Un ibicenco de 23 años ganó el Premio de Honor a la Dirección en el Conservatorio Superior de Madrid

Un ibicenco de 23 años ganó el Premio de Honor a la Dirección en el Conservatorio Superior de Madrid

Bartomeu Tur (Sant Josep, 1998), un ibicenco de 23 años, que ganó el Premio de Honor de Dirección de la Real Escuela Superior de Música de Madrid. Lo recogió el pasado lunes en la capital española, según publicó en las redes sociales con especial agradecimiento a sus compañeros.

A su edad, Tur tiene una gran experiencia con la música, para la que se ha estado preparando durante muchos años a nivel académico. Dio sus primeros pasos en el Escuela de Música Can Blau y más tarde en el Escuela Superior de Música y Danza Profesional de Ibiza y Formentera Catalina Bufí.

En conversación con Noudiari, Tur explica que le anunciaron hace unas semanas que había ganado este premio: «toda la gente que pone nuestro granito de arena en cualquier proyecto musical y cuya obra a menudo queda en la sombra, lamentablemente ».

Tur completó su formación musical en junio de este año en Madrid, completar estudios avanzados en música con un premio de honor a la dirección. Además, también tiene formación en Gestión y Organización de Eventos Musicales en la Universidad Europea Miguel de Cervantes. Explica que no sabe con certeza cuáles son sus planes para el futuro. También está terminando su carrera como profesor y quiere volver a Ibiza, «pero todo depende de dónde surjan las oportunidades». «Por el momento estoy esperando», declara. De todos modos, está claro que ser joven no ha sido una ‘barrera’ para él: «No voy a perder las oportunidades que se me presenten y puedo ser feliz, de momento tengo varios proyectos en Madrid, en el ámbito de dirección musical », dice.

La gestión y organización de eventos, dice, es un área que también le llama la atención: «Creo que se necesita mucha innovación y renovación para poder acercar la cultura a todos los sectores más alejados del futuro. Quizás», destaca. Y esto es precisamente uno de los objetivos de la Orquesta y Coro de Cámara de Sonora, de la que es director musical y artístico.

En su caso, no decidió asociarse con la música según la tradición familiar, ya que es el único que se compromete. «En mi caso, Desde pequeño me llamó la atención la música, siempre he estado muy cerca de la música y los sonidos, por ejemplo recuerdo saber como sonaban todos los relojes de la isla«, Explica Tur a modo de historia.

En sus redes sociales, Bartomeu Tur viene destacando la importancia de la cultura durante estos meses, partiendo del lema ‘la cultura es segura ‘: “Cuando terminó la labor pudimos retomar algunas actividades, pero la cultura estuvo más aislada durante la pandemia, por lo que el propósito de nuestro sector era convencer a la gente de que nuestros espacios eran seguros”, defiende.

Actualmente, además de ser director de música y arte de la Orquesta y Coro de Cámara de Sonora, es director de música y arte del Coro de la Universidad Complutense, Coro Estela de San Matías, Coro Junior de la Fundación Colegio Mayor SEPI y del Coro del Perpetuo Socorro. . Además, recientemente ocupó el cargo de subdirector del Coro Infantil de la Comunidad de Madrid, bajo la dirección artística de Ana Fernández Vega, y de la Joven Orquesta Sinfónica de Ibiza en su encuentro de 2019 con el maestro Salvador Brotons. En Ibiza colaboró ​​en la gestión del tiempo en concierto con la Banda de Sant Josep de Sa Talaia, la Banda de Santa Eulària des Riu, el Coro «Amigos de su música«, un Corazón de San José, un Cor de l’Urgell y el Corazón pequeño, entre muchos otros proyectos de arte. En efecto, También está formado como cantante y pianista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *