Saltar al contenido

Gervasio Sánchez, en Menorca: «La guerra sigue siendo un puto negocio».

En una entrevista con EFE, el fotoperiodista Gervasio Sánchez, de visita en Menorca invitado por la Red de Bibliotecas Públicas de la isla y el Archivo de la Imagen y el Sonido, considera que los conflictos de Ucrania y Palestina son la prueba de una constante histórica: «La guerra sigue siendo un puto negocio».

(Pregunta) – Además de tu intervención en la Red de Bibliotecas sobre tu obra «Vidas minadas», querías hablar a los estudiantes. ¿Por qué?

(Respuesta) – A veces hay mucho cinismo hacia los jóvenes. Dicen que no se deben mostrar o decir ciertas cosas porque aún son adolescentes, pero la realidad es que una persona que hoy en día cursa ESO o Bachillerato ya tiene una larga trayectoria de consumo muy variada a sus espaldas, sobre todo con todo lo que ofrece internet y las redes sociales. Hay que empezar a llamar a las cosas por su nombre y la guerra y la violencia forman parte de este mundo.

Dar un nombre y una imagen al horror forma parte de mi trabajo y por eso no quise dejar pasar la oportunidad que me brindó Joana Garau, del Archivo, y propuse invitar no sólo a bibliotecas, sino también a algunos institutos.

Creo que en este país todos los partidos políticos, desde la transición hasta hoy, han fracasado en el campo de la educación. Es esencial hablar con transparencia y honestidad. Siempre llevo el discurso al terreno de la guerra civil para intentar que comprendan el horror y las cicatrices que deja, pero por supuesto es difícil.

Todo vendido para escuchar al fotoperiodista.

(P) – ¿Qué opinas de la situación en Ucrania y Oriente Medio?

(R) – La guerra sigue siendo un puto negocio. El 7 de octubre deploramos y condenamos los atentados de Hamás y el 8 las acciones de las principales empresas armamentísticas del mundo subieron en bolsa. Con Ucrania, lo mismo: Europa se deshace de su arsenal obsoleto vendiéndolo a precio de ganga. La gran UE, que es un gigante financiero y un enano diplomático, tiene a su ala derecha promoviendo el rearme y la guerra y a parte de la izquierda aplaudiendo a Putin y las medallas de sus generales.

Leer también:  El paisaje de Menorca se muestra en la Fira del Camp

Lo que ocurre en Oriente Medio es conocido por toda la comunidad internacional desde hace 70 años. Israel vive afirmando que cualquiera que cuestione su derecho a matar palestinos es «antisemita». Por favor, los palestinos son un pueblo derivado de los filisteos, que son semitas, llamemos a las cosas por su nombre por una vez.

Durante la primera Intifada, mil personas murieron a manos del Estado de Israel, la mitad o más de ellas eran niños. No existían Hamás, Hezbolá ni nada parecido, y la comunidad internacional no movió un dedo. La impunidad de Israel es la misma impunidad que les lleva a pedir la dimisión del Secretario General de la ONU por criticar el asedio a Gaza, el castigo colectivo y el corte de suministros. ¿Quién demonios se creen que son?

(P) – ¿Existe un proceso de espectacularización de la guerra y cuál es el papel de los medios de comunicación?

(R) – Cuando tuve que cubrir la desintegración de la antigua Yugoslavia, pasé muchas semanas en el asedio de Sarajevo, una experiencia brutal que duró cuatro años y causó miles de muertos. Poco después tuve que cubrir el conflicto de Sierra Leona, donde me enfrenté a un asedio mucho peor que el de Sarajevo, en el que la gente se veía obligada a comer animales, perros, gatos, ratas, mascotas, para sobrevivir. ¿Crees que esto ocupó un minuto de televisión o fue portada de los medios de comunicación internacionales? Por supuesto que no.

(P) – Hablemos del mito de la objetividad en el periodismo.

(R) – La idea y el discurso de la objetividad deberían envolverse en papel y tirarse a la basura. También es necesario distinguir entre información y comunicación. Una cosa es ser responsable de un espacio corporativo en el que hay que transmitir los valores y la imagen del lugar donde se trabaja, y otra muy distinta ser periodista, que tiene que ahondar en las complejidades y contradicciones del poder para exponerlas y ponerlas de relieve.

Leer también:  (Foto) Campeonato Juvenil de Piragüismo de Menorca

The post Gervasio Sánchez, en Menorca: «La guerra sigue siendo un puto negocio» appeared first on menorca al dia.

Y para profundizar en el tema aquí la fuente

Periodista en Gaceta Balear

Martina Rodríguez es periodista española nacida en Mallorca, España, en 1965. Comenzó su carrera trabajando como reportera local para el Diario de Mallorca. En 1993, fue contratada por el periódico nacional El País, donde trabajó como corresponsal en la oficina de Madrid. También ha trabajado como periodista independiente para varias publicaciones, incluyendo El Mundo y The Guardian. En los últimos años, ha sido colaboradora habitual de la revista online Gatopardo.

Rodríguez está considerada como una de las principales periodistas españolas. Ha ganado varios premios por su trabajo, entre ellos el Premio de la Asociación de la Prensa de Madrid (2003) y el Premio Nacional de Periodismo (2007). En 2010 recibió el prestigioso Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Rodríguez también ha participado activamente en la promoción de la libertad de prensa y la libertad de expresión en España. En la actualidad colabora con el diario de las islas baleares: Gaceta Balear.

Leer también:  Twitter plantea los problemas de los vuelos en Menorca por la niebla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *