Saltar al contenido

Las Pitiusas se quedaron sin tutores en la nueva Autoridad Costera Balear.

La nueva Autoridad de Costas y Litoral de Baleares no tiene de momento tutor para Ibiza y Formentera. Así lo indicaron fuentes de la Conselleria de Mar y Ciclo Hídrico, precisando que el traspaso de competencias se formalizó el 1 de julio. Actualmente, el control del litoral de las Pitiusas está encomendado a cuatro guardas, tres en Ibiza y uno en Formentera, que dependen, sin embargo, de la Demarcación de Costas del Estado, cuyas competencias se han visto reducidas tras el traspaso de la gestión a la comunidad autónoma. El anterior gobierno autonómico, presidido por la socialista Francina Armengol, no cubrió las plazas necesarias para asumir la gestión de estas nuevas competencias, a pesar de que llevaban negociándose desde 2009 y de que en noviembre de 2022 ya sabían que el traspaso se produciría en julio de 2023. Una situación que perjudicó especialmente a las Pitiusas.

Con el traspaso de competencias, el nuevo departamento autonómico de Costas y Litoral deberá gestionar, según un informe al que ha tenido acceso el Periódico de Ibiza y Formentera, el otorgamiento de autorizaciones y el control de las declaraciones responsables relativas a obras, instalaciones y actividades en la zona de servidumbre de protección prevista por la legislación del litoral peninsular. También debe ejercer la función inspectora y la potestad sancionadora relacionadas con estas actuaciones, así como emitir los informes que la legislación de costas atribuye genéricamente a la Comunidad Autónoma en los procedimientos de autorización y concesión sobre bienes marítimo-terrestres y otros relacionados con actuaciones relativas a planes, proyectos y obras en el litoral.

Para estas competencias, el actual Servicio de Costas y Litoral de la CAIB contaba con ocho empleados, de los cuales sólo uno, un guardacostas, estaba destinado en Ibiza. En Formentera, según el mismo informe, «nunca ha habido un guardacostas», mientras que en Menorca el anterior empleado se jubiló y no se cubrió el puesto. Con el traspaso de competencias, se transfirieron siete puestos de oficial del estado a la comunidad, seis de los cuales quedaron vacantes. También se transfirieron ocho puestos de vigilante: cuatro en Palma (uno vacante), dos en Alcudia (uno vacante) y otros dos en Sóller y Llucmajor, así como dos técnicos de obras y un técnico superior en Maó (vacante). Ninguna de las plazas transferidas se refiere a puestos de trabajo en Ibiza o Formentera.

Leer también:  Sanidad en Baleares | Malestar entre los pediatras, a la espera del calendario de vacunas para 2023

«Para llevar a cabo la enorme carga de trabajo transferida a la comunidad autónoma», reza el informe elaborado por el nuevo departamento, dirigido por Carlos Simarro, «en la práctica no se ha transferido personal cualificado, ni superior ni intermedio, que tuviera que hacer frente a la gran carga de trabajo asumida. Ni siquiera se han trasladado guardias a las islas de Ibiza y Formentera, y sólo uno a Menorca».

El informe pone de manifiesto la gravedad de la situación al comparar el traslado de esta dirección a Baleares con la forma en que se ha hecho en otras comunidades como Andalucía y Cataluña. En el primer caso, con 910 km de costa, un total de 62 funcionarios, con distintas titulaciones, fueron transferidos a la comunidad andaluza. En Cataluña, con 699 km de costa, el traspaso afectó a 34 funcionarios para gestionar este ámbito. En el caso de Baleares, el Estado transfirió sólo 18 funcionarios, a pesar de que las islas tienen 1.428 km de costa. El agravio comparativo», denuncia el informe, «es evidente».

Si bien es cierto que en mayo el anterior gobierno autonómico creó 12 plazas adicionales para este nuevo servicio, la realidad es que aún no se han cubierto, lo que significa que la Dirección General de Costas y Litoral cuenta actualmente con 18 trabajadores para gestionar las competencias que tenía antes del traspaso y las nuevas. «La situación», concluye el informe, «es absolutamente insostenible».

Y para profundizar en el tema aquí la fuente

Leer también:  José Ramón Bauzá: los problemas del ex presidente del gobierno balear
Periodista en Gaceta Balear

Marc García es un periodista español que lleva más de 30 años trabajando en el campo del periodismo. Ha trabajado como periodista en varios medios de comunicación, como la televisión, la radio y la prensa escrita. También ha trabajado como periodista independiente.

Marc García estudió periodismo en la Universitat Pompeu en Barcelona. Tras sus estudios, comenzó a trabajar como periodista en el diario El Mundo. Después trabajó como reportero en el canal de televisión Antena 3.

En 2006, Marc García comenzó a trabajar como periodista independiente. Ha escrito artículos para varios periódicos y revistas, como El País, El Periódico, y La Vanguardia. También ha escrito artículos para la página web del periódico español El País.

En 2011, Marc García ganó el Premio Nacional de Periodismo por su trabajo como periodista independiente.

Actualmente, Marc García trabaja como periodista en el diario GacetaBalear. También es periodista independiente y escribe artículos para varios periódicos y revistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *