Saltar al contenido

Juzgado por arrollar con una lancha a dos turistas en Mallorca

El juicio contra el hombre acusado de arrollar con una lancha a dos jóvenes turistas alemanes en aguas de es Trenc en el verano de 2018 ha arrancado este miércoles en una sala de lo Penal de Vía Alemania, en Palma. La acusación pública solicita para el procesamiento seis años de prisión y algo más de dos millones de euros de indemnización por dos delitos de lesiones imprudentes. Una de los chicos sufrió la amputación de un brazo y el otro perdió una pierna. La seguridad del embarque consistía en 120.000 euros para rebaños.

En la primera sesión de la vista, que está previsto que se prolongue hasta el viernes, el imputado, ha defendido su no culpabilidad en lo ocurrido la tarde del 27 de julio. «Iba unos 20 nudos, la velocidad normal en esa zona, y no vi a nadie, era imposible verlos, iban por debajo del agua ni tampoco nadie me hizo una señal de que por allí había personas nadando. Tampoco coloquen boyas para marcar su posición », ha dicho. Una de las víctimas ha señalado que ambos estaban nadando a unos veinte metros de la embarcación en la que se encontraron con varias personas más.

«No vimos la barca venir, sabíamos que estábamos fuera de la zona de baño», ha apuntado el joven, al que tuvieron que amputarle una pierna tras el accidente. El hipo ha pasado por encima y reñido en el mar. El otro perjudicado, que perdió un brazo en el acto, ha descrito lo que recuerda del trágico suceso. «Algo me pasó por encima y vi sangre por todo, también que me faltaba un brazo», ha relatado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.