Saltar al contenido

La semana en la que Vox explotó y puso en jaque al gobierno balear en España

La crisis interna de Vox en Baleares: una tormenta que amenaza al gobierno de Marga Prohens

Los pasillos del Parlamento balear se abrieron el pasado lunes, 29 de enero, con el ritmo de un lunes normal de invierno. Aún no había comenzado el periodo de sesiones tras las vacaciones de Navidad y los grupos parlamentarios habían programado sus habituales ruedas de prensa, una tras otra a lo largo de la mañana, para informar de sus actividades. La calma empezó a convertirse en inquietud cuando Vox anunció que cancelaría su rueda de prensa y se limitaría a hacer una declaración sin preguntas. «Será algo que suscitará muchas preguntas, pero que no responderán hoy», comentaron en el partido.

Pocos minutos después, una petición del grupo ultra fue enviada a la Mesa del Parlamento en el registro de la Cámara informando de la expulsión del grupo parlamentario de Patricia de las Heras, presidenta del partido en Baleares, y Gabriel Le Senne, presidente del Parlamento autonómico. La tormenta que hizo saltar por los aires al partido de Santiago Abascal en las islas y empujó al gobierno de Marga Prohens (PP) hacia el abismo acababa de comenzar.

Los cinco diputados expulsaron a sus dos compañeros, apelando a circunstancias internas y con el objetivo de lograr la unidad del grupo. Abrieron la caja de los truenos de antiguas desavenencias que dividían al grupo de siete diputados entre los que apoyaban a la dirección nacional del partido, que obedecían sus órdenes y directrices, y los que mantenían su independencia en determinados temas sin decir amén a los postulados madrileños. La lucha interna por el poder duraba ya mucho tiempo. «Esto habla de Vox y de las personas que lo componen», dice Xisco Cardona. Era el octavo diputado autonómico de Vox en Baleares hasta que un enfrentamiento con los cinco rebeldes por el techo de gasto presupuestario, que no quería apoyar porque iba contra las directrices de Madrid, le llevó a abandonar el partido el pasado octubre. Fue el germen de una crisis que ha estallado ahora y que el partido negó entonces categóricamente.

La crisis se agravó el miércoles con la publicación de un informe, atribuido a la presidenta provincial Patricia de las Heras, que culpaba de irregularidades económicas al ex candidato de Vox a la presidencia de las islas, Jorge Campos. El actual diputado nacional fue líder de Actúa, el partido local que se fusionó con Vox y dio al partido de Abascal una base territorial en Baleares de la que carecía en ese momento. Los diputados más pendencieros están cerca de él y muchos le ven como el líder en la sombra de la actual revuelta. El jueves, en declaraciones a Fibwi, una emisora de radio local balear, Campos negó cualquier implicación en la crisis: «No estoy ni he estado implicado en el conflicto actual, aunque algunos que no pueden vivir sin mí creen que lo dirijo». Tachó las acusaciones contenidas en el informe de ‘falsas, calumniosas y difamatorias’ y anunció acciones legales contra sus autores, ya que De las Heras ‘no admitió su autoría’, dijo. En tono conciliador, Campos dijo que confiaba en la actuación de los órganos del partido y que la crisis ‘se resolverá de una forma u otra’.

Leer también:  Queman una lona con la cara del Consejero de Sanidad de Baleares

El estallido sorprendió a la presidenta balear, la popular Marga Prohens, el lunes en Menorca. Al día siguiente en Formentera. Y los dos días siguientes en Bruselas. Durante las primeras 48 horas de la debacle, se limitó a repetir varias veces que la situación sólo afectaba al Parlamento, el mismo lugar donde necesita contar con Vox para que apruebe sus medidas. El PP ostenta la mayoría con sus 25 diputados y la muleta de los 7 de Vox, y si desaparecen, está abocado al precipicio de la minoría, ya que la izquierda tiene 25 apoyos juntos. Es rehén de un acuerdo de 110 medidas firmado por el portavoz parlamentario del PP con una de las líderes de la rebelión, la portavoz Idoia Ribas, ahora suspendido cautelarmente. El presidente de Vox, el expulsado De las Heras, advirtió de que habría consecuencias si Prohens se aliaba con los cinco desertores. ‘Apoyar a los desertores no nos parece ético’, dijo.

«Parece que el PP está intentando gobernar la comunidad autónoma con cinco tránsfugas y esto empieza a ser delicado y peligroso», afirma el diputado del PSOE Iago Negueruela. El socialista critica al presidente Prohens por permanecer «de gira sorpresa» fuera de las islas durante lo que considera la «mayor crisis interinstitucional» de los últimos años. «Quiere aparentar que no pasa nada, pero sí pasa», ha dicho. Corresponderá al Parlamento resolver el dilema sobre quién es el verdadero Vox, si los dos miembros expulsados que el partido reconoce como suyos o los cinco diputados de Vox suspendidos que permanecieron en el grupo parlamentario. En una maniobra para intentar retrasar su salida de la presidencia parlamentaria, el expulsado Le Senne obtuvo el apoyo del PP y del PSOE para pedir a los letrados de la Cámara un informe jurídico sobre su situación para determinar si el reglamento interno ampara su expulsión del grupo parlamentario. Algunos diputados consideran que el reglamento interno es claro y que es poco probable que prospere la petición de Le Senne.

Leer también:  Los medios británicos advierten de un giro "antibritánico" en Baleares

El golpe interno de los cinco rebeldes no sólo tuvo repercusiones a nivel parlamentario. Las represalias dentro del partido no se hicieron esperar, y el lunes el vicepresidente de Vox, Ignacio Garriga, les tachó de «súbditos» que actuaban «por ambición personal». Tres días después, la resolución del partido llegó al Parlamento ordenando la suspensión cautelar de los cinco diputados. Una medida que, según algunos, el grupo disidente no esperaba y que les llevó a empezar a retirar sutilmente sus velas. Pasaron de aspirar a la presidencia del Parlamento para sustituir a Le Senne a reducir sus expectativas mostrándose dispuestos a renunciar a ella. El jueves pidieron una reunión con su colega expulsado para intentar calmar los ánimos.

«La reunión tuvo lugar por orden de Abascal», dice un diputado de izquierdas. Los rebeldes Sergio Rodríguez y Agustín Buades mantuvieron una reunión de quince minutos con Le Senne con el objetivo de tender puentes y rebajar la tensión de los últimos días. Por la tarde, el líder ultra anuló la mesa que debía admitir la propuesta de Més per Mallorca contra el transfugismo, que pretende reformar urgentemente el reglamento para que los diputados expulsados de su partido puedan convertirse en diputados no adscritos. Le Senne dijo a los miembros de la Mesa y a los portavoces del partido que «pensábamos que era mejor proceder con normalidad a la reforma del reglamento». Una maniobra que escenifica una tregua entre los dos partidos, que quieren rebajar la alta tensión de los últimos días.

En su retirada, los cinco rebeldes abren ahora la puerta a la anulación de la expulsión de sus dos compañeros, aunque dicen que todo dependerá de las decisiones que tome
Y para profundizar en el tema aquí la fuente

Leer también:  Se espera que las viviendas vacacionales de Baleares aumenten sus beneficios un 17% este año.
Periodista en Gaceta Balear

Marc García es un periodista español que lleva más de 30 años trabajando en el campo del periodismo. Ha trabajado como periodista en varios medios de comunicación, como la televisión, la radio y la prensa escrita. También ha trabajado como periodista independiente.

Marc García estudió periodismo en la Universitat Pompeu en Barcelona. Tras sus estudios, comenzó a trabajar como periodista en el diario El Mundo. Después trabajó como reportero en el canal de televisión Antena 3.

En 2006, Marc García comenzó a trabajar como periodista independiente. Ha escrito artículos para varios periódicos y revistas, como El País, El Periódico, y La Vanguardia. También ha escrito artículos para la página web del periódico español El País.

En 2011, Marc García ganó el Premio Nacional de Periodismo por su trabajo como periodista independiente.

Actualmente, Marc García trabaja como periodista en el diario GacetaBalear. También es periodista independiente y escribe artículos para varios periódicos y revistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *