Saltar al contenido

La falta de vuelos complica el otoño para los hoteles del interior y el campo de Menorca

En oferta ajustada para volar a Menorca después de los meses de verano es muy preocupante a la mayoría de los hoteles de interior, zonas rurales y granjas de vacaciones de la isla consultados por este periódico. Temen, en particular, que la pérdida de conexiones directas con Londres y París afecte a los índices de ocupación. durante la temporada baja, ya que son los mercados británico y francés, junto con los turistas nacionales, los que han garantizado hasta ahora la ocupación hotelera en otoño e invierno en establecimientos que permanecen cerrados durante más tiempo o abiertos todo el año.

«Es un muy molesto porque el invierno en Menorca es complicado y tener aunque sea cuatro habitaciones ocupadas por ingleses, franceses o españoles siempre es bueno», dice Bep Sastre, propietario del hotel boutique Can Sastre, situado en el centro de Ciutadella, quien advierte que «si no ponemos las cosas fáciles, la gente no vendrá porque suele optar por rutas fáciles». Lo mismo opina Anja Sánchez-Rodrigo, directora general y fundadora del hotel boutique Ses Bruixes, en Maó, quien explica que «esto nos afecta mucho porque, sobre todo en la temporada de invierno, somos el típico hotel de fin de semana».

El hecho de que no haya vuelos ni rutas directas obliga a los viajeros a hacer escalas y complica las estancias cortas. Esto significa que los establecimientos no sólo pierden a este tipo de clientes que se escapan un fin de semana, sino también a los que viajan a la isla por razones logísticas. «En los últimos años hemos acogido a huéspedes extranjeros que han comprado una casa aquí y vienen de vez en cuando para hacer reformas. Si no encuentran vuelos, nosotros también los perdemos», dice Anja Sánchez-Rodrigo, de Jardí de ses Bruixes.

Leer también:  su vestido de comentarista en 'El Hormiguero'

Con estas condiciones, el calendario de reservas de los establecimientos dependerá de los avances o retrocesos en la oferta de vuelos, subraya Christian Balle, director del hotel boutique Cristine Bedfor de Maó. Hasta finales de septiembre, está garantizada la ocupación de la mayoría de ellos. Jaume de Febrer, propietario y director del hotel rural y restaurante Alcaufar Vell, está satisfecho con las reservas para el resto del mes y para octubre. En el hotel rural Ses Talaies, cerca de Ciutadella, también están satisfechos, tanto que han aplazado el cierre hasta finales de octubre. Para el resto, hay una incógnita.

Contenido

Reservas de última hora para una semana

Hasta finales de septiembre, los hoteles de interior, los establecimientos rurales y los agroturismos tienen reservas garantizadas. Algunos incluso hasta octubre. Otros, sin embargo, siguen teniendo reservas vacías, pero no están demasiado preocupados porque han notado que el consumo ha cambiado. Los clientes se apresuran en el último momento y reservan de un día para otro. para estancias largas, a veces de hasta una semana. «Hacemos un esfuerzo titánico» para tenerlo todo listo en poco tiempo, reconoce Anja Sánchez-Rodrigo, de Ses Bruixes.

La nota

Una amplia gama de opciones con precios que oscilan entre 523 y 160 euros.

Las llaves
  1. Menorca pierde las conexiones invernales con Londres y París

  2. Los hoteleros temen que la oferta de vuelos afecte a los índices de ocupación

  3. Los perfiles de los turistas son cada vez más diversos y proceden de todo el mundo.

Y para profundizar en el tema aquí la fuente

Leer también:  Hestia Menorca, tiempo de desempate
Periodista en Gaceta Balear

Martina Rodríguez es periodista española nacida en Mallorca, España, en 1965. Comenzó su carrera trabajando como reportera local para el Diario de Mallorca. En 1993, fue contratada por el periódico nacional El País, donde trabajó como corresponsal en la oficina de Madrid. También ha trabajado como periodista independiente para varias publicaciones, incluyendo El Mundo y The Guardian. En los últimos años, ha sido colaboradora habitual de la revista online Gatopardo.

Rodríguez está considerada como una de las principales periodistas españolas. Ha ganado varios premios por su trabajo, entre ellos el Premio de la Asociación de la Prensa de Madrid (2003) y el Premio Nacional de Periodismo (2007). En 2010 recibió el prestigioso Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Rodríguez también ha participado activamente en la promoción de la libertad de prensa y la libertad de expresión en España. En la actualidad colabora con el diario de las islas baleares: Gaceta Balear.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *