Saltar al contenido

El ascenso de la policía local, customizado por las fiestas de Alaior que daña la imagen de la empresa

El Ayuntamiento de Alaior no tendrá más remedio que revisión como extender el tiempo al final del alboroto Domingo en las fiestas de Sant Llorenç. El vídeo viral muestra a un agente y un agente de la Policía Local, de servicio y con sus armas reglamentarias, subidos a hombros de la multitud en plena plaza en plena celebración que la provocó. reacciones negativas de los profesionales encargados de hacer cumplir la ley porque daña la imagen del cuerpo, su principio de autoridad, y peligra por la exposición a que está sujeta su capacidad consultiva.

Se incorpora así la costumbre en un pueblo grande el levantamiento del alcalde en el hombro y también el jefe de la policía locall, el segundo en al menos 10 años, para llevarlos desde el andén al centro de la plaza en medio del ruido, que nadie hasta ahora le había dado la importancia que tuvo esta vez cuando un el video comenzó a circular el domingo en internet. La costumbre original de cobrar al alcalde, de la que procede la actual, se remonta a la época de Antonio Pons Timoner, en los inicios de la democracia. En los últimos diez años se ha sumado hacerlo también con el representante de la policía.

El jefe de policía no quiere grabarlos

El subinspector de Alaior, Francesc Pons, no comparte las opiniones que inspiraron las imágenes, porque considera el hecho espontáneo una señal de agradecimiento del pueblo hacia su policía. Los jóvenes criados por la policía lo intentaron primero con su propio buster, como había ocurrido en años anteriores, pero esta vez no se lo permitió. “Todos seguimos el momento, somos parte de la fiesta pero desde nuestra posición de servicio, y si tenemos que actuar por alguna incidencia, ahí estamos”, dice Pons. El viaje duró dos minutos. «donde el resto de nosotros estábamos listos para cualquier cosa».

Leer también:  El regreso especial de Antònia Font a Menorca

Sucede que poco antes de finalizar la fiesta en la que se produjo este hecho, el mismo oficial que llevaba en el hombro saltó del estrado para intervenir y desbaratar una riña que se estaba dando en la plaza.

A pesar de los comentarios en las redes que piden un castigo ejemplar para los dos policías, el subinspector jefe niega que pretenda abrir un expediente sobre ellos por los dos agentes que se dejaron apartar por la multitud, y declara que no entendería que lo hiciera algún otro organismo institucional. Limita el problema a la difusión a través de las redes sociales, lo que no ocurría en años anteriores.

Los guardias del Ayuntamiento están en silencio.

El Ayuntamiento, que guarda silencio, tampoco despachará a los agentes, de hecho el alcalde y algunos mayores se encontraban en el mismo escenario donde los policías eran llevados a hombros. Debe ser, en todo caso, el mando policial el que planifique la apertura, apuntan desde el consistorio.

José Luis Benejam, el alcalde de Alaior, se ha negado a valorar el eco de las imágenes que se produjeron a nivel nacional. El Ayuntamiento siempre lo ha entendido como una muestra de gratitud del pueblo a sus agentesaunque el video difundido no se ajusta a lo que se espera de dos policías de turno.

De cara a Sant Llorenç el próximo año, se considerará posible continuar con este reconocimiento a los policías para no dañar su imagen.

Y para profundizar en el tema aquí la
fuente

Leer también:  Menorca utiliza sólo el 0,1% de la madera de sus bosques para convertirla en energía.
Periodista en Gaceta Balear

Martina Rodríguez es periodista española nacida en Mallorca, España, en 1965. Comenzó su carrera trabajando como reportera local para el Diario de Mallorca. En 1993, fue contratada por el periódico nacional El País, donde trabajó como corresponsal en la oficina de Madrid. También ha trabajado como periodista independiente para varias publicaciones, incluyendo El Mundo y The Guardian. En los últimos años, ha sido colaboradora habitual de la revista online Gatopardo.

Rodríguez está considerada como una de las principales periodistas españolas. Ha ganado varios premios por su trabajo, entre ellos el Premio de la Asociación de la Prensa de Madrid (2003) y el Premio Nacional de Periodismo (2007). En 2010 recibió el prestigioso Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Rodríguez también ha participado activamente en la promoción de la libertad de prensa y la libertad de expresión en España. En la actualidad colabora con el diario de las islas baleares: Gaceta Balear.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *