Saltar al contenido

Fraude en Mallorca: notario acusado de falsificación

Funcionario de notaría en Palma enfrenta siete años de prisión por falsificación y estafa

La fiscalía de Palma ha solicitado una condena de siete años de prisión para un funcionario de una notaría de Palma, acusado de falsificación y estafa. El acusado, que trabajaba en una notaría del centro de la ciudad, se habría aprovechado de su posición y acceso al material necesario para redactar documentos notariales.

Según la acusación, el funcionario falsificó la firma del notario y elaboró una serie de documentos apócrifos en beneficio propio. Dos de estos documentos eran poderes que le conferían la capacidad de representar a su esposa y hermanas en diversos asuntos legales. Con uno de estos poderes, el acusado habría obtenido 167.000 euros de un prestamista privado y 71.000 euros de otro, ambos en 2019, mediante la suscripción de dos préstamos con garantía hipotecaria sobre un inmueble de su cónyuge.

Además, el acusado habría redactado un segundo documento falso haciéndose pasar por notario, en el que afirmaba que se había efectuado el pago y cancelado la hipoteca. Este documento habría sido presentado en el registro de la propiedad para formalmente eliminar la hipoteca.

Asimismo, el funcionario habría utilizado el otro poder para repetir una operación similar con sus hermanas, obteniendo dos hipotecas por un total de 211.000 euros. Sin embargo, nuevamente no se habría devuelto el capital prestado.

Los hechos salieron a la luz a raíz de una investigación judicial en la que el propio acusado se autodenunció en 2020. La fiscalía ha calificado los actos como un delito de falsa representación cometido por un funcionario público, lo cual agrava la pena de prisión solicitada. Además de la condena de siete años de prisión, la fiscalía exige el pago de 450.000 euros por los préstamos.

Leer también:  Ibiza multiplica por diez el número de instalaciones de placas solares desde 2018

Es importante destacar que la fiscalía también responsabiliza a la compañía de seguros para la cual el acusado trabajaba en aquel momento, ya que considera que la empresa también debe asumir parte de la responsabilidad por los préstamos.

Este caso pone de manifiesto la importancia de mantener la integridad y la ética en el ejercicio de funciones públicas, así como la necesidad de una supervisión adecuada para prevenir y detectar posibles irregularidades. La falsificación y la estafa son delitos graves que socavan la confianza en el sistema legal y deben ser castigados con todo el peso de la ley.
Y para profundizar en el tema aquí la fuente

Periodista en Gaceta Balear

Martina Rodríguez es periodista española nacida en Mallorca, España, en 1965. Comenzó su carrera trabajando como reportera local para el Diario de Mallorca. En 1993, fue contratada por el periódico nacional El País, donde trabajó como corresponsal en la oficina de Madrid. También ha trabajado como periodista independiente para varias publicaciones, incluyendo El Mundo y The Guardian. En los últimos años, ha sido colaboradora habitual de la revista online Gatopardo.

Rodríguez está considerada como una de las principales periodistas españolas. Ha ganado varios premios por su trabajo, entre ellos el Premio de la Asociación de la Prensa de Madrid (2003) y el Premio Nacional de Periodismo (2007). En 2010 recibió el prestigioso Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Leer también:  Manuel Benítez 'El Cordobés', durante un picnic de pescado en Mallorca

Rodríguez también ha participado activamente en la promoción de la libertad de prensa y la libertad de expresión en España. En la actualidad colabora con el diario de las islas baleares: Gaceta Balear.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *