Saltar al contenido

El fred, el tema que tothom xerra a Menorca

Unos días antes de Sant Antoni y Sant Sebastià, ‘que més fred que entre tot l’any fa’, Menorca se despierta con temperaturas de entre cinco y nueve grados centígrados. Este lunes, el viento del norte, con sus brisas árticas, dejó una sensación térmica de tres grados (e incluso bajo cero el domingo) difícil de soportar. Especialmente para las personas que se levantan por la mañana. Damunt les quatre és quan les germanes Ague y Joana Marquet por decirlo coloquialmente, las calles de Ciutadella. Son los distribuidores de la edición en papel de «Es Diari». Ahir, a més del fred, a aquesta hora els hi va caure un ruixat; «com si m’haguessin regat», comentava n’Ague resignada. A la media hora de viaje hacia Ciutadella un joven de Alcúdia perdió la cabeza Dolors Boatellaescritor de libros y guionista. Las olas de tres metros no eran divertidas, pero ella las afrontó con humor. A las cinco a.m. colgó en su Twitter un gif de la serie ‘Vacaciones en el mar’ y más tarde, cuando ya estaba en Menorca, una imagen con el mismo título que la película ‘Titànic’.

Hablando con ella después, me confirmó que no fue tan doloroso como esperaba durante el trayecto de dos horas, en una ruta que en invierno toman principalmente los transportistas. Hubo grupos de personas que se vieron completamente afectadas por el frío.

Na Lina y Eulària ellos también se levantan a las cuatro de la mañana. En este caso, en Ferreries, donde trabajan, en un horno de pan. Hace calor dentro y todos los clientes que entran a esa hora se fríen a cerrar la puerta. En fred está en medio de tothom des de primera horay con gelor y sus manos frotando es como pide ahora el café a las seis de la mañana en la cafetería donde trabaja. Pacoacompañado de un «amb la llet calenta» (con leche caliente). A la terrassa no s’hi asseu ningú i en general, diu, la gent està com a més tensa.

Leer también:  Precio de la luz | La hora valle de este sábado, 7 de abril de 2022

Que el frío nos afecta psicológicamente está más que demostrado. Durante la estación invernal, se diagnostica a más gente depresión y trastornos de ansiedad. En la cultura anglosajona existe el famoso Lunes azulnuestro sustituto de «para Sant Antoni es frío como dimoni‘, que se refiere al tercer lunes de enero y es de color azul, como sinónimo de triste, según una fórmula que combina varios factores, como el final de las vacaciones de Navidad y la vuelta a la rutina y, por supuesto, las bajas temperaturas.

Los psicólogos consultados aquí ven la frío, sino también como una oportunidad. Durante las tormentas, a las que los menorquines estamos muy acostumbrados, podemos comprobar la enorme capacidad de adaptación que tenemos. Este aspecto se considera casi sinónimo de la capacidad humana general de superación. Sea como fuere, tenemos más medios que nunca para combatir las inclemencias del tiempo. Y así lo ven los habitantes de las zonas rurales, que recuerdan cómo antes la gente podía utilizar incluso sábanas de periódico, en épocas de frío, para quemarse el cuerpo con el sol.

Esto no es así. Mònica, en Tirant Nou, en Fornellsque, vestido con un buen abrigo, va a llevar las vacas al establo para darles de comer después de las siete de la mañana. Allí los encuentran acurrucados, como si los fueran a dormir; en el bosque, están un poco agitados. Los animales también tienen o sienten el frío, y los domesticados, los cansados y los mojados, están más encerrados estos días. Igual que los humanos.

Ayer, en el instituto Biel Martí, los alumnos no se atrevían a salir mucho, ni siquiera durante los recreos en el patio. La mayoría de ellos aprovecharon estos momentos oscuros para estar en el pasillo, al calor de la calefacción, y ni siquiera pidieron un chófer a la escuela, según las fuentes consultadas. Por otra parte, para este grupo de edad que realiza actividad física al aire libre, el reto para los entrenadores es mantener activos a todos los miembros del grupo el mayor tiempo posible, por ejemplo, proporcionándoles sesiones cortas de entrenamiento para realizar distintas actividades. Pero el frío es necesario y debe hacerse cuando se necesita. Porque, como decía la abuela de Mònica, también agricultora, «el frío mata a las gallinas», entre otros beneficios para la naturaleza.

Leer también:  (Foto) "Nos están timando para conseguir un trabajo", nueva movilización en el aeropuerto de Menorca

Desde el punto de vista de salut, hi hi ha col-lectius més vulnerables a les baixes temperaturesespecialmente a las personas que padecen enfermedades crónicas, cardiovasculares y respiratorias, debido al estrés excesivo que genera en el organismo. También puede afectar a quienes toman fármacos como los vasodilatadores. El frío afecta a la salud, en primer lugar, al debilitar la respuesta de nuestro sistema de defensa. Como dice el refrán catalán: «La setmana dels (sants) barbuts, setmana d’esternuts». Uno de los consejos para combatirlo es abrigarse con un gorro, que es más útil que llevar un grueso abrigo. Y respira por la nariz, porque permite que el aire llegue a tus pulmones más calientes.

A Menorca no es un destino habitual, sino un lugar donde se vive tranquilamente.y hoy era una imagen recurrente. Eso y que todo el mundo tenía un resfriado como tema principal de conversación. Esta noticia es quizás uno de los efectos de las suaves temperaturas que hemos tenido en los últimos meses. Tan bueno que no hemos perdido la costumbre.

Y para profundizar en el tema aquí la
fuente

Periodista en Gaceta Balear

Martina Rodríguez es periodista española nacida en Mallorca, España, en 1965. Comenzó su carrera trabajando como reportera local para el Diario de Mallorca. En 1993, fue contratada por el periódico nacional El País, donde trabajó como corresponsal en la oficina de Madrid. También ha trabajado como periodista independiente para varias publicaciones, incluyendo El Mundo y The Guardian. En los últimos años, ha sido colaboradora habitual de la revista online Gatopardo.

Leer también:  El vuelo a Londres este invierno cuesta al público 250.000 €

Rodríguez está considerada como una de las principales periodistas españolas. Ha ganado varios premios por su trabajo, entre ellos el Premio de la Asociación de la Prensa de Madrid (2003) y el Premio Nacional de Periodismo (2007). En 2010 recibió el prestigioso Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Rodríguez también ha participado activamente en la promoción de la libertad de prensa y la libertad de expresión en España. En la actualidad colabora con el diario de las islas baleares: Gaceta Balear.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *