Saltar al contenido

Entrevistas en Ibiza

Rosario Clausell (Alamsora, Castellón, 1947) llegó a Ibiza en 1972 desde su Castellón natal con su familia para iniciar una nueva vida en la que trabajó como jornalera en una finca, como limpiadora o cosiendo cortinas.

-¿Dónde naciste?
-En Almasora, un pueblo de Castellón. Yo era el menor de cuatro hermanos. María, Laura y Vicent eran mis hermanos mayores. Mis padres eran Vicent y María Gracia. Mi padre trabajaba en la construcción, al igual que mi hermano. Mi madre nos cuidaba, pero en cuanto pudo se fue a trabajar a los almacenes de naranjas de «el favero», que también era alcalde del pueblo.

-¿Creciste en tu pueblo?
-Sí, fui a la escuela en Almasora y también empecé a coser con mi prima Lolita, que era costurera. A los diez años me gustaba más coser que ir a la escuela. Cuando empecé a trabajar, a los 15 años, empecé a alternar la costura con la tienda de naranjas. En verano cosía y en invierno trabajaba en el almacén.

-El almacén de naranjas, ¿era un trabajo muy duro?
-Sí, lo era. Nos levantábamos a las tres o cuatro de la mañana y trabajábamos sin parar hasta la una o las dos de la tarde. Todo el tiempo de pie delante de lo que llamábamos «el pesebre», llenando las cajas con las naranjas que caían de la máquina. Sin embargo, también es cierto que nos divertíamos. Trabajábamos de dos en dos y acabábamos haciéndonos amigos de nuestro «compañero». Éramos jóvenes y nos reíamos mucho durante el desayuno, contándonos chistes y gastándonos bromas. Uno de nosotros tenía un hermano que trabajaba allí. Llevaba las cestas de naranjas al coche, las tapaba y metía las cajas en el camión. Me habló tanto de su hermano que me lo presentó y unos años más tarde nos casamos y dejé mi trabajo.

Leer también:  El Consell de Ibiza recuperará la Trobada de Pobles como lugar de encuentro de asociaciones.

-¿Tuvisteis hijos?
-Sí, Eugenia y Eugenio (risas). El padre se llamaba Eugenio y llamó al primero por su nombre. Cuando vino el segundo y fue varón, después de discutir si Juana, Vicente o Enrique, fue al juzgado y le llamó Eugenio (risas). Ahora tengo dos nietas, Estefanía y Aída, que están a punto de convertirme en bisabuela (¡estoy tan emocionada!). Cuando mis hijos crecieron, en el 72, mi marido encontró trabajo en Ibiza y nos vinimos a vivir aquí. Trabajó unos años como alicatador, luego cogimos una finca para trabajar como jornaleros, la finca Can Riera, cerca de Santa Eulària. Estuvimos allí 10 ó 12 años sembrando y cuidando de los animales. Yo no tenía experiencia, pero aprendí a cuidar de la tierra y de los animales a toda prisa, ¡y llegué a matar muchos pollos para llevarlos a la carnicería de Casa Galindo! En Navidad también matábamos pavos y, por supuesto, cerdos.

-¿Cuánto tiempo estuvieron en la granja?
-Hasta finales de los 90. Luego vinimos a vivir a Vila y empecé a trabajar limpiando las casas hasta que me jubilé. También seguí cosiendo por las tardes. Sobre todo cortinas para la tienda de Nati y Alejandro en Isidor Macabich, pero también remendaba ropa. Con menos dinero, hacía de todo (risas). En aquella época, mi marido enfermó y empezó a tener ataques epilépticos. Un día, hace 25 años, me desperté y lo encontré muerto. A partir de ese momento, pude empezar una vida nueva, más feliz. Ya nadie me mandaba, podía hacer lo que quisiera, era dueña de mi propio dinero y podía olvidar episodios desagradables que prefería no recordar.

-¿A qué dedicas tu tiempo en la jubilación?
-Mantener la casa limpia, hacer la compra, cocinar e ir a jugar a las cartas a Can Ventosa con mis amigos. Vivir lo más tranquilo posible, pues ya he trabajado bastante cargando carretillas de estiércol de cerdo. ¡Así tengo la espalda como está!

Leer también:  Imserso en Ibiza: comienzan los viajes

Y para profundizar en el tema aquí la
fuente

Periodista en Gaceta Balear

Marc García es un periodista español que lleva más de 30 años trabajando en el campo del periodismo. Ha trabajado como periodista en varios medios de comunicación, como la televisión, la radio y la prensa escrita. También ha trabajado como periodista independiente.

Marc García estudió periodismo en la Universitat Pompeu en Barcelona. Tras sus estudios, comenzó a trabajar como periodista en el diario El Mundo. Después trabajó como reportero en el canal de televisión Antena 3.

En 2006, Marc García comenzó a trabajar como periodista independiente. Ha escrito artículos para varios periódicos y revistas, como El País, El Periódico, y La Vanguardia. También ha escrito artículos para la página web del periódico español El País.

En 2011, Marc García ganó el Premio Nacional de Periodismo por su trabajo como periodista independiente.

Actualmente, Marc García trabaja como periodista en el diario GacetaBalear. También es periodista independiente y escribe artículos para varios periódicos y revistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *