Saltar al contenido

‘El progreso de Menorca debe avanzar hacia la sostenibilidad’.

El poeta y escritor Pere Gomila Bassa (Alaior, 1954) será el orador principal del acto institucional de Sant Antoni que se celebrará el martes en la sede del Ayuntamiento de Maó. Bajo el título «La reserva de biosfera, exemple i model», el autor de poemas como «Regió afòtica» o «Cristalls» destacará la importancia de la declaración de la isla como reserva y el vínculo implícito entre territorio y progreso.

Se le ha pedido que hable sobre la reserva de la biosfera y creo que lo hará desde un punto de vista personal.
-No puedo hacerlo desde un punto de vista científico, pero he pensado que la declaración de la reserva de la biosfera nos concierne a todos y a todas las actividades humanas en Menorca. Por tanto, desde cualquier punto de vista, incluso el de un simple ciudadano, tenemos cosas que decir.

¿Cómo vas a abordarlo?
-Será más sobre la filosofía de una reserva, los componentes éticos, el bienestar, la ecología. Lo he llamado así porque vivimos en un mundo con graves problemas. Quizá el problema más grave sea el cambio climático, que afecta a todo el planeta y exige un esfuerzo de todos los países, especialmente de los más ricos y desarrollados. En cuanto a las otras reservas, como hay ciento treinta países que las tienen, Menorca, aunque sea un territorio pequeño y limitado, puede servir de ejemplo y mirador para que el resto del mundo se fije en las posibilidades de vivir de forma sostenible.

¿Somos un ejemplo a seguir?
-Cuando hablo del ejemplo y modelo de Menorca, me refiero a lo que representa la biosfera. Evidentemente, hay cosas en Menorca que hay que mejorar y desarrollar. No estamos en un momento ideal, en términos de sostenibilidad tenemos problemas como el agua, los acuíferos, el uso del agua y no malgastarla. Ni siquiera hemos considerado la cuestión de la energía, cuando existe el reto de garantizar que el 85% proceda de fuentes renovables. Son cuestiones que hay que desarrollar, pero ya es muy importante que todos los proyectos estén en marcha, que haya una ley que esperamos que se apruebe y que sirva para desarrollarlo.

Leer también:  (Video) Niebla cubre el norte de la isla

Han pasado 30 años desde aquella declaración, que se logró con gran consenso.
-Es triste que el consenso logrado hace treinta o cuarenta años sea casi imposible de alcanzar hoy. Es verdaderamente lamentable. La reserva de la biosfera no puede verse desde un punto de vista partidista, concierne a todos y debe haber consenso para conseguir todo lo que queda por hacer para llegar a ser verdaderamente sostenible en todo.

Hi hi tiene sectores titulando la reserva com un fre el progrés. Ho veu així?
-La reserva de la biosfera no frena el progreso. Pero tenemos que entender qué entendemos por progreso: ¿es crecimiento ilimitado? Esto no es progreso, es despilfarrar los recursos que tenemos y destruir Menorca. No podemos crecer de forma ilimitada, tenemos que liberarnos, somos un territorio pequeño y tiene que haber una ética del bienestar, que es solidaridad, para que sea compartida por todos los estratos sociales, y también solidaridad con las generaciones futuras. Me parece absurdo decir que la reserva frena el progreso, es todo lo contrario. Todo lo que despilfarra recursos sin límites puede ser una ganga a corto plazo, pero a largo plazo es una ruina.

¿Crees que la declaración como reserva de la biosfera ha favorecido la degradación de la isla, en comparación con Mallorca o Eivissa?
-Estoy convencido de que si no hubiera existido la reserva de la biosfera no tendríamos la Menorca de hoy. Tendríamos un modelo diferente, mucho más masificado, ciertamente más al estilo de ciertas zonas de Mallorca y Eivissa. La reserva ha contribuido a mantener una Menorca diferenciada y más sostenible.

¿Cómo ves el modelo turístico actual?
-No podemos olvidar que la pandemia y la última crisis han provocado algunos cambios en el turismo que viene a Menorca, con más masificación de carreteras y servicios. Es un tema complejo, pero creo que se trata de fijar objetivos y ser creativo, para resolver los problemas que surjan. Pero no es que yo lo entienda, hay gente más experimentada que puede aportar nuevas ideas, nuevas rutas.

Leer también:  Buceo de alta calidad desde el hotel Sol Beach House en Sant Tomás

Una de ellas es la cuestión del agua, como ya he dicho.
-La contaminación y la pérdida de calidad del agua son muy preocupantes y están relacionadas con varios factores. Los tapones son diferentes, no llueve tanto y hay más meses secos y más presión sobre el uso del agua. Debemos recuperar elementos tradicionales que nunca debieron perderse, utilizar agua con cisternas o depósitos, o aplicar sistemas de reciclaje de agua para desagües, evitar el uso de césped en los jardines y optar por plantas autóctonas que no necesiten ser regadas todos los días. Otra medida es concienciar a la gente, sobre todo a los extranjeros, sobre el uso racional del agua.

Como poeta, ¿en qué medida te inspiran los espacios naturales de una reserva como Menorca?
-En algunos momentos está claro que la reserva inspira, sobre todo la naturaleza. Poder pasear por el campo, por el Camí de Cavalls, por las playas. El paisaje es claramente inspirador. Dado que influye en la relación, no sólo con la naturaleza, sino también con la economía y la cultura, también puede ser un punto de referencia para la creación de obras, no estrictamente relacionadas con el paisaje, sino con un enfoque cultural y filosófico de la reserva.

La naturaleza siempre ha sido un actor importante en el mundo del arte en general.
-Sí, por supuesto, y sigue siéndolo. Muchas de las obras producidas en Menorca hacen referencia a la naturaleza. El tratamiento ha sido diferente a lo largo del tiempo; no es lo mismo para la escuela menorquina que para los autores actuales. Pero es la evolución lógica de la literatura, del arte, pero sí, sigue siendo una inspiración y un punto de referencia en muchas obras. Porque la reserva de la biosfera es todo lo que es patrimonio, etnológico, cultural, la lengua de Menorca. Todo ello debe incluirse en esta idea de reserva y sostenibilidad, de conservación del patrimonio y de la cultura indígena.

Leer también:  Guerra en el PP: Casado se atrinchera

Y para profundizar en el tema aquí la
fuente

Periodista en Gaceta Balear

Martina Rodríguez es periodista española nacida en Mallorca, España, en 1965. Comenzó su carrera trabajando como reportera local para el Diario de Mallorca. En 1993, fue contratada por el periódico nacional El País, donde trabajó como corresponsal en la oficina de Madrid. También ha trabajado como periodista independiente para varias publicaciones, incluyendo El Mundo y The Guardian. En los últimos años, ha sido colaboradora habitual de la revista online Gatopardo.

Rodríguez está considerada como una de las principales periodistas españolas. Ha ganado varios premios por su trabajo, entre ellos el Premio de la Asociación de la Prensa de Madrid (2003) y el Premio Nacional de Periodismo (2007). En 2010 recibió el prestigioso Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Rodríguez también ha participado activamente en la promoción de la libertad de prensa y la libertad de expresión en España. En la actualidad colabora con el diario de las islas baleares: Gaceta Balear.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *