Saltar al contenido

Hestia inaugura el nuevo ciclo de Menorca en LEB Oro

Ha llegado el gran día. La Hestia Menorca juega esta noche el primer partido de su corta historia en la LEB Oro.El partido significará también el regreso de la isla a la segunda categoría del país tras más de una década de ausencia.

El Melilla Ciudad Baloncesto será el idéntico rival contra el que el viejo proyecto jugó su último partido en Bintaufa, en mayo de 2012, pocas fechas antes de sellar su final por motivos económicos, por los que el destino, en este sentido, tuvo un guiño de nostalgia.

Sin embargo, hay un abismo de distancia entre el presente y aquel ancestral enfrentamiento a pesar de haber transcurrido poco más de una década, desde entonces menorquines y norteafricanos se han disputado una plaza en la ACB, mientras que en el presente, Menorca cuenta con un proyecto que debuta en la liga y Melilla, a pesar de ser un club decano en la categoría, acaba de salvar su plaza en los despachos, tras el descenso deportivo sufrido al finalizar el curso 2023.

Así pues, la incertidumbre que rodea al inicio de un curso se multiplica exponencialmente. dependiendo de la realidad de ambos equipos. Para el Hestia Menorca, el partido no sólo marca el inicio de la temporada y el comienzo de un nuevo y más desafiante escenario competitivo, sino también la presentación del proyecto a sus aficionados, que por otra parte se han acostumbrado al éxito gracias a victorias y temporadas notables.

El La cuestión es entonces cómo responderá la parroquia isleña.La cuestión no es esta noche, por supuesto, sino en el futuro, en caso de que el equipo comience la temporada con un balance negativo y una serie de derrotas, lo que no sería en absoluto ilógico, dada la naturaleza del proyecto, así como la inexperiencia en la categoría. Otra incógnita que planea sobre las gradas es el número de aficionados que Menorca será capaz de convocar para su debut en LEB Oro. El ambiente mágico que se generó en la noche del ascenso a la misma, el pasado 20 de mayo, es un precedente de lo más evocador, que difícilmente se repetirá a corto plazo, pero que al menos sirve de referencia para tener en cuenta que esta noche el Pavelló entrará en combustión para contextualizar una jornada histórica con sus mejores galas.

Leer también:  Menorca se enfrenta a un jueves de lluvias, tormentas y fuertes vientos

Desde el punto de vista deportivo, Hestia Menorca ha vivido toda la semana con la la incertidumbre de si podrían contar o no con Álex Tamayo para el debut liguero. El ex escolta del Estudiantes y uno de los héroes del equipo menorquín que logró el ascenso hace cuatro meses y medio, sufre una lesión en los isquiotibiales, que se inició en el último amistoso de pretemporada del Hestia Menorca contra el Palmer Mallorca Basket y que no ha remitido en las últimas horas.

Javi Zamora, en su discurso previo al partido, advirtió que no forzaría a ningún jugador. tan importante como Tamayo en esta fase inicial del partido y que su participación en el encuentro no se decidirá hasta momentos antes del partido. En cuanto al resto del equipo, en principio todos están preparados para jugar y así contribuir a que el partido de esta noche sea el que marque el primer éxito del Hestia Menorca en la LEB Oro.

Para lograr su objetivo, el equipo menorquín, además de pragmatizar al máximo sus armas (defensa, transición, tiro exterior, convicción y factor cancha), es consciente de la necesidad de poder contener, o en la medida de lo posible mitigar, la capacidad anotadora del equipo melillense, un bloque que ofensivamente funciona a rachas y al que también le gusta promover un juego desenfrenado, a velocidad y a campo abierto.

Al aspecto técnico se suma el elemento emocional, ya que la ilusión y la ambición por entrar en la competición se ha extendido por Bintaufa y alrededores, multiplicándose si cabe en los últimos días, en lo que sería la combinación perfecta para que Menorca y toda la isla proclamen esta tarde la primera victoria de su regreso a LEB Oro.

Leer también:  El mayor incendio de todos los tiempos en Europa quema una superficie mayor a la de toda Menorca

Y para profundizar en el tema aquí la fuente

Periodista en Gaceta Balear

Martina Rodríguez es periodista española nacida en Mallorca, España, en 1965. Comenzó su carrera trabajando como reportera local para el Diario de Mallorca. En 1993, fue contratada por el periódico nacional El País, donde trabajó como corresponsal en la oficina de Madrid. También ha trabajado como periodista independiente para varias publicaciones, incluyendo El Mundo y The Guardian. En los últimos años, ha sido colaboradora habitual de la revista online Gatopardo.

Rodríguez está considerada como una de las principales periodistas españolas. Ha ganado varios premios por su trabajo, entre ellos el Premio de la Asociación de la Prensa de Madrid (2003) y el Premio Nacional de Periodismo (2007). En 2010 recibió el prestigioso Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Rodríguez también ha participado activamente en la promoción de la libertad de prensa y la libertad de expresión en España. En la actualidad colabora con el diario de las islas baleares: Gaceta Balear.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *