Alberto Garzón y las elecciones en Castilla y León: carne a la parrilla

Alberto Garzón y las elecciones en Castilla y León: carne a la parrilla

Los decibeles aumentan con respecto a Alberto Garzón, la ministra de Consumo que pertenece a buena parte de la clase política española tras declarar en una entrevista con El guardián que los productores de carne en enormes fincas españolas obtienen un producto de peor calidad que quienes apuestan por un modelo verdaderamente sostenible. Que este comentario sea o no una reforma depende del trabajo y esfuerzo del sector agropecuario según se mire, teniendo en cuenta los anuncios de los políticos. Qué hay detrás de esta campaña general de desprestigio de la ministra de Consumo de la coalición.

El tam-tam suena fuerte desde Castilla y León, donde se espera que las encuestas estén codificadas dentro de un mes. Este es precisamente un territorio en el que la industria cárnica y el sector primario en su conjunto tienen un peso distintivo único. sí El PP intenta iniciar una fase de agotamiento en su particular escalera apuntando a Moncloa. De momento los pronósticos no le sitúan en mal lugar, y esta polémica con Garzón de por medio pone al Arsenal de talla mundial del Arsenal en plena guerra abierta por el poder territorial.

No solo para PP, Vox y Cs. En las horas finales algunos comentarios y hasta silencios están cargados de sentido por parte del alma socialista de la coalición, y las Voces Unidas pueden seguir del lado de Alberto Garzón como lo han demostrado el Vicepresidente y el Ministro de Trabajo. el martes, yolanda diaz. Por el contrario, el Ministro de Defensa, Margarita Robles, llamado «habla menos y trabaja más». El Ministro de Agricultura, Luis PlanasDijo en Onda Cero: «Soy el ministro de Alimentación, si alguien habla de comida, me suele llamar». Cerró por respuesta cuando le preguntaron exactamente si Garzón es el nombre ideal al frente de la cartera de Consumo.

Pronto será el hechizo de Andalucía, si su presidente Juan Manuel Moreno decide finalmente finalizar la legislatura y adelantar el nombramiento de elecciones anticipadas. A nivel nacional, el PP acelera y pone toda la carne en el asador. Si cabe, los populares quieren recoger una pieza mayor de caza más allá del propio Garzón, al que apalearon el año pasado por decir que se consume demasiada carne y que eso afecta negativamente al planeta en clave medioambiental. Así, su subsecretario de Comunicación, Pablo Montesinos, «escandalizó» a la ministra de Consumo por vincular este miércoles las macrogranjas a la «gran debilidad política» del presidente del Gobierno. Pedro Sánchez, que no quiere luchar para frenarlo, aunque tampoco lo apoya públicamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *