Hay que cambiar la legislación sobre competencia. Necesitamos crear grandes campeones nacionales que puedan competir. En China están ayudando a la inteligencia artificial con 300.000 millones de dólares. Bloquear la fusión de grandes empresas en Europa es un error. La deja fuera del juego. Por supuesto que tenemos que ser ingenuos con China.

Leer también:  Volcán en La Palma Esta será la reconstrucción

¿La guerra en Ucrania, sea cual sea el resultado, nos devuelve a un mundo bipolar más incierto?
No veo una victoria militar para nadie. La solución negociada no es fácil pero es la única solución posible. Si Estados Unidos y China quieren hablar de armas, tendrán que hacerlo con Rusia, que tiene el mayor arsenal de armas atómicas. En cuanto a la economía, no pueden excluir a Europa. Aunque es claro que la guerra producirá ganadores y perdedores, entre estos últimos, Rusia y Europa, y entre los ganadores, China, que compra gas a Rusia con un 30 por ciento de descuento, y Estados Unidos, que vende armas y gas. En otras palabras, saldremos de la guerra con Rusia más dependiente de China y Europa más dependiente de Estados Unidos.

¿Es posible llegar a un acuerdo con Putin en el poder?
—Introduciría un problema moral, producto del atentado. Creo que Putin tiene que pasar una temporada larga frente al muro.

¿España debería invertir más en armamento?
-Por supuesto. Para los españoles, nuestra vida ha mejorado en Europa, pero eso no viene gratis. Si tenemos fondos de Next Generation, para covid, para integración, también debemos serlo para seguridad. No podemos ir gorra.

Trump era amigo de Putin…
Trump es impredecible. Si regresa es imposible saber si será amigo o enemigo de todos.

¿Corre Trump el riesgo de un regreso?
Peligro inmenso. Y es un riesgo muy serio para Europa, ya que durante la administración Trump se dio cuenta de que necesitaba una autonomía estratégica, cuando el presidente de Estados Unidos cuestionó la continuidad de la OTAN o cuando apoyó el Brexit. Ahora en Europa no se habla tanto de independencia estratégica de Estados Unidos y de independencia energética de Rusia.

Leer también:  Ángeles fue a buscar su amor de Ciutadella a 'First Dates'

Trump representa un cambio en Europa. El acceso de la derecha al poder. ¿Cómo lo analizas?
—Yo creo que cuando la extrema derecha alcance las responsabilidades de gobierno, moderará su discurso. No se debe ignorar que su ascenso, como el de la extrema izquierda, es el resultado de la insatisfacción de la gente con un sistema político que predica la igualdad y un sistema económico que favorece la desigualdad. Hay una contradicción. La productividad ha aumentado un 25 por ciento desde 1990 y los salarios un 11 por ciento. La gente está incómoda y enfadada. Es una clara muestra de la incertidumbre que nos rodea. Las estructuras que construimos después de 1945 se están derrumbando.

Y los grandes juegos están cayendo.
—Porque se comprometieron a protegerse a sí mismos y no a los intereses de los ciudadanos. La partitocracia está destruyendo la democracia.

Como ahora en el Reino Unido. ¿Recortaron también su premio político?
—El otro día vi un chiste que decía que Carlos III va de camino a encontrarse con más presidentes que su madre. Creo que han cometido un error muy grave al separarse de Europa. El Reino Unido es una cosa romántica. Incluso Estados Unidos continúa más la «relación especial» con Alemania. Sola y en medio del Atlántico hace mucho frío.

¿En qué líderes confiaría para dirigir el barco durante la tormenta?
“No veo a nadie en este momento. Me gustaba Draghi, pero en Italia lo cambiaron por Meloni.

Fuiste embajador en Marruecos. ¿Se equivocó España al apoyar la independencia del Sáhara y no el referéndum?
“No entiendo un cambio que nadie ha explicado. Salimos mal del Sáhara pero en ese momento tenían la información para cobijarnos bajo el paraguas de la ONU. Estoy de acuerdo en que el referéndum es imposible. Si España cree que la idea de la independencia es buena, debería negociar una propuesta con el Polisario. Pero ponerse del lado de Marruecos nos sitúa en medio del conflicto de hegemonía entre Argelia y Marruecos. Además, si alguien sueña que Marruecos va a ceder Ceuta y Melilla, tiene que investigar. Eso nunca sucederá.

Leer también:  Elecciones 2023 | El Gobierno da un anticipo de 700.000 euros a los partidos para pagar la campaña electoral

Eres amigo del Rey Emérito Juan Carlos. ¿Cómo ves tu situación?
Tuve y sigo teniendo una gran relación con él. Me entristece ver el caso de alguien que protagonizó una de las mejores épocas de la historia de España. Ojalá viva muchos años y ojalá muera en nuestro país, que lo ha hecho.

Y para profundizar en el tema aquí la
fuente

Periodista en Gaceta Balear

Martina Rodríguez es periodista española nacida en Mallorca, España, en 1965. Comenzó su carrera trabajando como reportera local para el Diario de Mallorca. En 1993, fue contratada por el periódico nacional El País, donde trabajó como corresponsal en la oficina de Madrid. También ha trabajado como periodista independiente para varias publicaciones, incluyendo El Mundo y The Guardian. En los últimos años, ha sido colaboradora habitual de la revista online Gatopardo.

Rodríguez está considerada como una de las principales periodistas españolas. Ha ganado varios premios por su trabajo, entre ellos el Premio de la Asociación de la Prensa de Madrid (2003) y el Premio Nacional de Periodismo (2007). En 2010 recibió el prestigioso Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Rodríguez también ha participado activamente en la promoción de la libertad de prensa y la libertad de expresión en España. En la actualidad colabora con el diario de las islas baleares: Gaceta Balear.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *