Saltar al contenido

Vivienda en Baleares: el Govern apuesta por el home sharing

El problema de la vivienda se ha convertido en un problema para los ciudadanos de las Islas Baleares. La escasa oferta y su elevado precio, unido a la necesidad requerida por colectivos clave para el desarrollo de actividades en sectores fundamentales (sanidad, educación, administración…) han convertido este problema en un asunto de gran preocupación para los ciudadanos de las Islas Baleares. una prioridad para el nuevo gobierno, que en pocas semanas activó un decreto-ley sobre la emergencia habitacional. con el que tratar de aportar soluciones legales para los próximos meses y evitar situaciones comprometidas a quienes no pueden permitirse el elevado coste de un techo en las islas, incluyendo conceptos como la vivienda asequible.

Además de la lucha contra el alquiler turístico ilegal, la prioridad del decreto ley redactado por el equipo de la Conselleria de Habitatge, y presentado el lunes por su responsable, Marta Vidal, pretende abrir el mercado inmobiliario a las clases medias y trabajadoras de forma rápida y en condiciones asequibles.Los principales afectados, junto con otros colectivos que han encontrado en la insularidad otro hándicap que se suma a la falta de oferta, especialmente en islas como Ibiza, marcadas por un arraigado problema que ha afectado especialmente a algunos servicios esenciales.

Pero una de las apuestas por las que Vidal y su equipo están apostando fuerte es la la incursión de nuevos conceptos de tipologías residenciales con raíces en Europa y que llevan años desarrollándose en varios países del continente, con una tímida y discreta presencia en Baleares. Y este necesario decreto ley establece en su texto la definición de alojamiento con espacios comunes complementarios. O, en otras palabras, Coliving y Cohousing.. Dos nuevas formas de entender la vivienda que, en el caso de Baleares, tendrán como destinatarios prioritarios a colectivos como los jóvenes, las personas mayores y una serie de categorías profesionales afectadas por la falta de oferta de vivienda, como el personal sanitario y el profesorado.

Leer también:  PP Baleares: Prohens reestructura la dirección del PP y da aún más poder a Sagreras

Estas líneas de actuación se centrarán principalmente en islas como Ibiza y Formentera.En estos dos lugares han visto cómo el problema de la vivienda condiciona incluso su vida cotidiana y complica el desarrollo de sus actividades y su capacidad para ocupar esos puestos dentro de la organización pública, aunque su expansión al resto del archipiélago queda sancionada por este nuevo texto.

En el caso de los Coliving, la idea es alquilar pisos compartidos y es especialmente popular entre los jóvenes. y quienes buscan una primera alternativa para independizarse. Esta fórmula ahorra dinero y permite conocer a personas afines y relacionarse bajo el mismo techo. El coste del alquiler es más asequible para este tipo de usuarios potenciales, que disponen de una habitación individual y comparten las zonas comunes.

Al mismo tiempo, Cohousing es la otra carta puesta sobre la mesa por el gobierno, que propone viviendas colaborativas y autogestionadasespecialmente para personas mayores de 50 años y ancianos. Esta iniciativa ha tenido precedentes en Mallorca, aunque no ha recibido reconocimiento institucional y está luchando por establecerse como alternativa. El perfil de vivienda definido por el Cohousing es de carácter privado, con espacios comunes en los que socializarse, y puede incluir servicios adicionales como guarderías o jardines de infancia. dependiendo de quién viva allí.

El cohousing surgió en los años 70 en Holanda y Dinamarca. La idea inicial era alojar a parejas jóvenes para que pudieran ayudarse mutuamente con el cuidado de los niños y las tareas domésticas. Con el tiempo, se extendió a otros países y se hizo enormemente popular, aunque no entre los jóvenes, sino entre las personas mayores, cambiando su enfoque.

Leer también:  Aumento de las tasas aeroportuarias| El Gobierno rechaza la subida de tasas de Aena y exige compensaciones para Baleares.

El dificultad para encontrar terrenos han sido un obstáculo para las iniciativas que han surgido en Mallorca, como las desarrolladas por las asociaciones Plegats, Casal Mallorca y Proyecto de la Cooperativa Es Llindarque no pudieron llevar a cabo estas ideas de vivienda colaborativa por no encontrar un espacio financieramente accesible o espacialmente suficiente, además de verse obligados a recurrir a los ayuntamientos de la Parte Forana en el caso de Mallorca.

Dos conceptos de concepción netamente colectivista y de impronta europea se perfilan como alternativas para dar una solución habitacional a una serie de colectivos que sufren en primera persona la necesidad de una vivienda digna en Baleares, donde lo que legalmente es un derecho se ha convertido en un producto de lujo. para muchos.

Y para profundizar en el tema aquí la fuente

Periodista en Gaceta Balear

Marc García es un periodista español que lleva más de 30 años trabajando en el campo del periodismo. Ha trabajado como periodista en varios medios de comunicación, como la televisión, la radio y la prensa escrita. También ha trabajado como periodista independiente.

Marc García estudió periodismo en la Universitat Pompeu en Barcelona. Tras sus estudios, comenzó a trabajar como periodista en el diario El Mundo. Después trabajó como reportero en el canal de televisión Antena 3.

Leer también:  Baleares recibió 13,2 millones de turistas en 2022, lo que supone un aumento del 108,8%.

En 2006, Marc García comenzó a trabajar como periodista independiente. Ha escrito artículos para varios periódicos y revistas, como El País, El Periódico, y La Vanguardia. También ha escrito artículos para la página web del periódico español El País.

En 2011, Marc García ganó el Premio Nacional de Periodismo por su trabajo como periodista independiente.

Actualmente, Marc García trabaja como periodista en el diario GacetaBalear. También es periodista independiente y escribe artículos para varios periódicos y revistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *