Saltar al contenido

Catorce niños y bebés fueron evacuados a hospitales de fuera de Menorca en el último año

La Unidad de Transporte Pediátrico Balear trasladó el año pasado a catorce bebés y niños desde el Mateu Orfila al hospital de referencia en Mallorca, Son Espases, y en algunos casos, también a centros hospitalarios de la Península, con Barcelona, Madrid y Valencia como destinos más habituales. Esos 14 traslados suponen el 17 por ciento de los 82 transportes aéreos urgentes realizados en 2022 entre las Islas. Ocho de esos pequeños pacientes se derivaron a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) pediátrica del Hospital de Son Espases, uno fue a la UCI neonatal, tres a Urgencias y los dos restantes a hospitales de otras comunidades.

En cuanto a los traslados terrestres de esta UVI móvil fueron un total de 221 el año pasado. En 2021 los traslados aéreos a Son Espases fueron 18 (siete a la UCI neonatal, cinco a UCI pediátrica y seis a Urgencias) y en lo que va de este año 2023 un total de ocho niños en estado crítico han tenido que ser trasladados desde Menorca en avión o helicóptero para ser atendidos.
El caso del traslado de la menor atropellada en Maó el pasado 24 de julio reabrió el debate ciudadano sobre la inexistencia de UCI pediátrica en Menorca, pero lo cierto es que ese recurso no está disponible en hospitales pequeños o comarcales en otras comunidades autónomas, ni tampoco en Balears, que los tiene en su centro de referencia de Son Espases.

El Archipiélago fue de los primeros territorios nacionales en contar «con una unidad de transporte pediátrico puntera, que no tiene nada que envidiar a cualquier otra europea o americana», explicó ayer el doctor Kay Boris Brandstrup, pediatra especializado en cuidados intensivos que coordina dicha unidad prácticamente desde su creación, hace ya 19 años (opera desde 2004).

Leer también:  Menorca ofrece 68 nuevas infecciones y dispara más de 500 casos activos

«Nosotros acercamos una cama de UCI hospitalaria a los centros donde no la hay, en cualquier sitio de Europa se hace así», afirma el coordinador de la unidad, ya que no se da un número de pacientes suficiente que justifique los recursos técnicos y humanos en una isla como Menorca, tampoco tiene la UCI pediátrica Can Misses, en Eivissa.

El equipo de la Unidad de Transporte Pediátrico sigue un protocolo por el cual se coordina con el hospital de origen del paciente infantil y con el 061. Los especialistas tienen un tiempo de respuesta de 30 minutos para acudir a su punto de encuentro. A partir de ahí, acuden al recurso más próximo, en los transportes aéreos, el avión o helicóptero medicalizado. «Hasta hace poco utilizábamos el avión ambulancia con base en Mallorca, pero ahora recurrimos más al helicóptero para los trayectos entre islas y el avión para los de la Península, que son más largos», señala Boris Brandstrup.

La casuística que motiva estos traslados es diversa, no son tantos pacientes como para establecer porcentajes, pero los más frecuentes en bebés se deben a nacimientos prematuros, a infecciones como la bronquiolitis, y también hay niños que se trasladan por problemas cardiacos, pacientes oncológicos y desde luego heridos por accidentes. En ocasiones, apunta el coordinador, se logra revertir la gravedad del paciente y en lugar de ingresar en UCI en Son Espases lo hace en Urgencias.

El apunte

Gabriel Moreno: ‘Nuestro trabajo es estabilizarlos’

Y para profundizar en el tema aquí la fuente

Leer también:  Aviso por lata alta concentracion de polvo en suspension en Menorca
Periodista en Gaceta Balear

Martina Rodríguez es periodista española nacida en Mallorca, España, en 1965. Comenzó su carrera trabajando como reportera local para el Diario de Mallorca. En 1993, fue contratada por el periódico nacional El País, donde trabajó como corresponsal en la oficina de Madrid. También ha trabajado como periodista independiente para varias publicaciones, incluyendo El Mundo y The Guardian. En los últimos años, ha sido colaboradora habitual de la revista online Gatopardo.

Rodríguez está considerada como una de las principales periodistas españolas. Ha ganado varios premios por su trabajo, entre ellos el Premio de la Asociación de la Prensa de Madrid (2003) y el Premio Nacional de Periodismo (2007). En 2010 recibió el prestigioso Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Rodríguez también ha participado activamente en la promoción de la libertad de prensa y la libertad de expresión en España. En la actualidad colabora con el diario de las islas baleares: Gaceta Balear.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *