Miriam Alonso: «el deudor honesto merece una segunda oportunidad, sin duda»

Miriam Alonso: «el deudor honesto merece una segunda oportunidad, sin duda»

Raan Abogados y Consultores llega a Ibiza para ofrecer sus servicios, especialmente centrados en la Ley de la Segunda Oportunidad, que permite a particulares, autónomos, profesionales y empresarios eliminar sus deudas pasadas. La abad Miriam Alonso abordó la situación de Ibiza y explicitó que se puede mejorar con este mecanismo.

La Ley de Segunda Oportunidad permite eliminar o renegociar las deudas ante un fracaso económico. La abogada Miriam Alonso explica que, ante la irrupción del covid y el cierre de muchas empresas, en Eivissa muchas personas pueden acogerse a este mecanismo que permite a las personas físicas volver a empezar y estabilizar su vida económica sin arrastrar

¿Qué es la Ley de Segunda Oportunidad?

Es un mecanismo que permite levantarse cuando una persona física ha caído, huir de la cultura del fracaso, volver a empezar usando mecanismos legales. En términos más jurídicos, la Ley de la Segunda Oportunidad es un mecanismo, introducido en 2015 en la normativa convencional, ya que los físicos (particulares, autónomos, profesionales y empresarios) pueden ser actuados por quienes han empoderado a personalidades económicas y económicas. en situación de insolvencia (es decir, que no pueden cumplir con sus obligaciones de pago).

¿Qué supone para las personas llegar a esta situación?

Cuando se ostentan deudas, se crea cierto estigma social, se genera una sensación de fracaso y un miedo a reconocer la situación por la que estamos pasando. En otros países esto ya no se sabe en España, tenemos un problema cultural con respecto.

¿Por qué cree que ocurre?

Parece que no seamos capaces de entender que cuando una persona ha fracasado en un negocio, o bien se ha sobreendeudado para poder cubrir sus necesidades, pueda triunfar con el siguiente negocio o pueda tener ingresos sin que se los embarguen. Nos culpamos por deber dinero, por no haber podido o sabido cumplir con nuestras obligaciones.

Estaban instalados en Barcelona y aterrizan ahora en Ibiza, ¿por qué?

Llevamos ya varios años aplicando esta Ley en beneficio de nuestros clientes, sobre todo en Barcelona, ​​y hemos decidido instalarnos en Ibiza y ofrecer este servicio porque hemos comprobado que, especialmente aquí, muy poca gente la conoce y, la que ha oído ha oí ha ha oído , cree que es imposible o simplemente, que a él o ella no le serviría.

Tener deudas pendientes no gusta a nadie, ¿qué sensación tienen sus clientes cuando deciden dar el paso y consultar lasossibleles soluciones a su situación?

Cuando los clientes acuden al despacho a tratar este asunto normalmente vienen angustiados, arrastran una losa encima, reciben cartas continuamente, llamadas de teléfono amenazantes, y esto les impide vivir con tranquilidad. Cuando se trata de información en una primera reunión que se trata de una simple eliminación, su primera realidad está entre lo increíble y lo simple. ¡Es necesario normalmente una segunda reunión para que puedan creerlo!

¿Cómo está siendo la aplicación de esta Ley en Ibiza en relación a otros lugares de España?

Entendiendo que los habitantes de esta isla están pasando por una situación excepcional y que, en realidad, deberían ser de las poblaciones de España en las que se tramiten más expedientes basados ​​en la Ley de Segunda Oportunidad y, en realidad, es todo lorarrario

¿Por qué?

Podemos afirmar que en Ibiza este beneficio que se concede legalmente es un beneficio prácticamente desconocido, o bien del que se desconfía, cuando debería ser de las poblaciones de España donde más se conociera y explotara.

¿Cuál es la situación que han observado en Ibiza para decidir su implantación en la isla, para difundir esta Ley de la Segunda Oportunidad?

Con la actual pandemia y el cierre del turismo, la hostelería y el ocio nocturno, del que depende gran parte de sus habitantes, muchas familias han visto reducidos sus ingresos, se han quedado en paro, han tenido que vivir de ayudas, se han visto obligados a cerrar sus negocios. Por otro lado, entiendo que Ibiza tiene la peculiaridad de que fuera del turismo sus habitantes no son muchos y esto aumenta el sentimiento de vergüenza a la hora de reconocer un fracaso, lo que provoca que, por no exponerse, se pierda la oportunid ocasiones poder volver a empezar. Lo que deben saber es que el mecanismo de esta Ley es rápido, ágil y además nosotros garantizamos total discreción y profesionalidad.

¿Quién puede acogerse a la Ley?

Hay algunos requisitos, como no estar condenado previamente por delitos financieros o que las deudas sean inferiores a los cinco millones de euros.

¿Qué le espera a un particular que se acoge a un proceso de segunda oportunidad?

Tiene que saber que hay que poner las cartas sobre la mesa, que hay que averiguar cuánto ya quién se debe y, además, tenemos que comunicar todos nuestros bienes en propiedad e ingresos. En los supuestos incluso en que no tenemos propiedades o bienes propios, el mecanismo suele ser más rápido y eficaz, pero con bienes, en la mayoría de ocasiones es aconsejable.

¿Cuándo hay que plantearse empezar con los trámites?

Cuando prevés que no puedes hacer frente a tus obligaciones de pago, lo más adecuado es que acudas a un profesional cuanto antes. No obstante, la mayoría de nuestros clientes son personas que arrastran deudas del pasado, que viven sin cuenta bancaria, sin tarjetas de crédito y sin la factibilidad de recomponer su estado económico. Cuando finaliza el proceso, no pueden creerse que sus deudas se hayan borrado, literalmente. El simple hecho de abrir una cuenta a su nombre y pedir una tarjeta de crédito es especialmente gratificante.

¿Todo el mundo merece una segunda oportunidad?

Yo diría que el deudor honesto y de buena fe merece una segunda oportunidad. Sin duda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.