Saltar al contenido

niega que hubiera órdenes políticas

La primera prueba del caso ‘Pastel’ de Puertos de Ibiza parte de la idea: había un polético y social porque el Club Náutico mantuviera la concesión, pero no apreciaron que se le beneficiara en el concurso. En la jornada de declaración llevada a cabo ayer ante el titular del Juzgado de Instrucción 3 de Palma, Martina Mora, comparecieron el exalcalde de Inca, Rafael Torres, que estaba en el consejo de administración de la Autoritat Portuària (APB) y votó a favor de la adjudicación; un maritin de la marina mercante que también compareció en la investigación por el puerto de Maó y que también estaba en el consejo, y una directiva de Puertos del Estado.
One of the décimo quea que responde a preguntas del juez sobre una llamada telefónica al representante de la institución en el consejo de administración, uno de los críticos con la cúpula de la APB. Se dice que la prueba es hablar para ordenar que se vote a favor de la adjudicación del Náutico de Ibiza, algo que admitió ayer. Sin embargo, descartó que fuera por presiones políticas, algo que pretendía averiguar la magistrada. El testigo dijo que la institución estaba de acuerdo con la actuación que se llevaba a cabo en Palma y que por eso pidieron a su representante que la ratificara. Se descuidó y disminuyó como una consonante de orden.

Las testificales seguirán hoy y la próxima semana comparecerán de nuevo los investigados, entre ellos Juan Gual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *