Saltar al contenido

Hacinamiento en Baleares: el gobierno asume que no tendrá herramientas para frenar el hacinamiento este verano

El gobierno asume que este verano volverá a ser el verano de la masificación turística. En medio de la satisfacción por el éxito de la reunión de ayer, el gobierno es consciente de que pocas medidas serán posibles este verano para evitar el colapso de ciertas zonas de la isla.

El testigo está ahora en manos de la persona responsable de coordinar los trabajos, Antoni Riera. Se espera que los grupos de trabajo se pongan en marcha de inmediato, con el objetivo de empezar a hacer propuestas concretas en otoño, cuando se realice la macroencuesta para conocer las opiniones y preocupaciones de los ciudadanos.

En cualquier caso, aunque todavía no hay medidas concretas para este año, el gobierno trabajará para gestionar los flujos turísticos y los picos de saturación turística. Por ejemplo, este verano ya se instalarán medidas como sensores en varias zonas turísticas de las islas, como es el caso de Mallorca en es Trenc, para proporcionar datos con los que tomar decisiones.

Fuentes del Ejecutivo consideran que fue crucial iniciar este proceso de diálogo en el que se pusieron en común las propuestas realizadas por organizaciones y colectivos. El objetivo principal de Marga Prohens es gestionar los flujos turísticos, el éxito turístico al que el Presidente del Gobierno se ha referido en numerosas ocasiones, y hacer compatible el disfrute de los visitantes con el de los ciudadanos.

El gobierno intenta que el problema no se agrave, para que los ciudadanos puedan disfrutar sin demonizar al sector turístico, como ya ha ocurrido en algunas comunidades autónomas con manifestaciones contra esta actividad.

Leer también:  Cómo celebrará Ibiza el Día de Baleares

Aunque la cifra no se ha puesto sobre la mesa, el Ejecutivo quiere prestar atención no solo al aumento del turismo, sino también al crecimiento demográfico. El Vicepresidente ya está empezando a centrarse en esta cuestión, Antoni Costa.

El desarrollo turístico ha experimentado un crecimiento imparable desde que el turismo comenzó tímidamente en la década de 1950, pero el crecimiento de la población ha ido a la zaga y sus efectos han sido devastadores.

Como puede verse en el gráfico siguiente, en 1950 vivían en las islas 442,089 personas; el 1 de enero de este año la cifra era de 1,231,487, el triple de la población. Dos décadas marcaron especialmente este espectacular crecimiento demográfico: de 1970 a 1980 se produjo una afluencia masiva de habitantes procedentes del continente; de 2000 a 2010, llegaron casi 270,000 nuevos residentes, en su mayoría extranjeros.

Por otra parte, el mayor crecimiento proporcional de llegadas de turistas se produjo en la década de 1950, cuando el número se cuadruplicó (de 98,000 a más de 400,000) y en la década de 1960, cuando se quintuplicó (alcanzando los 2.2 millones en 1970).

Desde entonces, el aumento sostenido se ha desplazado en torno al 60% cada década. El gráfico muestra la «recuperación en forma de V» que en su día se predijo ampliamente.

En cualquier caso, Prohens advirtió en la reunión macro del pasado miércoles que «no podemos precipitar las cosas», a pesar de que «la gran mayoría de los presentes compartimos la opinión de que nos estamos quedando atrás». Por esta razón, subrayó que «puede que lleve tiempo y quizá los residentes tengan que soportar más días de hacinamiento», concluyendo que «una carencia histórica de infraestructuras no puede resolverse en dos días».

Leer también:  Trabajo en Baleares | Casi 3.000 parados son licenciados

De la patronal PIMEM, su presidente, Jordi Mora, ya ha especulado, al salir de la reunión en la UIB, que los efectos de las principales medidas que se tomarán no se verán ni esta temporada ni la próxima. «Este trabajo probablemente no tendrá repercusiones a corto plazo, pero empezaremos a verlo dentro de dos o tres años».
Y para profundizar en el tema aquí la fuente

19a6d86abbe0f0232116cb56ba875840
Periodista en Gaceta Balear

Marc García es un periodista español que lleva más de 30 años trabajando en el campo del periodismo. Ha trabajado como periodista en varios medios de comunicación, como la televisión, la radio y la prensa escrita. También ha trabajado como periodista independiente.

Marc García estudió periodismo en la Universitat Pompeu en Barcelona. Tras sus estudios, comenzó a trabajar como periodista en el diario El Mundo. Después trabajó como reportero en el canal de televisión Antena 3.

En 2006, Marc García comenzó a trabajar como periodista independiente. Ha escrito artículos para varios periódicos y revistas, como El País, El Periódico, y La Vanguardia. También ha escrito artículos para la página web del periódico español El País.

En 2011, Marc García ganó el Premio Nacional de Periodismo por su trabajo como periodista independiente.

Actualmente, Marc García trabaja como periodista en el diario GacetaBalear. También es periodista independiente y escribe artículos para varios periódicos y revistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *