Saltar al contenido

Casi la mitad de las aguas costeras de Menorca han perdido calidad en la última década

Calidad de las aguas costeras de Menorca se ha deteriorado desde 2006cuando el 88% de las masas de agua analizadas tenían una calidad excelente o muy buena, porcentaje que se redujo al 44% en 2021.. La costa sur fue la más afectada por esta evolución negativa y, junto con la bahía de Fornells, debe conformarse ahora con una buena calidad.

Según la metodología Carlit, que es uno de los índices biológicos utilizados para determinar el estado de las masas de agua costeras, en 2006 y 2009 todas las masas de agua de Menorca tenían un estado muy bueno.a excepción del puerto de Maó, que sólo era bueno. Una década después, la situación ha cambiado.

Informe sobre el Mar Balear presentado este viernes por la Fundació Marilles ofrece los datos más recientes sobre este indicador, correspondientes a las mediciones de 2020 y 2021. Esta comparación muestra que en Menorca cuatro de las nueve zonas analizadas han empeorado y las zonas entre Cala Sant Esteve y Punta Prima, los dos tramos entre Punta Prima y Punta na Pruna en la costa sur, y la bahía de Fornells han perdido la categoría de excelente.

Contenido

La excepción en la costa norte

Por otra parte el estado ecológico de los dos tramos entre el Cap de Bajolí y el Cap de Fornells sigue siendo muy bueno.entre Es Morters y Punta des Clot y entre Punta na Pruna y Cap de Bajolí. El puerto de Maó, por su parte, es el único tramo que ha experimentado una mejora de la calidad del agua en la última década, que sigue siendo buena.

En el conjunto de Baleares en 2006, el 94% de las masas de agua tenían una calidad muy buena. y sólo el 6% no alcanzaba el mejor nivel. En 2020 y 2021, el porcentaje de masas de agua con muy buena calidad era del 57% y el porcentaje de masas de agua con buena calidad era del 31,4%.

Leer también:  Así fue la visita del general Rojo a Menorca en 1938, durante la guerra civil.

Además, en Mallorca se obtuvieron los siguientes resultados. tres masas de agua en la Bahía de Palma y la Bahía de Alcúdia con un estado ecológico moderado. (8,6%), mientras que en las Pitiüses el estado ecológico sigue siendo muy bueno en toda la costa.

Peligro mortal para las tortugas

En los últimos cinco años se han encontrado un total de seis nidos de tortuga marina (Caretta caretta) en las costas de Baleares. En junio de este año se encontró por primera vez un nido de tortuga marina en una playa de Mallorca.

En 2019 se encontraron por primera vez dos nidos de tortuga marina en las playas de Baleares, todos en Eivissa, mientras que en 2020 se encontraron tres: dos en Menorca y uno en Eivissa. En los dos años siguientes no se localizaron nidos, aunque se registraron intentos de nidificación en Formentera, que finalmente no llegaron a producirse.

Entre 1993 y 2022, se localizaron un total de 1.206 tortugas marinas varadas, 597 vivas y 609 muertas. La principal causa de varamiento entre 2015 y 2022 fue el enredo en artes de pesca de plástico o fantasma. Durante este periodo, 144 tortugas fueron recuperadas y devueltas al mar.

Cachalote fuera de la zona de protección.

La Asociación Tursiops estudia la presencia de cachalotes (Physeter macrocephalus) en el Mar Balear y en 2022 identificó la zona del norte de Menorca con mayor densidad de grupos de cachalotes con crías en el Mar Balear, que se encuentra, sin embargo, fuera de la zona de protección.

Menorca, refugio de corales

Decenas de especies de corales y gorgonias se encuentran en estado vulnerable, aunque no todas están protegidas por la normativa. Por ejemplo, la especie amenazada de Cladocora caespitosa, el único coral formador de arrecifes del Mediterráneo, tiene la mayor cobertura en Formentera, mientras que en Menorca se encuentra ampliamente distribuida por toda la isla.

Leer también:  La oferta complementaria de Menorca destinada a cerrarse en temporada baja si no viajan los mayores

La gorgonia roja (Paramuricea clavata) es una de las especies más amenazadas por el cambio climático y sus poblaciones más bajas en Ibiza y Cabrera están sufriendo mucho.

El Informe del Mar Balear es un proyecto de colaboración en el que participan todos los institutos de investigación marina de las Islas Baleares junto con entidades públicas y privadas.

Y para profundizar en el tema aquí la fuente

Periodista en Gaceta Balear

Martina Rodríguez es periodista española nacida en Mallorca, España, en 1965. Comenzó su carrera trabajando como reportera local para el Diario de Mallorca. En 1993, fue contratada por el periódico nacional El País, donde trabajó como corresponsal en la oficina de Madrid. También ha trabajado como periodista independiente para varias publicaciones, incluyendo El Mundo y The Guardian. En los últimos años, ha sido colaboradora habitual de la revista online Gatopardo.

Rodríguez está considerada como una de las principales periodistas españolas. Ha ganado varios premios por su trabajo, entre ellos el Premio de la Asociación de la Prensa de Madrid (2003) y el Premio Nacional de Periodismo (2007). En 2010 recibió el prestigioso Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Rodríguez también ha participado activamente en la promoción de la libertad de prensa y la libertad de expresión en España. En la actualidad colabora con el diario de las islas baleares: Gaceta Balear.

Leer también:  La solidaridad se escuchará con la voz de Lorena Gómez este domingo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *