Saltar al contenido

«El estado de autonomía ha ido de la mano»

Juan Torres (Granada, 1954) es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales. Es catedrático de la Universidad de Sevilla en el Departamento de Análisis Económico y Economía Política. Se le considera uno de los principales defensores económicos de la izquierda. Hace unas semanas presentó en Palma su último libro, al que fue invitado por el Cercle d’Economia de Mallorca, Econofakes, su último libro.

¿Por qué un libro de estos atributos?
Las falsificaciones, las mentiras, las mentiras parecen haberse convertido en el signo de nuestro tiempo. Tienen una presencia muy turbulenta en la economía.

Enumere hasta diez mentiras, ¿podría algún economista enumerarlas como mentiras independientemente de su ideología?
No es una cuestión ideológica. He tomado diez frases en el libro y muestro que son mentira, que son contrarias a la realidad. Por ejemplo, cuando digo ‘todos los años se otorga el Premio Nobel de Economía’ es mentira. No estar ahí. Cuando digo que ‘para crear puestos de trabajo hay que recortar salarios’ es mentira. Son frases de políticos e incluso de manuales de economía y son mentiras.

Es decir, hay economistas que defienden estas mentiras.
También hay economistas mentirosos. La crisis financiera de 2007/2008 vio una serie de informes de economía falsificada.

¿Y que elevar el puesto de trabajo es la causa de la pérdida de puestos de trabajo?
Definitivamente se puede decir que es una mentira. Contamos con numerosos estudios empíricos que han demostrado que el salario mínimo ha aumentado y no se han destruido puestos de trabajo.

¿Sería bueno que España tuviera un banco público? ¿Bankia ha desaprovechado una gran oportunidad?
Si me hiciera sonar a mí mismo diciendo que sería bueno, estaría haciendo un juicio normativo, una elección. Preferiría decir que reaccionaron mejor a las crisis que los bancos privados en países con bancos públicos. La banca pública puede realizar tareas en el sector financiero que la banca privada nunca hará. Además, un banco público bien gestionado es muy útil para la sociedad. En países como Alemania o Estados Unidos, existen bancos públicos que no compiten con los privados porque se dedican a diferentes negocios. De hecho, la banca pública crea buenos clientes para la banca privada. El problema de las cajas de ahorros mal liquidadas no es que fueran bancos públicos, sino que estaban mal gestionadas.

¿También sería increíblemente falso pensar que la comunidad se gestiona peor que la privada?
Lo cierto es que hay algo en el sector privado que nos obliga a hacer las cosas bien. Estás apostando por patrocinio. En el sector público, los administradores no arriesgan sus activos. El sector público debe estar bien diseñado, bien regulado y bien administrado. Los mecanismos para informar y sancionar las faltas de conducta deben funcionar de manera eficaz.

Estaba leyendo su libro y estaba más tranquilo sobre el futuro de mi pensión.
En este libro lo que digo es que es mentira afirmar que el envejecimiento de la población impide la financiación de las pensiones. La sostenibilidad del sistema de pensiones depende de muchos otros factores.

¿Pero puedo estar tranquilo?
No estaría muy tranquilo. Recientemente hemos podido ver a un ministro de gobierno que se supone que debe proteger las pensiones públicas, como sugirió un fondo de ahorro privado. Puede que estés incómodo porque desde hace treinta o cuarenta años el sistema bancario y financiero internacional ha sugerido que los ahorros de las personas no van a financiar las pensiones públicas sino a sus entidades para que realicen inversiones rentables. Lo hacen de manera muy inteligente, paso a paso, haciendo que la gente crea que no tendrá una pensión pública. El peligro viene del alquiler de la economía española, que no aumenta la productividad, no aumenta el empleo, los salarios se mantienen bajos … Lo importante es que cuando hay que decidirse por dinero público, algunos se destinan a pensiones.

En este sentido, el Gobierno impulsa los planes de pensiones individuales.
Es un costo fiscal que el estado no debe aceptar.

La inflación se está disparando. ¿Subirán las tasas de interés a corto plazo?
Espero que los bancos centrales no vuelvan al gran error de subir las tasas de interés ahora porque están subiendo los precios. Sería suicida, traicionero.

Pero controlaría la inflación.
De ninguna manera.

El Gobierno ha anunciado planes para reformar la normativa laboral.
Soy partidario de reformar algunas cosas que se han hecho en las últimas reformas, no solo en Rajoy. Creo que crearon un gran problema en el mercado laboral español y es que desequilibraron gravemente el poder de negociación de las partes. Y eso no es bueno … Detrás de estas reformas hay una visión del mercado laboral solo de las grandes empresas. Y de la gran empresa que solo considera el salario como costo … Lo peor que puedo ver es que enfatiza el salario como costo. Yo diría que la reforma de Rajoy fue contra la mayoría de empresas. La legislación laboral que reduce la masa salarial global le quita las ventas a las empresas. Los empresarios españoles tienen un problema y es decir son empresarios de grandes empresas.

En los últimos años una proliferación de personas ha estado trabajando duro.
Ha sido una enfermedad endémica durante años. Es el resultado de la continua modificación del equilibrio durante la negociación.

Rajoy también redujo el despido, pero este tema no está sobre la mesa.
Lo más importante para mí es si mi funeral será caro o barato, pero si moriré lo más tarde posible. Prefiero hablar de las condiciones que impiden que ocurra el despido antes de hablar de lo que me pagarán si me quemo …

El trabajo de cuatro días, ¿es posible o la utopía?
Será inevitable, pero no sé si lo veremos. En el último siglo la jornada laboral se ha agotado casi la mitad … Las horas de trabajo se están multiplicando y eso no tiene sentido.

En repetidas ocasiones se ha definido a sí mismo como un izquierdista. ¿Tenemos un gobierno de izquierda? ¿Qué opinas del fenómeno Yolanda Díaz?
Cada vez me resulta más difícil descubrir cuáles tengo. No soy yo quien amenaza la libertad de los demás, contra los derechos humanos … Me cuesta identificarme. A mi izquierda está la salud pública, la educación, las pensiones … Pienso en el tipo de organización social y principio filosófico y organización política que permitiría a las personas garantizar nuestro sustento de una manera más satisfactoria y equitativa. Me resulta difícil identificarme con algunas cosas que veo a la izquierda. Yolanda Díaz me parece una celebridad. Espero que tenga éxito, pero también creo que es muy difícil que una sola persona sea suficiente. El liderazgo es importante, pero no creo que sea suficiente. Tendríamos que recuperar el sentido común. Tenemos que apostar por políticas sensatas. El sentido común nos dice que no podemos destruir el planeta, no es sentido común que la riqueza se acumule en un número reducido de manos … Hay que recuperar el sentido común.

En 2014 colaboraste con Podemos. Me sentí mal en algunos de tus comentarios …
Afortunadamente, logré evitar los malos sentimientos dentro de mí. Si el abuso es negativo, no lo tengo. Es cierto que tengo un mal presentimiento por alguien que no me trató personal y políticamente… Escribí mis muchos desacuerdos con Podemos e incluso expresé mi descontento con el trato que recibí. Otra cosa es que lo que se hizo contra los líderes de Podemos fue una carnicería genuinamente democrática, una vergüenza personal, política y judicial … Es injusto. Es una calumnia, una calumnia y una mentira sin pudor.

España es una oportunidad excepcional para los fondos europeos Next Generation. ¿Crees que se utilizarán?
Sin embargo, espero que la mejor opción sea no poner el dinero en manos de las personas que hicieron lo que hicieron.

¿Te refieres a políticos o grandes empresas??
Para grandes empresas de los sectores oligopólicos.

¿Y las empresas hoteleras?
Es un mercado diferente. El problema al que se enfrenta el sector turístico español es diferente. En su mayor parte, el problema es que se han vendido muchos activos hoteleros. El turismo en el territorio, por su propia naturaleza, es una actividad problemática, pero mucho más si esta inversión turística no se ve como una fuente de ingresos y riqueza que se devuelve al territorio.

¿Confiamos demasiado en el turismo en las Islas Baleares?
El problema no depende mucho del turismo, sino de hacerlo exclusivamente. Eso es un problema.

Pero la especialización es buena, ¿verdad?
Son preguntas diferentes. Una industria turística creada como una actividad orientada al desarrollo territorial promueve otro tipo de actividades. Por ejemplo, una cadena hotelera global, que debe aprovechar al máximo sus suministros, no sabrá si puede realizar compras locales, que serán más caras. El turismo no es fundamentalmente negativo.

La estacionalidad es un problema difícil de resolver.
Es inevitable. El monocultivo es un problema. Es necesario intentar generar un equilibrio sectorial. Necesitamos darnos cuenta de que un modelo económico no se puede consolidar lo menos posible para generar riqueza que no tiene una base industrial importante. No estoy pensando en altos hornos, sino en actividades transformadoras, generando un alto valor agregado …

Las Islas Baleares llevan años teniendo un grave problema de financiación.
Un estado necesita estar estructurado. El estado de autonomía ha ido de la mano.

¿Apostas por la represión?
De ninguna manera. Tenemos que pensar con gran fraternidad territorial en nuestra forma de expresar España. Tenemos un alto nivel de descentralización.

¿Excesivo?
Devertebrar. ¿Los sistemas educativos deben ser tan diferentes? Necesitamos ver qué estructura estatal queremos, cuál es la mejor manera de coordinar ingresos y gastos … El estado de autonomía no está funcionando. ¿Como lo resolvemos? No es un problema de tanto financiamiento, gasto … es un problema de filosofía, de ciudadanía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *