Saltar al contenido

cerrado temporalmente debido a la construcción

La remodelación de la avenida Isidor Macabich está causando más molestias en los comercios y establecimientos de esta céntrica calle de las que anunció inicialmente el Ayuntamiento controlado por el socialista Rafa Ruiz. Tanto es así que establecimientos históricos como la cafetería Gran Vía han decidido cerrar unos días porque no se puede atender a sus clientes en las condiciones adecuadas. Él no es el único.

Su propietario, Manuel Izquierdo, explicó este jueves a Periódico de Ibiza y Formentera que cerrará a partir del próximo lunes durante una semana porque «esto no se puede tolerar». “Es un desastre”, dijo, “en unos días hemos tenido tres fugas de gas seguidas. Y es que no tienen el control”. Esta situación lleva a personas como Izquierdo a mirar a diario las obras y constatar situaciones cuanto menos sorprendentes: “Aquí no manda nadie. solos y no saben nada. Ni siquiera pueden mojar la grava. No le deben nada a nadie. Mira, vacían el volquete como una bestia, sin pensar en el polvo que levanta. Se creen que son los reyes del mambo.

Izquierdo continúa y prosigue su lista de recriminaciones, dirigidas al Ayuntamiento ya los responsables de este proyecto: «Aquí nadie viene a dar la cara cuando cortan la luz o cuando hay una fuga que hay de gas. Es el tercer mundo. Nuestros suministros se cortan al mediodía. ¿Qué vamos a hacer con los menús? Rompen todas las tuberías que encuentran. ¿Alguien les dice dónde picar? Lo buscas en otro lado y no lo encuentras.

El enfado aumenta cuando los afectados confirman que las obras van más lentas de lo que decía el Ayuntamiento. “Aquí no se trabaja los domingos”, dice Manuel Izquierdo, “las obras no se están haciendo por etapas, y eso nos dijo Elena López. Están lastimando a todos al mismo tiempo cuando lo que deberían estar haciendo es dejar que la gente trabaje. Estoy de pie, esto es el tercer mundo.

Al otro lado de la calle, los dueños de Pepe’s Cafeteria actualmente están considerando cerrar el establecimiento. “Es muy esperanzador”, dijo uno de ellos, Andrea Villalba. Este establecimiento se ve especialmente afectado por los constantes cortes de luz y agua, y ya casi nadie se sienta en su tarima. “Vienen los vecinos más fieles, pero ya ves cómo está todo”, dice, “¿quién va a querer sentarse en la terraza en estas condiciones si solo hay polvo y ruido? Parece una penitenciaría».

Villalba ha explicado que es necesario dejar de trabajar en la cafetería por los cortes de suministros «cada dos o tres horas». “Si a eso le sumas el polvo, lo difícil que es llegar aquí y no te puedes sentar en la plataforma, está claro que la caja es una ruina y la situación no es sostenible”, dijo. Por eso está claro que en algún momento y si las cosas no mejoran pronto, será mejor cerrar «temporalmente».

Andrea Villalba soporta las labores sólo como empresaria. También es vecina de Isidor Macabich, por lo que cuando llega a casa tampoco puede «desconectar». “No puedo ducharme porque cortan el agua cada pocos minutos”, dijo, “y esto también significa que no podemos enjuagar la cadena. Con una fuga de gas, tienes miedo. Yo digo que nos están matando lentamente. Actualmente vivo en un ambiente hostil por el ruido, el polvo y el tráfico.

Otro vecino de la avenida, Josep Antoni Cardona, también estaba muy molesto. «Es una pena», dijo, «que empiecen a hacer esto ahora mismo, cuando más le molesta». Lo peor que tienen en casa son los cortes de luz. «Yo digo que estamos en una situación de emergencia», dijo.

Otro vecino de la avenida, José Torres, mostró un poco más de humor al explicar la experiencia de vivir en lo que él y su familia llaman “la calle del polvo”. “El camión de regadío ya ni pasa por aquí”, explicó, “ni con manguera pueden regar para que no haya tanto polvo”. Como muchos otros vecinos y trabajadores de la zona, Torres lamentó la decisión del Ayuntamiento de realizar las obras en plena temporada turística. “No es el momento”, dijo, “y, insisto, si al menos entendieran que les quitarían menos polvo echándoles un poco de agua…”.

Y para profundizar en el tema aquí la
fuente

Periodista en Gaceta Balear

Marc García es un periodista español que lleva más de 30 años trabajando en el campo del periodismo. Ha trabajado como periodista en varios medios de comunicación, como la televisión, la radio y la prensa escrita. También ha trabajado como periodista independiente.

Marc García estudió periodismo en la Universitat Pompeu en Barcelona. Tras sus estudios, comenzó a trabajar como periodista en el diario El Mundo. Después trabajó como reportero en el canal de televisión Antena 3.

En 2006, Marc García comenzó a trabajar como periodista independiente. Ha escrito artículos para varios periódicos y revistas, como El País, El Periódico, y La Vanguardia. También ha escrito artículos para la página web del periódico español El País.

En 2011, Marc García ganó el Premio Nacional de Periodismo por su trabajo como periodista independiente.

Actualmente, Marc García trabaja como periodista en el diario GacetaBalear. También es periodista independiente y escribe artículos para varios periódicos y revistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.