Saltar al contenido

microplásticos en los mares de Ibiza y Formentera

Desde el exfoliante utilizado para los cuidados de belleza hasta la ropa elástica que llevamos, si algo tienen claro los expertos es que «vivimos en una sociedad de plástico». Por ello, combatir su presencia en espacios naturales como el mar será cada vez más complicado.

El investigador y profesor del Departamento de Ecología de la UIB, Samuel Pinya, asistió ayer a una conferencia sobre turismo y residuos plásticos en el Consell d’Eivissa. Durante su intervención, Pinya describió su estudio Contaminación por plásticos en el mar Balear, señalando que el 92% de los residuos en las aguas de las Islas Baleares está formado por microplásticos. «Es una idea excelente organizar una conferencia como ésta. A menudo no somos conscientes de la cantidad de plástico que se genera y de cómo la actividad turística y los residentes contribuyen a este fenómeno», dijo.

Con su presencia en este acto del Día del Medio Ambiente, Pinya quiso destacar la presencia de estos residuos y sus efectos sobre diversos organismos marinos. El experto también lamentó las consecuencias negativas que la ingestión de microplásticos puede tener en algunas especies: desde las que los ingieren accidentalmente hasta las que han introducido accidentalmente microplásticos en su dieta habitual, causándoles graves problemas.
«Los plásticos tienen sustancias tóxicas y, con una determinada concentración en el organismo, pueden causar graves daños a la salud, con una disfunción hormonal alterada y, por tanto, un impacto fisiológico muy preocupante», informó.

Según Pinya, prácticamente todos los grupos zoológicos que viven en el Mediterráneo sufren la presencia de plástico en su organismo, aunque hay grupos «muy visibles», como las tortugas marinas, los cetáceos y las aves marinas, que pueden dar al público una idea de este preocupante problema. «En muchos de ellos, tras su muerte, se puede ver cómo sus estómagos están parcialmente cubiertos de plástico», dijo Samuel Pinya.
Al mismo tiempo, la presencia de estos microplásticos tendrá graves repercusiones para los humanos, «porque las sustancias que son tóxicas para un pez también lo son para una persona y los efectos que tienen por acumulación en el organismo, con disfunciones hormonales, también nos afectan a nosotros».

Leer también:  La detención de Guerrero, la gota que colma el vaso para el PSOE en Ibiza

De hecho, según los estudios, el ser humano puede consumir unos 200 kilos de plásticos, microplásticos y derivados a lo largo de su vida. «Esta cantidad, a largo plazo, puede causar problemas de salud», advirtió. A pesar de los esfuerzos realizados, la presencia de estos residuos es «cada vez más abundante» en los últimos tiempos, según el experto, ya que la población desconoce dónde se encuentran. «Entre otros ejemplos, utilizamos nuestros coches todos los días y los neumáticos se desgastan. Esto se convierte en microplásticos que acaban en el mar. Cuando utilizamos una crema exfoliante, no miramos su composición y la mayoría de ellas contienen micropartículas de plástico que también acaban en el mar. Vivimos en una sociedad de plástico y todo contiene plástico», reiteró.

Pinya recomendó pensar detenidamente en cómo reducir estas cantidades, ya que, en términos globales, sólo se recicla el 17% de todo el plástico producido. «La vida útil del plástico es de unas cuatro veces. Por tanto, la solución es utilizar otros materiales en nuestra vida cotidiana, aunque en nuestra sociedad lo hemos organizado todo en torno al plástico y es difícil cambiar esta situación. Debería haber políticas serias al respecto», añadió.

En cuanto al Mediterráneo, Pinya señaló que su tiempo de renovación es de casi un siglo, ya que es un espacio muy cerrado con corrientes particulares, por lo que lo que allí se encuentra es complicado de eliminar. Si tenemos en cuenta que casi el 10% de la población que vive en la costa vive en el Mediterráneo, estoy hablando de muchas personas que consumen en torno a este mar», afirmó.

Leer también:  El Puig de Missa tiene un belén con casi 400 figuras

El investigador dio varios consejos para comprar determinados productos, como comprobar realmente lo que se consume, estudiar las etiquetas y evitar muchos artículos que pueden sustituirse fácilmente por otros sin determinados materiales.

Y para profundizar en el tema aquí la
fuente

Periodista en Gaceta Balear

Marc García es un periodista español que lleva más de 30 años trabajando en el campo del periodismo. Ha trabajado como periodista en varios medios de comunicación, como la televisión, la radio y la prensa escrita. También ha trabajado como periodista independiente.

Marc García estudió periodismo en la Universitat Pompeu en Barcelona. Tras sus estudios, comenzó a trabajar como periodista en el diario El Mundo. Después trabajó como reportero en el canal de televisión Antena 3.

En 2006, Marc García comenzó a trabajar como periodista independiente. Ha escrito artículos para varios periódicos y revistas, como El País, El Periódico, y La Vanguardia. También ha escrito artículos para la página web del periódico español El País.

En 2011, Marc García ganó el Premio Nacional de Periodismo por su trabajo como periodista independiente.

Actualmente, Marc García trabaja como periodista en el diario GacetaBalear. También es periodista independiente y escribe artículos para varios periódicos y revistas.

Leer también:  Ribera anuncia que la depuradora de Ibiza estará operativa en verano de 2024

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *