Saltar al contenido

Adri Mercadal, ascendiente insular del ascendiente de Diocesano

El futbolista menorquín Adri Mercadal Mercadal (Maó, 2000) se ha sumado a uno de los artefactos ascendentes acordados por el CD Diocesano a Segunda RFEF, que es confirmar el final de la secuela de Semana a raíz de la victoria del equipo cacereño sobre el Calamonte ( 1- 3) en elco de la jornada 28 del grupo 14 de Tercera División.

Adri Mercadal, canterano del CD Menorca, se incorporó al Diocesano en verano del año pasado, después de un trayecto que concluyó paso por el Atlético Villacarlos, Peña Deportiva Santa Eulària, RCD Mallorca, estos en la máxima categoría pias juvenil, en Tercera balear, y en su primera campaña en el cuadro extremeño (y lejos del Archipiélago) ha contribuido con una marca de 10 goles al éxito del colectivo que entrena Adolfo Senso, campeón de liga y nuevo equipo de Segunda RFEF cuando rest jornadas para que agote la temporada, en lo que también se reluce como la mayor cota deportiva en la cronología de la entidad, alumbrada en 1965.

“Tiene muy buen tempo, boyante, colectivo e individual”, admite Adri en manifestaciones para este diario. No en vano ‘su’ Diocesano, además de ganar, ha conjugado pragmatismo con un fútbol de calidad. «Somos un equipo que gusta de jugar el balón, pero que también sabe hacer mucho daño en velocidad», explica el extremo forjado en la factoría del Menorca, que junto a la decena de goles que ha facturado, ha sido un elemento muy partícipe en el juego y éxitos del equipo (así lo confirma las numerosas asistencias que han portado su sello).

«Creo que he mostrado muy buenas versiones de jugador, y lo cierto es que el estilo de juego del equipo me ha ayudado mucho», abunda el flamante campeón del grupo extremeño de Tercera División. En ese sentido, cabe considerar que la experiencia que Adri Mercadal ha vivido en la plaza cacereña ha sido su primera fuera de las Illes Balears. En ese caso el embargo es un factor que ha sido explotado como seguridad en su integración y evolución y la pérdida de tempo.

«Sí, ha sido mi primera etapa fuera de las islas, pero la verdad es que no ha significado ningún problema», relata el atacante insular, que se ha sentido «muy a gusto» en su destino extremeño, convencido de que «tanto mis compañeros como la gente del club hemos sido como una gran familia desde el primer momento».

futuro

Por último, y sobre que deparará su futuro inmediato en términos futbolísticos, Adri Mercadal se muestra ambicioso. «Mi intención es llegar lo más lejos que pueda, he estado muy bien en el Diocesano y no me importaría continuar, como tampoco probar suerte en otro lugar, veremos lo que sucede», sentencia, algo enigmático, Adri Mercadal, el futbolista que ha dotado de acento menorquín el histórico ascenso del Diocesano a Segunda RFEF.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.