Saltar al contenido

Una avería obliga a cancelar resonancias magnéticas en Can Misses

Un problema técnico técnicamente obligatorio que se anula en Can Misses la realización de resonancia magnética. El Área de Salud de Ibiza y Formentera aseguró que se trata de una avería sin demasiada importancia, por lo que la incidencia podría quedar resuelta este próximo lunes, una vez se traslade a la isla de Ibiza uno de los técnicos especialisto surgieron aparatos.

Fuentes sanitarias calculan que unos 20 pacientes se vieron ayer afectados por la cancelación de estas pruebas.

La magnífica ecuación de resonancia está operando durante todo el día, entre las 08.00 y las 22.00 horas. Básicamente se utiliza en pruebas diagnósticas que nunca tienen carácter urgente, aunque excepcionalmente puede usarse también en casos graves como una compresión medular por fuerte caída. Las resonancias pueden durar entre 30 y 90 minutos y tanto pacientes hospitalizados como de tipo ambulatorio se someten a ellas.

Según fuentes sanitarias, en principio esta nueva avería no va a retrasar ningún diagnóstico.

«Desde el servicio ya han planificado la recuperación de las citas que se van a cancelar hasta el lunes», aseguran desde el Área de Salud.

En caso de urgencia, explican que el paciente podría someterse al TAC y, en situaciones muy excepcionales, ser derivado a la Policlínica Nuestra Señora del Rosario.

«Se prioriza con la prueba preferente, aunque el sanitario puede solicitarla así y después es Radiología quien aplica su criterio y decide cuál es la resonancia urgente según el volumen de casos que manejan», concluyen desde Can Misses en relación al sercionón al funcion

Varias averías

No es la primera ocasión en la que una avería obliga a cancelar resonancias en el hospital de Can Misses. Por poner algunos ejemplos, en marzo de 2019 un problema en el sistema de imantación del aparato puede haber también la suspensión de unas cien pruebas. La situación se prolongó durante una semana y hasta cuatro pacientes tuvieron que ser derivados a la Policlínica.

Leer también:  Les Pitiüses tindran enguany 49 nous politicas locales als carrers

En noviembre del mismo año, el servicio de Radiología llegó a realizar numerosas pruebas más en un solo mes para sacar adelante todo el trabajo atrasado ya que el aparato estuvo averiado otros treinta días a finales de verano. En aquella ocasión, la incidencia técnica se produjo desde el 19 de septiembre al 20 de octubre y afectó a unos 400 pacientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *