Saltar al contenido

El conductor de la lancha rápida que atropelló y mató al niño Manuel en Getares se quita la vida en Palma de Mallorca.

El hombre que pilotaba la lancha rápida que causó la muerte del niño Manuel Mancilla el 14 de mayo de 2018 en la playa de Getares, en Algeciras, se quitó la vida en la casa de Palma de Mallorca donde vivía con un familiar tras cumplir dos años y medio de prisión.

Según confirmó a Europa del Sur fuentes cercanas al caso, P. M. B. F. de Algeciras puso fin a su vida el domingo 2 de julio, mes y medio después del quinto aniversario del trágico suceso. Había estado en tratamiento psicológico y estaba atravesando un largo proceso judicial a la espera de su resolución definitiva en el Tribunal Supremo en los próximos meses.



A las 15.45 h. del 14 de mayo de 2018P. M. B. F. pilotaba un nave semirrígida de 300 CV. en la playa de Getares, a pesar de carecer de la titulación necesaria para maniobrarla. Según el juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Algeciras, realizó «… las siguientes actividades.maniobras peligrosas a una velocidad superior a la permitida, sin atender a las peticiones de que se detuviera que le hicieron varios bañistas, y en una ocasión llegó a perder el control del volante y salió despedido del asiento».

En un momento dado, este hombre se acercó al barco de recreo que se encontraba cerca de la orilla y estaba ocupada por el menor fallecido, su padre y un amigo suyo, «quienes también le reprendieron por su conducta». En ese momento sonó el teléfono del piloto de la embarcación, que atendió la llamada y realizó una maniobra de aceleración «arriesgada».La maniobra de aceleración «brusca y rápida» le hizo perder el control de la embarcación, arrollando el centro de la embarcación de recreo donde se encontraba el menor, que murió instantáneamente a causa del shock traumático provocado por una colisión náutica.

En abril de 2022, un jurado popular declaró a P. M. B. F. culpable de un delito penal. de homicidio por negligencia grave. Días después, en consonancia con este veredicto, la Audiencia Provincial le condenó a cuatro años de prisión y al prohibición de comunicación y de acercarse a menos de 800 metros de los padres y hermanos del niño fallecido durante cinco años. Estuvo en la cárcel dos años y medio y luego fue puesto en libertad. Se fue a vivir con una hermana a Palma de Mallorca para alejarse de Algeciras.

Leer también:  Empieza la Nit de l’Art más personal

El jurado consideró probado que el entonces acusado «fue consciente del riesgo y en la creencia de que controlaba su embarcación, no se detuvo en su actitud, omitiendo el más elemental deber de cuidado, y realizó una maniobra peligrosa y arriesgada de fuerte aceleración, perdiendo el control de la embarcación y causando la muerte del menor por colisión».

En su veredicto, el jurado aceptó así el argumento del argumento de la defensaLa defensa alegó que P.M.B.F. no actuó aceptando el resultado que causó, sino que éste fue causado por otra persona. negligencia grave.

Los padres de Manuel Mancilla han presentado un recurso ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) porque entendían, al igual que la Fiscalía, que se trataba de un homicidio doloso, que conllevaría 15 años de prisión. El TSJA confirmó la sentencia de la Audiencia Provincial de Algeciras, lo que llevó a los padres a interponer un recurso de casación ante el Tribunal Supremo, cuya sentencia aún está pendiente.

La muerte de Manuel, de 9 años, generó una oleada de polémica. una ola de indignación y polémicano sólo por la corta edad de la víctima, sino también por las circunstancias en que se produjo el suceso. Los testigos afirmaron desde el principio que, antes del incidente, el acusado no había tenido en cuenta la numerosas advertencias que varias personas le habían hecho sobre el peligro de las maniobras que estaba realizando, para sólo a pocos metros de la orilla y rodeado de otras embarcaciones de recreo.. Una de ellas era en la que estaba el niño con su padre.

Leer también:  Inca se convierte en la capital de Mallorca durante la semana del Dijous Bo

El día de la trágica muerte, P. M. B. F. y otro hombre (A. J. C. G.) al que había conocido poco más de una hora antes, se encontraban en el barco. Según la declaración de esta persona durante el juicio, se había acercado a él para poder sacar la lancha de las dependencias de la Guardia Civil.donde había permanecido tras ser secuestrada por transportar combustible para abastecer a embarcaciones que traficaban con droga a través del Estrecho. A P. M. B. F. le dijeron que su licencia había caducado y que necesitaba que alguien la introdujera.

Según explicó A. J. C. G., alguien iba a llevar la lancha motora al Puerto de Algeciras pero advirtió que llegaría tarde. Tomaron un café (él) y una cerveza (el conductor) antes de abandonar el barco. Cuando pasaron el puente para salir del puerto, P. M. B. F. se puso al volante. Fueron a Getares, navegaron por allí y cuando volvían al puerto, les dijeron que el que iba a coger el barco llegaría tarde. Así que volvieron a la playa. Se acercaron al barco donde estaba el pequeño Manuel con su padre (M.M.R.) y un amigo suyo (S.L.P.) y pidieron aclaraciones. Según la declaración del padre, los dos dijeron que no tenían mechero y entonces vio como alguien llamaba al móvil del acusado mientras éste golpeaba el móvil del pequeño Manuel. aceleración y causó el accidente mortal.

Y para profundizar en el tema aquí la fuente

Periodista en Gaceta Balear
Leer también:  Sucesos en Mallorca : Un socorrista fuera de servicio consigue reanimar a un bañista en una playa de Paguera

Martina Rodríguez es periodista española nacida en Mallorca, España, en 1965. Comenzó su carrera trabajando como reportera local para el Diario de Mallorca. En 1993, fue contratada por el periódico nacional El País, donde trabajó como corresponsal en la oficina de Madrid. También ha trabajado como periodista independiente para varias publicaciones, incluyendo El Mundo y The Guardian. En los últimos años, ha sido colaboradora habitual de la revista online Gatopardo.

Rodríguez está considerada como una de las principales periodistas españolas. Ha ganado varios premios por su trabajo, entre ellos el Premio de la Asociación de la Prensa de Madrid (2003) y el Premio Nacional de Periodismo (2007). En 2010 recibió el prestigioso Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Rodríguez también ha participado activamente en la promoción de la libertad de prensa y la libertad de expresión en España. En la actualidad colabora con el diario de las islas baleares: Gaceta Balear.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *