Saltar al contenido

El regreso especial de Antònia Font a Menorca

A espectáculo de luz y color inundó el parque de Freginalque el sábado se convirtió en el hogar de la mallorquina Antònia Font y todo su grupo de fans en Menorca.

Los amantes de su música pudieron asistir a la actuación durante dos horas de un concierto inolvidableque formaba parte del programa de actividades de las Festes de la Mare de Déu de Gràcia y de la celebración del 15 aniversario de Es Claustre.

Directamente en la gra

Damunt les 18 hores del capvespre, el parc des Freginal obria les portes al públic, de manera que la banda local Ses Bísties de Mongofre Podría empezar a quemar motores justo antes de su concierto, a las 19.00 h. En él mostrará su folclore menorquín, ritmos latinoamericanos y electrónicos.

Una hora y media más tarde llegó el regreso del también de Menorca VerlaatEntretuvieron al público con un poco de rumba menorquina hasta que llegó el plato fuerte de la noche: Antònia Font.

A medida que pasaba el tiempo 22 hores, el momento en que se escucha la voz de Pau Debon. acompañada por los instrumentos de los demás miembros de la banda, algunas personas aprovecharon para entrar por las puertas principales. Y todos los que vinieron de otras partes de la isla tuvieron dificultades para encontrar aparcamiento en Maó.

Tanmateix, això no va ser impediment per gaudir d’una nit molt especial. En su visita de regreso al público menorquínque era muy heterogéneo, con multitud de familias con niños pequeños, grupos de amigos y parejas de prácticamente todas las edades, Antònia Font dio el pistoletazo de salida a las celebraciones con ‘Un minuto estroboscòpica‘, la canción que da nombre a su último trabajo, publicado como álbum en marzo del año pasado, ante un escenario lleno de antenas parabólicas.

Leer también:  Premio Meninas 2022 de canciones contra la violencia de género con Sa Graduada

La relación entre el público y la banda fue madurando de forma muy natural a medida que avanzaba el concierto. En primer lugar, como en todo retrobamento, la sensación inicial de euforia se calmó con una conversación en la que Antònia Font contó al público todas las cosas que habían pasado desde que se conocieron. Ejemplos de ello fueron canciones como «Me sobran paraules» o «Darrera una revista», que abrió el concierto.

Imagen de WhatsApp 2023-09-03 a las 11.59.24.jpg

Una vegada superada a estas alturas, la intensidad y pasividad de los espectadores no puede dejar de notarse en este momento. Inmediatamente después del momento más potente y elevado de la actuación, la guitarra de Joan Miquel Oliver, la batería de Pere Manel Debon, el teclado de Jaume Manresa y el bajo de Joan Roca dieron paso a la voz de Pau Debon. El cantante inició un momento a capella, que dio paso a una impresionante transición.

A partir de este momento, cuando ya había transcurrido una hora de concierto, el público se acercó aún más. Así, la primera hora del concierto transcurrió en un estado de gran alegría.
La alegría que emanaba de los miembros de Antònia Font contagió definitivamente al público. Pero justo cuando la fiesta estaba en su punto álgido, la música se detuvo. Antònia Font amenazaban con abandonar el escenario y dar por finalizado el concierto, pero los gritos de aclamación y las continuas muestras de estima que recibieron del público les incitaron a continuar por otro escenario.
Por tanto, Antònia Font tuvo que reservarse sus grandes éxitos, como «Alegría» o «Wa Yeah!».para la última parte del concierto.

Leer también:  Medio Ambiente levanta 48 multas por fondear sobre posidonia este verano en Menorca

A pesar de estas canciones, la velada no podía terminar sin una de las canciones más populares del grupo. ‘Viure sense tu’ puso el broche de oro a una velada más que memorable. El pop mediterráneo de Antònia Fontcon toques de realismo mágico incrustados en letras evocadoras, recordó a los menorquines por qué había tantas ganas de volver a escuchar la música del grupo de la isla de Menorca.

Sin embargo, había quien quería más. Plenamente conscientes de ello, los organizadores del Claustro ya habían preparado un DJ set a cargo de Julián Saldarriaga, guitarrista del grupo indie Love of Lesbian.

Y para profundizar en el tema aquí la fuente

70e393287b98a8b17749e9231c48c891
Periodista en Gaceta Balear

Martina Rodríguez es periodista española nacida en Mallorca, España, en 1965. Comenzó su carrera trabajando como reportera local para el Diario de Mallorca. En 1993, fue contratada por el periódico nacional El País, donde trabajó como corresponsal en la oficina de Madrid. También ha trabajado como periodista independiente para varias publicaciones, incluyendo El Mundo y The Guardian. En los últimos años, ha sido colaboradora habitual de la revista online Gatopardo.

Rodríguez está considerada como una de las principales periodistas españolas. Ha ganado varios premios por su trabajo, entre ellos el Premio de la Asociación de la Prensa de Madrid (2003) y el Premio Nacional de Periodismo (2007). En 2010 recibió el prestigioso Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Rodríguez también ha participado activamente en la promoción de la libertad de prensa y la libertad de expresión en España. En la actualidad colabora con el diario de las islas baleares: Gaceta Balear.

Leer también:  El gobierno buscó inversores para la construcción de parques eólicos marinos en Menorca fuera del Consell de Menorca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *