Saltar al contenido

No todo vale, en Juan Tur Viñas

Mentira, intimidación y vulneración del derecho al honor por codicia. Mi nombre es Juan Tur Viñas y tengo 71 años. Como buen ibicenco siempre he trabajado mucho, vivo un sueño y sueño mientras viva. Cada día me levanto con la certeza de que la sociedad ibicenca debe ser mejor que la del día anterior, que el sacrificio de nuestros antepasados ​​y de quienes decidieron elegir nuestra isla como lugar de residencia merece recuerdo y agradecimiento.

La vida pasa muy rápido, parece que fue ayer que decidimos iniciar un nuevo sueño, que para algunos se convirtió en una pesadilla; Lo siento mucho, no quise darle tanto dolor de cabeza a una persona. Siempre he pensado que la ambición y el egoísmo son emociones que no deben prevalecer sobre aquellos proyectos que favorecen el interés público. Bueno, dados los acontecimientos y algunas reacciones a nuestro proyecto del Nou Hospital de Ibiza, me equivoqué en estas apreciaciones.

Estos días he estado leyendo varios «avisos de opinión» o «anuncios» en varios periódicos de Ibiza; y debo reconocer que, a pesar de mi edad, nunca deja de sorprenderme. Pero tengo que reconocerle una cualidad, no tiene problema en hacerlo abiertamente, ya que a pesar de estar tapado con publicidad engañosa o en la «opinión» de una persona anónima, todos sabemos quién es. En Ibiza nos conocemos todos, y también tengo el certificado escrito en mi poder, por si alguien todavía duda.

A primera hora de la mañana, cuando me dirigía a mi farmacia, una mujer, clienta nuestra, me paró y tomándome de la mano me dijo: “Por favor, no se rindan, Ibiza necesita un nuevo hospital, y el señor… [al que le llamaremos “ofendido”]cántale la cuarenta, se lo merece”.

He de reconocer que últimamente esta situación se repite a diario: muestras de apoyo y cariño que, sin duda, te alegran el día. Hay un dicho que dice «La codicia y la ambición derriten el corazón». ¿Es esto lo que les está pasando a los «culpables»? Pues no sé, y la verdad que no me interesa saberlo, porque es nuestro sueño, y lo digo en plural, porque tenemos más de 200 personas en este proyecto. También estamos ilusionados y ocupados resolviendo nuestros innumerables problemas de todo tipo: personales, profesionales y familiares.

Entenderán que, sin ser una persona pública, mis familiares y amigos pueden sentirse mal al ver mi nombre todos los días en los medios, faltarme al respeto, burlarse de mí en caricaturas y violar mi derecho al honor ya mi propia imagen. Y comprenderán que me duele ver a mi gente preocupada por todo esto. A decir verdad, no lo demuestran, se preocupan por mí y hacen como si nada, pero yo sé que no es así.

Bueno, si la intención del «infractor» es causar dolor a mi familia más cercana, lo logra, pero si por el contrario lo que pretende es asustarme y detenerme, él sabe que no lo logrará.

Mahatma Gandhi dijo que «Hay suficiente en el mundo para satisfacer las necesidades de todos, pero no lo suficiente para satisfacer la codicia de algunos». Sabia reflexión. Podríamos aplicarlo a la salud de Ibiza. Hay espacio para un hospital que ayude a satisfacer las necesidades de todos.

Parece que nos hemos olvidado de las carencias que sufrieron los ciudadanos de Ibiza durante estos años, y especialmente durante los momentos más difíciles de la pandemia. Todos tenemos un amigo o familiar, en nuestros recuerdos, que falleció por falta de recursos, tanto de salud pública como privada, pero esto parece preocupar mucho a los «infractores».

Espero no haberlos aburrido con mis pensamientos esta mañana, tal vez quería el calor para compartirlos con ustedes, y sobre todo hacerlo con respeto, para quienes alaban nuestro proyecto y para quienes lo critican. Gracias a todos por su comprensión y paciencia, en especial a mi familia y con su permiso continuaremos con nuestro sueño.

Por Juan Tur Viñas, de la Clínica IMIF (Iniciativas Médicas de Ibiza y Formentera)

Y para profundizar en el tema aquí la
fuente

Periodista en Gaceta Balear

Marc García es un periodista español que lleva más de 30 años trabajando en el campo del periodismo. Ha trabajado como periodista en varios medios de comunicación, como la televisión, la radio y la prensa escrita. También ha trabajado como periodista independiente.

Marc García estudió periodismo en la Universitat Pompeu en Barcelona. Tras sus estudios, comenzó a trabajar como periodista en el diario El Mundo. Después trabajó como reportero en el canal de televisión Antena 3.

En 2006, Marc García comenzó a trabajar como periodista independiente. Ha escrito artículos para varios periódicos y revistas, como El País, El Periódico, y La Vanguardia. También ha escrito artículos para la página web del periódico español El País.

En 2011, Marc García ganó el Premio Nacional de Periodismo por su trabajo como periodista independiente.

Actualmente, Marc García trabaja como periodista en el diario GacetaBalear. También es periodista independiente y escribe artículos para varios periódicos y revistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.