Ibiza recuerda que la gestión de las viviendas se devolvió al Gobierno por falta de recursos económicos

Ibiza recuerda que la gestión de las viviendas se devolvió al Gobierno por falta de recursos económicos

Para el Consell d’Eivissa tiene claro que la propuesta del Govern Balear para el traspaso de la gestión de las tres residencias de mayores de la isla que siguen gestionadas por la administración autonómica es «inadecuada». Así que, como ya ha advertido el presidente del instituto, Vicente Marí, no están dispuestos a aceptar la recomendación del Departamento de Asuntos Sociales, que encabeza Fina Santiago. Así lo confirmó ayer su colega en Ibiza, la ministra Carolina Escandell, que exigió al Gobierno que tenga «todas las garantías» necesarias para ofrecer a Ibiza este servicio de forma «adecuada».

Las diferencias
Las diferencias entre las dos administraciones son actualmente muy significativas. El Gobierno quiere traspasar la gestión de las viviendas de Can Blai, Can Raspalls y Sa Serra con una dotación de 13 millones de euros que puede ampliarse porque tiene que tener en cuenta el IPC y la subida del 2% de los salarios públicos que prescribe el Centro. Gobierno. El Consell d’Eivissa, por su parte, afirma que esta partida sería muy superior en base a que la única residencia que gestiona ahora, Cas Serres, tiene un presupuesto anual de unos nueve millones de euros.

«Hay que analizar bien los costes económicos», dijo ayer el consejero ibicenco, «y también los métodos materiales y estructurales para hacer una competición tan sensible como esta». Escandell también ha recordado que el Cónsul ya había gestionado en el pasado estas tres residencias y que se había devuelto la competencia al Gobierno al confirmar que «había dimensiones insuficientes».

La ministra, no obstante, ha manifestado la voluntad del Consell de «seguir trabajando con el Gobierno para llegar a un consenso». Sin embargo, Escandell argumentó que el resultado debe ser un traspaso de competencias con una adecuada dotación económica. “La cifra propuesta por el Gobierno no es suficiente”, argumentó, “.

De esta forma, la Cónsul reitera al Gobierno que no está dispuesto a aceptar la partida de 13 millones de euros que, según Fina Santiago, es más que suficiente para la gestión de estos tres establecimientos. El consejero regional indicó el pasado miércoles que el Cónsul no puede «justificar» el dinero que reclama. Y recordó que todos los gastos de estas viviendas se pagan «con precios de Ibiza», es decir, superiores a los de Mallorca. “Sabemos lo que cuesta esta gestión”, confirma Santiago en declaraciones a Periódico de Ibiza y Formentera, “porque todo en Ibiza se compra y se contrata a precio de Ibiza”.

Santiago se burló del Consell d’Eivissa por no crear aún la institución para gestionar estas infraestructuras sanitarias y definió como una «anomalía» que el Gobierno deba tomar la iniciativa en la gestión del servicio. Algo, recordó, no pasa en Mallorca ni en Menorca.

El presidente del Consell d’Eivissa, Vicente Marí, ya ha declarado en una reciente entrevista con este periódico que le resulta difícil que ambos gobiernos lleguen a un acuerdo a menos que el Gobierno se comprometa a poner más dinero sobre la mesa para la gestión de las tres residencias. Mary ha indicado que las negociaciones están «en suspenso», y Fina Santiago, por su parte, ha dicho que están a la espera de una «contraoferta» por parte de la institución ibicenca.

El presidente de la isla ha recordado que el Consell ya gestiona la residencia de Cas Serres y son estos números los que le han llevado a reclamar al Gobierno mayores dotaciones económicas para aceptar el traspaso de Can Blai, Sa Serra y Can Raspalls. De no ser así, el presidente ha advertido que no aceptará el concurso y que las tres residencias seguirán bajo el control directo del Gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *