Saltar al contenido

“Hay que dar valor a lo que se hace aquí; el vino de menorca tiene mucha personalidad”

Vino hace diez años de vacaciones, junto a su pareja. Y jamás imaginó que acabaría montando un restaurante, aportando su vida en la Isla y convirtiéndose en uno de los rostros más conocidos de la gastronomía de Menorca. Porque la sumiller Sara Sanchis (Barcelona, ​​1984) es ahora mismo un icono en el mundo de los caldos: “Todos los momentos tienen su vino”, explica.

Después de un buen puñado de años trabajando entre salas de diversos restaurantes, hubo que abrir el proyecto del Bar A Vins, pero la pandemia que azotó a Menorca y al mundo de la restauración le obligó a cambiar el paso. Ahora, como Lanza libre, asesores, estudio, programa eventos y cartas preparatorias: “Busco vinos que representen bien el lugar para el que trabajo”.

Dice Sanchís que Menorca es un lugar idílico para este mundo. “Where is the parecieron fascinantes fascinantes los paisajes para el vino que tiene la Isla. El mimo con el que se cuida, las diferencias entre las bodegas, los diferentes matices que tiene el vino. Tenemos que darle valor a lo que se hace aquí, cuidarlo y respetarlo. Son vinos con mucha personalidad mu muy gastronómicos”.

Sara Sanchis.

Habla desde la humildad, la que se perdió, asegura, en un momento en el que el cliente vio al sumiller como una figura lejana: “Perdimos el contacto con ellos al hablar con tanto tecnicismo. Hay dos tips de cliente: el que no entra y no tiene idea; a ese debe darle seguridad y aconsejarle. Y otros con mucha preparación, con las ideas muy claras y un gran conocimiento. El sumiller tiene que ofrecer su experiencia desde la humildad. El vino no tiene porqué gustarte a ti. Hay que interpretar la situación que tiene cada cliente”.

Yo creo que hay buenos vinos para todos los momentos. No es lo mismo tomarte un vino cenando, que a las 7 de la tarde después de haber comido a las 2; debes conocer tu paladar

Pero, ¿hay vinos buenos y malos? ¿O depende de cada paladar? “Yo creo que hay buenos vinos para todos los momentos. No es lo mismo tomarte un vino cenando, que a las 7 de la tarde después de haber comido a las 2. Debes conocer tu paladar, porque el mundo del vino es infinito”.

Sara Sanchis participó en Madrid Fusión junto a la Fundación Foment del Turisme de Menorca en un matrimonio para una comida con periodistas. Guarda un buen recuerdo de una cita en la que “me arriesgué con cosas diferentes. Quise enseñar de lo que somos capaces de llegar a Menorca. También fue un placer ver preparar platos tan espectaculares en una cocina que no es la tuya”.

La sumiller de Barcelona residente en la Isla cierra los ojos y se ve “Tomando una copa de vino en un atardecer en Cavalleria. Sintiendo la brisa y con el contacto del sol en la piel. Is lo que hago con mi pareja siempre que puedo”. Este es el plan perfecto para ellos. reivindica el vino de Menorca: “Está a la altura de los grandes vinos. Tenemos que creernos lo que hacemos y darle mucho valor”. Palabra de Sara Sanchis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.