Saltar al contenido

Cambio de rumbo en la sanidad balear

El gobierno de Marga Prohens tiene pocos amigos y muchos enemigos, dispuestos a tergiversar una declaración del vicepresidente y portavoz, Antoni Costa, hasta conclusiones totalmente alejadas de la realidad. A decir que dijo lo que no dijo -cambiando «no está sobre la mesa» por «no está excluido»-, cosa que cualquiera puede comprobar por sí mismo porque la rueda de prensa está a disposición de todos en YouTube.
Los calumniadores se agarran a un clavo ardiendo para predecir que el gobierno de Marga Prohens se convertirá pronto en una reedición del gobierno de José Ramón Bauzá; una eventualidad que nadie cree, porque el objetivo de la oposición catalana es generar un clima de indignación y rabia que les permita movilizar de nuevo a la población contra el gobierno. En ello centrarán toda su acción política durante la legislatura que comienza el mes que viene, además de mencionar las palabras especulación y fondos buitre junto al nombre de la consellera de Vivienda, Territorio y Movilidad del Govern, Marta Vidal.

El ser humano sólo suele apreciar lo que no tiene o lo que ha perdido. Sólo nos damos cuenta de lo bueno que es estar sano cuando caemos enfermos. Por eso algunas personas, con una alarmante falta de empatía hacia los enfermos y tentando a la suerte, porque quién sabe cuándo puedes acabar en el hospital y necesitar todo tipo de cuidados y atenciones, ignoran deliberadamente la situación de Baleares en general y de Ibiza en particular, donde la escasez de profesionales hace imposible garantizar la asistencia sanitaria con especial urgencia.
¿Qué parte de «muy difícil de cubrir» no entienden? Intentemos explicárselo. En los últimos ocho años, el número de vacantes en Ibiza para oncólogos, anestesistas, neumólogos, radiólogos, cirujanos y cardiólogos ha sido casi siempre inferior al número que figura en el catálogo de personal. ¿Lo entiendes? La escasez de médicos pone vidas en peligro. ¿Lo entienden? Yo creo que sí, pero les importa un bledo porque están sanos.
Mientras ellos ven espejismos que califican de ataques a la lengua catalana, los enfermos de cáncer ven una mejora en sus posibilidades de recuperación y aplauden las medidas del gobierno. Yo, por supuesto, me quedo con los enfermos y dejo que los cantantes sociolingüistas catalanistas compongan las canciones que quieran, que para eso está Spotify.

Leer también:  Biodiversidad en Baleares | Medio marino

Patricia Gómez, consellera de sanidad del excelente, inmejorable y siempre adorado gobierno de Francina Armengol, afirmó tozudamente que en Ibiza no existía el más mínimo problema y que Can Misses era un destino sumamente atractivo para cualquier profesional sanitario. Intentó negar la realidad de los hechos y, además, las advertencias de los sindicatos, que llevaban años señalando la situación. El personal médico nunca ha cubierto todo el organigrama del hospital», declaró el Dr. Carlos Rodríguez, portavoz del sindicato médico de Simebal. El gobernador Prohens pretende revertir la situación y, para ello, lo primero que debe hacer es no negar el problema, como hizo su antecesor; ni ignorar las advertencias de los profesionales, ni mostrarse indiferente ante las protestas de pacientes y familiares. Por eso, en su primer viaje a Ibiza tras asumir el cargo, se reunió con los enfermos de cáncer de Ibiza, que están hartos de manifestarse frente a Can Misses, sin que nadie les escuche y, lo que es peor, sin que nadie haga nada por ellos. Por grotescamente que se intente caricaturizar la situación con predicciones catastrofistas, lo que se percibe es que, por fin, alguien se arremanga y se pone manos a la obra para solucionar el caos de la sanidad pública en la isla pitiusa, debido a la falta de profesionales que no llegan porque aquí todo está parado. Y esto tiene que acabar. Ha llegado el momento de derribar los obstáculos y pagar más, para que los profesionales quieran venir de verdad y esto dé sus frutos.
Los que quieran ir al médico y sólo hablen catalán, como es su derecho, si tienen la desgracia de que no les entiendan, que pidan un traductor. Pediremos a Armengol que compre más auriculares en el Congreso y los lleve a Baleares. Los instalaremos en los hospitales y el problema estará resuelto.

Leer también:  La sexta primavera más cálida en Baleares desde 1961 terminó con un déficit de precipitaciones del 39%.

Y para profundizar en el tema aquí la fuente

Periodista en Gaceta Balear

Marc García es un periodista español que lleva más de 30 años trabajando en el campo del periodismo. Ha trabajado como periodista en varios medios de comunicación, como la televisión, la radio y la prensa escrita. También ha trabajado como periodista independiente.

Marc García estudió periodismo en la Universitat Pompeu en Barcelona. Tras sus estudios, comenzó a trabajar como periodista en el diario El Mundo. Después trabajó como reportero en el canal de televisión Antena 3.

En 2006, Marc García comenzó a trabajar como periodista independiente. Ha escrito artículos para varios periódicos y revistas, como El País, El Periódico, y La Vanguardia. También ha escrito artículos para la página web del periódico español El País.

En 2011, Marc García ganó el Premio Nacional de Periodismo por su trabajo como periodista independiente.

Actualmente, Marc García trabaja como periodista en el diario GacetaBalear. También es periodista independiente y escribe artículos para varios periódicos y revistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *