Saltar al contenido

no veo la realidad

De vez en cuando puede ocurrir que organizaciones que, en teoría, podrían ubicarlos política y socialmente en extremos radicales, estén de acuerdo en ciertas declaraciones. Y esto parece ser lo que sucedió la semana pasada. Me refiero concretamente a las declaraciones del portavoz del sector hotelero en Mallorca ya las declaraciones de GEN-GOB en Ibiza. En ambos casos se han adelantado a satanizar los proyectos de construcción de viviendas de VPO en ambas islas.

Es extraño que haya quienes se quejen de la aprobación de medidas encaminadas a establecer algún sistema de control y restricciones, en su caso, al crecimiento irrestricto de los lugares turísticos y quienes declaren que no se está haciendo lo suficiente o lo necesario para ello. . atención, al mismo tiempo en su feroz crítica a dos defensas oficiales de proyectos de construcción de viviendas. Los hosteleros de Palma se han opuesto al uso de un terreno que en un principio estaba destinado a aparcamiento de vehículos y que ahora se ha convertido en un proyecto de viviendas de VPO. El GEN-GOB de Ibiza, por su parte, ha pedido la retirada inmediata del proyecto de urbanización Ca n’Escandell que permitirá la construcción de más de 500 viviendas de protección oficial, es decir, el mayor proyecto de viviendas de este tipo que se ha llevado a cabo. planeado hasta ahora en nuestra isla.

El portavoz de la hostelería en Mallorca no acepta que un sector turístico demasiado restringido y desregulado sea la causa de numerosos problemas en nuestra isla y atribuye todos estos problemas a la falta de espacios para aparcar vehículos particulares y de alquiler. Está claro que nadie es más ciego que el que no quiere ver.

Leer también:  Rafa Nadal y Xisca Perelló esperan su primer hijo

En cuanto a las declaraciones del GEN-GOB en Ibiza, también son un poco extrañas ya que afirman que la construcción de 500 viviendas de protección oficial en la isla es una «desnaturalización contraria al interés general y al medio natural» y que la culminación del mencionado proyecto contribuirá a lo que está «llevando a nuestro colapso y destruyendo la calidad de vida en el planeta».

Sin duda, hay un deliberado alto nivel de dramatismo en tales declaraciones y se llevan a tal punto que se dan la mano en el sector hotelero de Mallorca. Afirman claramente que la finalización de este proyecto supondría un aumento de la población de 1.300 personas en el municipio, aunque olvidan y nada dicen que ya hubo más de 2.000 solicitudes de vivienda de VPO en nuestra isla en 2019 propias. Tampoco tienen razón cuando dicen que estos nuevos pisos tutelados se construyeron sobre suelo oxidado ya que la tipología de suelo en esa zona de Ca n’Escandell dejó de estar oxidada (UA-12) hace muchos años.

No parece tan difícil de entender, sin duda, que hay muchas formas de luchar contra la congestión urbanística indiscriminada y contra los inevitables desmanes del sector turístico, pero no parece que la forma más adecuada sea contra los proyectos de vivienda de VPO. . ¿Ha olvidado la GEN que el problema más grave que afecta hoy a Ibiza y Formentera es la dificultad que tienen los residentes y temporeros para encontrar una buena vivienda asequible?

Por supuesto, las administraciones con competencia en el problema deben estar obligadas a utilizar el derecho de tanteo para comprar casas. Por supuesto, existe la necesidad de enjuiciar y detener el alquiler vacacional ilegal. Por supuesto, se deben aplicar políticas fiscales separadas a las casas vacías, pero eso no debe significar que el Valores Está claro que no es posible aumentar las viviendas de protección oficial en nuestras islas porque está demostrado que son más que necesarias.

Leer también:  cinco muertos coronavirus baleares e ibiza

Los excesos del turismo en detrimento de nuestro territorio buscando un rápido e ilimitado enriquecimiento empresarial, ni la extrema oposición a nada parecido a un proyecto de nueva construcción parece ser la mejor vía para conseguir el necesario equilibrio entre la protección del territorio y el ecosistema del Concejo. . nuestras islas y la conservación de nuestra fuente principal, y casi única, de ingresos, que es el turismo.

Y para profundizar en el tema aquí la
fuente

Periodista en Gaceta Balear

Martina Rodríguez es periodista española nacida en Mallorca, España, en 1965. Comenzó su carrera trabajando como reportera local para el Diario de Mallorca. En 1993, fue contratada por el periódico nacional El País, donde trabajó como corresponsal en la oficina de Madrid. También ha trabajado como periodista independiente para varias publicaciones, incluyendo El Mundo y The Guardian. En los últimos años, ha sido colaboradora habitual de la revista online Gatopardo.

Rodríguez está considerada como una de las principales periodistas españolas. Ha ganado varios premios por su trabajo, entre ellos el Premio de la Asociación de la Prensa de Madrid (2003) y el Premio Nacional de Periodismo (2007). En 2010 recibió el prestigioso Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Rodríguez también ha participado activamente en la promoción de la libertad de prensa y la libertad de expresión en España. En la actualidad colabora con el diario de las islas baleares: Gaceta Balear.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *