Saltar al contenido

Santa Eulària no controla la prolongación de la carretera de Lavanra: no habrá desalojos

El Ayuntamiento de Santa Eulària des Riu no controla la ampliación de un camino en la Llavanera, según ha asegurado la alcaldesa Carmen Ferrer en declaraciones a Noudiari este miércoles. Actualmente, esta estrecha vía, que une la avenida Vuit d’Agost con Jesús, funciona como alternativa para muchos vehículos a la salida o entrada del pueblo, debido al tráfico que allí se produce, principalmente en horas punta, en la salida más habitual, bajo. el túnel de la E-20 (junto a la Fábrica de Muebles), ya veces en la calle ses Feixes.

Más concretamente, esta vía desemboca en el cruce entre la avenida Cap Martinet y la calle s’Estanyol, muy cerca del campo de fútbol de Jesús.

Esta situación a menudo crea momentos de incertidumbre en el camino a Lavranra, como cuando los autos que viajan en ambas direcciones se cruzan. En estos casos, los conductores deben ingeniárselas para maniobrar y refugiarse en un desnivel (en algunos casos propiedad privada de un vecino) para dejar pasar al otro, ya que este camino es tan estrecho que -en su mayor parte- no permite el paso. Dos automóviles de pasajeros se extendieron simultáneamente uno al lado del otro. Además, algunos ciclistas y peatones transitan por esta zona de Jesús sin tener un espacio reservado para ellos, lo que obliga a tener mucho cuidado con los vehículos que adelantan, sobre todo cuando circulan a gran velocidad, como suele ser el caso. sucede “Esta mezcla de peatones y vehículos y la velocidad a la que circula la gente en esta zona nos preocupa”, dice el jefe del equipo de gobierno de la ciudad.

«Punto de salida muy peligroso»

En este sentido, admite que es «un punto de salida muy peligroso y que cada vez se utiliza más». Menciona también que la vegetación a un lado y al otro lado del asfalto va creciendo (y torpedeando el paso) y que hay personas y familias que caminan por allí, ya que este camino sigue siendo un atajo, porque te permite Vamos. a Vila (o vuelta) a pie. “La verdad es que, en este momento, por más señales que pongamos y por más baches que se puedan hacer, esta vía no tiene la seguridad que necesita y queremos cambiar la situación”, dice Ferrer.

Leer también:  Paro en octubre en Pitiusas

Por ello, el primer edil confirma que el objetivo del Ayuntamiento es «mejorar la seguridad de esta vía, como pidieron los propios vecinos al Ayuntamiento, pero no ensanchar la plataforma». Por tanto, “no será necesario realizar desalojos ni invadir el entorno”. La idea inicial que se estudia, además de la mejora del asfaltado y la señalización, es separar a los peatones y ciclistas de los vehículos (como se ha hecho desde la rotonda de s’Argamassa a Es Canar) y establecer un sentido único, además. para estudiar las necesidades de los vecinos, como explicó ayer el alcalde, quien, no obstante, destacó que de momento no hay nada cerrado. Y “actualmente se están analizando varias opciones y se están haciendo recomendaciones”, y una vez que se presente una opinión clara, se debe consultar a los técnicos de movilidad y a los vecinos, por lo que aún son “plazos difíciles de arreglar”, dice Carmen. Ferrer.

El alcalde explica que los vecinos de esta zona del pueblo, al salir de casa con su vehículo, intentan tener cuidado porque «los coches van a mucha velocidad y muy cerca de las salidas» de las casas.

Jesús en Transición

La asociación ‘Jesús en Transició’ se muestra partidaria de la «pacificación» total de un camino de Llavanera, defendida por Joan Costa, uno de sus representantes: «Lo que estamos proponiendo directamente es sacar los coches de este camino y no hay sólo los vecinos. puede entrar. Tendría que ser un camino tranquilo para que la gente pueda ir a Vila a pie o pasear por la zona”, sin correr peligro por la presencia de coches, afirma en conversación con este periódico. De hecho, Costa insiste en que los propios vecinos estarían en contra de que se estableciera esta vía como «otra salida a todo el tráfico», con los coches pasando continuamente por delante de sus casas, tras la construcción del nuevo hospital privado de Jesús, que lo hace. Se ubicaría justo enfrente de donde acaba un camino en la Llavanera, a un lado de la avenida Cap Martinet.

Leer también:  ¿Te ha presentado la Selectividad este año en Ibiza? ¡Esto te interesa!

Ya en las denuncias presentadas por esta asociación de vecinos de Jesús, que apuesta por un cambio de modelo urbanístico y de movilidad en la localidad, se referían a que la apertura de ese hospital supondría un aumento importante del tráfico en esta vía. : «Respecto a una vía en la Llavanera o ses Pitreres (una vía que une la avenida Cap Martinet con la calle Llavanera y la avenida Vuit d’Agost, que ya está en el término municipal de Eivissa), por un lado, el estudio [de movilidad presentado por la empresa promotora del nuevo complejo sanitario] ignorarlo como opción actual de acceso al hospital, a pesar de que obviamente sería utilizado, sobre todo en hora punta, aumentando la presión sobre una vía que en algunos tramos no supera los tres metros de ancho, y que ya sufre del tráfico excesivo, conflictivo y peligroso”.

En el escrito de alegaciones, presentado al Departamento de Obras y Urbanismo a mediados de junio, ‘Jesús en Transició’ pedía al Ayuntamiento convertir esta vía en una zona de «circulación prioritaria para peatones y ciclistas».

GEN-GOB

Del mismo modo, el presidente del GEN-GOB (Grup d’Estudis de la Natura/Grup Balear d’Ornitologia), Joan Carles Palerm, defiende que «no merece la pena incorporar la salida ni la entrada al pueblo». Señala que «lo lógico» es regular el tráfico hacia las vías habituales de escape de Jesús. Además, Palerm señala que si se abre el nuevo hospital, Can Misses seguiría siendo el principal de la isla y por tanto «no tendría que aumentar el tráfico lo suficiente como para exigir una nueva salida de Jesús». “El tráfico debe dirigirse hacia la carretera de Santa Eulària y hacia Talamanca”, dice.

Leer también:  Ganador de La Vuelta

Sin embargo, desde el GEN verían con buenos ojos el logro, al menos, de que un camino en la Llavanera sea un camino de sentido único (como el Ayuntamiento que estará estudiando) hará, aunque no se convierta en una vía principal fuera de el pueblo: “Tal vez sería una solución. paz este camino”.

Y para profundizar en el tema aquí la
fuente

Periodista en Gaceta Balear

Marc García es un periodista español que lleva más de 30 años trabajando en el campo del periodismo. Ha trabajado como periodista en varios medios de comunicación, como la televisión, la radio y la prensa escrita. También ha trabajado como periodista independiente.

Marc García estudió periodismo en la Universitat Pompeu en Barcelona. Tras sus estudios, comenzó a trabajar como periodista en el diario El Mundo. Después trabajó como reportero en el canal de televisión Antena 3.

En 2006, Marc García comenzó a trabajar como periodista independiente. Ha escrito artículos para varios periódicos y revistas, como El País, El Periódico, y La Vanguardia. También ha escrito artículos para la página web del periódico español El País.

En 2011, Marc García ganó el Premio Nacional de Periodismo por su trabajo como periodista independiente.

Actualmente, Marc García trabaja como periodista en el diario GacetaBalear. También es periodista independiente y escribe artículos para varios periódicos y revistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *