Saltar al contenido

Una tesis doctoral de la UIB estudia las residencias reales del Reino de Mallorca en época medieval.

Nuevo estudio revela importantes hallazgos sobre los castillos y palacios del Reino de Mallorca

Un reciente estudio realizado por Marta Fernández Siria, en su tesis doctoral defendida en la Universidad de las Islas Baleares, ha arrojado nueva luz sobre los castillos y palacios del Reino de Mallorca. Hasta ahora, estos importantes monumentos no habían sido objeto de un análisis exhaustivo desde la década de 1960, y los estudios previos dejaron muchos aspectos sin explorar en relación a la comprensión de la arquitectura medieval en la región.

La investigación de Fernández Siria se centró en tres residencias reales ubicadas en la península -los castillos reales de Perpinyà, Montpeller y Cotlliure- y en los grandes castillos y palacios rurales de Mallorca, como el castillo real de la Ciudad de Mallorca (la Almudaina), el castillo de Bellver y los palacios de Sineu, Manacor y Valldemossa.

El estudio incorporó nuevas tipologías documentales, incluyendo itinerarios reales, y revalorizó fuentes literarias, cronológicas y ceremoniales. Además, se hizo hincapié en el papel de las reinas como promotoras de estos monumentos y se interpretó el contexto ideológico en el que se desarrollaron. También se realizó una comparación con la arquitectura palaciega europea, especialmente la francesa, para una mejor contextualización.

Uno de los aspectos más destacados de la investigación fue el análisis de los usos del espacio en estos edificios. Fernández Siria consideró la funcionalidad como un parámetro esencial para comprender la arquitectura medieval. Se descubrió que los espacios eran altamente versátiles, con jardines y prados utilizados tanto para el placer visual como para actos políticos. Los grandes salones de los castillos también se utilizaban para ceremonias, homenajes, actos religiosos y celebraciones reales.

Leer también:  Benvinguda, 'Mallorca per la pau' (Mallorca por la paz)

El estudio también destacó la importancia de los espacios religiosos, especialmente las capillas de las residencias de Perpinyà y Almudaina, que desempeñaron un papel fundamental en la construcción de la identidad religiosa de la dinastía mallorquina.

En cuanto al poder político, la investigación confirmó que el rey Jaime II de Mallorca impulsó una política de urbanización en la isla, utilizando la arquitectura como un instrumento de prestigio financiero. El castillo de Bellver se identificó como un símbolo distintivo de la monarquía mallorquina. También se exploraron las consideraciones arquitectónicas y simbólicas en relación con los monumentos funerarios de los monarcas.

El estudio no se limitó al periodo de privatización de estos monumentos, sino que también se analizaron las modificaciones, transformaciones, espacios y usos de las residencias desde la ocupación de los territorios por Pere IV de Aragón hasta principios del siglo XV. A partir de 1343, las residencias se consideraron reales de la antigua Corona de Mallorca y disminuyeron las visitas de los reyes de la Corona de Aragón a la isla, con la excepción del castillo real de Perpinyà, que fue uno de los grandes triunfos de la anexión de los territorios.

En resumen, este nuevo estudio ha aportado valiosos conocimientos sobre la arquitectura medieval en el Reino de Mallorca, contribuyendo al entendimiento de estos monumentos desde una perspectiva histórico-artística y abriendo nuevas vías de investigación en el campo.
Y para profundizar en el tema aquí la fuente

Leer también:  Boda de Chenoa | El menú, las anécdotas y su emotivo discurso
Periodista en Gaceta Balear

Martina Rodríguez es periodista española nacida en Mallorca, España, en 1965. Comenzó su carrera trabajando como reportera local para el Diario de Mallorca. En 1993, fue contratada por el periódico nacional El País, donde trabajó como corresponsal en la oficina de Madrid. También ha trabajado como periodista independiente para varias publicaciones, incluyendo El Mundo y The Guardian. En los últimos años, ha sido colaboradora habitual de la revista online Gatopardo.

Rodríguez está considerada como una de las principales periodistas españolas. Ha ganado varios premios por su trabajo, entre ellos el Premio de la Asociación de la Prensa de Madrid (2003) y el Premio Nacional de Periodismo (2007). En 2010 recibió el prestigioso Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Rodríguez también ha participado activamente en la promoción de la libertad de prensa y la libertad de expresión en España. En la actualidad colabora con el diario de las islas baleares: Gaceta Balear.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *