Experiencia médica solidaria en Senegal

Experiencia médica solidaria en Senegal

Durante dos semanas tres médicos de Atención Primaria de Menorca decidirán colgar sus batas en la Unidad Básica de Es Castell, y vivir una experiencia solidaria en Senegal, en una ruta desde Dakar hasta la región de Casamance, al suroeste del país, donde han pasado cónsul consado a centenares de senegaleses en varios pueblos, tantos como han podido y donde les ha sido posible hacerlo.

Remedios Díaz, que repetía en este tipo de pensiones sin ánimo de lucro, Íñigo Segarra, que también trabaja en Urgencias del Hospital Mateu Orfila, y José Franco, residente y médico de familia también en Alaior, concluyeron el enbado cos entata of Africa. Ese es uno de los destinos de la ONG, Acción Solidaria, evolución de la denominada Dentistas sobre ruedas creada en 2004, que se muestra visible en emergencia también en Perú y Santo Domingo, entre otras.

Superando la barrera cultural y lingüística con mucha voluntad y escaso apoyo, los galenos de Menorca tienen claro que «esta era una buena forma de ayudar a las comunidades necesitadas ya su vez aprender a trabajar con pocos recursos». Así realicé su trabajo con el apoyo de una mutua sanitaria que les proporcionó traductores «o nos ayudaron a encontrarlos entre los pacientes para poder entender el woloff, idioma local, francés o español, según donde estábamos».

En cuanto al espacio utilizado por los tres médicos para trabajar, «normalmente pasábamos las consultas en escuelas, que suspendían las clases esos días para que pudiéramos atender a la población». El instrumental utilizado «ha sido el básico para atención primaria, y la medicación era la donada por hospitales españoles».

Cuando el paciente requería una prueba más específica, «lo remitíamos al hospital pero al tener que recorrer una distancia larga y tener que pagarse ellos las pruebas que les solicitamos, siempre nos quedará la duda sobre si lo harían o no». Principalmente atendieron problemas gastrointestinales, infecciones y problemas osteomusculares.

Íñigo, Remedios y José se han alojado durante su estancia en campamentos de estilo tradicional, «normalmente consistían en estancias circulares con un patio central descubierto rodeado de habitaciones en las que dormíamos entre 3 y 5 colaboradores».

La jornada arrancaba a las 7 de la mañana. Tras el desayuno, reunión de trabajo y desplazamiento en autobús al lugar donde pasaban consulta hasta las 16 horas. «Después descansábamos cuando podíamos, reconocíamos el equipo médico y nos poníamos en ruta hacia el siguiente pueblo para comenzar al día siguiente».

De entrada, señalan que les llamó la atención «el nulo control de patologías crónicas», como hipertensión arterial o diabetes, además de «la ausencia de una atención primaria en el país, el difícil acceso a medicamentos y la falta de prevención primaria», explican José, Íñigo y Remedios.

Senegal, campeón de África

Como anécdota durante su estancia relatan que vivieron el pase de Senegal a la final de la Copa África de fútbol, ​​por primera vez en la historia del país, el 7 de febrero, «y la ganaron, por lo que el presidente de la nación decretó que al día siguiente fuera festivo nacional».

La experiencia en el suroeste senegalés, en línea genealógica, ha sido «mucho enriquecedora a nivel personal y laboral». Por este motivo, Íñigo y José, que se estrenaron, afirman que «seguramente seguiremos participando en estas iniciativas. Nos atrae médicos sin que ofrezca estancias prolongadas con un seguimiento más continuo al paciente».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.