Saltar al contenido

Ari Molina, presidente de la Comunidad Judía de Baleares: ‘Nos quedamos conmocionados.

El pecado original de Israel es que es la única democracia de la zona». Ari Molina (Arieh Girondí en hebreo) fue jefe de la policía local de Andratx y se convirtió al judaísmo hace quince años. Actualmente es presidente de la Comunidad Judía de Baleares.

¿Cómo viviste la invasión de Israel por Hamás hace quince días?

-El ataque se produjo a las seis y media de la mañana y me enteré casi inmediatamente. Me quedé en estado de shock. El embajador israelí, que estaba en Palma para ver un documental sobre Golda Meir, estaba allí. Las imágenes que circulaban por las redes sociales eran terribles. Era el primer pogromo del siglo XXI. Personas inocentes masacradas, mujeres violadas…. Para nuestra mentalidad occidental, esto es inconcebible. Fue una explosión de rabia antisemita.

¿Es proporcionada la reacción de Israel?

-Hagamos lo que hagamos, siempre lo hacemos mal. Profanaron cadáveres, los mutilaron…. La reacción israelí era previsible. Pero no olvidemos que el objetivo de todo esto es hacer fracasar los Acuerdos de Abraham, firmados por Emiratos Árabes Unidos, Marruecos, Bahrein y Sudán, que aislaban a Irán.

El Mossad y la inteligencia israelí fracasaron estrepitosamente.

-Es evidente. Pero ahora es un tema aparcado, hay otras prioridades. Algo salió mal, imagino que habrá una comisión para investigarlo, pero de momento tenemos un gobierno de concentración nacional.

El primer ministro Netanyahu quiso doblegar el sistema judicial y dividió al país.

-Es cierto que existe una fuerte disputa sobre el funcionamiento del Tribunal Supremo. Pero de momento las diferencias se han dejado de lado por lo que estamos viviendo. Luego veremos lo que ocurre.

El bombardeo del hospital de Gaza echa más leña al fuego.

-Probablemente fue un misil de la Yihad Islámica. Lo que está claro es que esto no beneficia en nada a Israel. Por eso te decía antes que siempre tenemos la culpa de todo, aunque no seamos responsables de ello.

Leer también:  la mitad de los trabajadores de Baleares están infra o sobrecualificados para su puesto de trabajo

¿Está segura aquí la comunidad judía de Mallorca?

-Sí, ahora la Policía Nacional ha aumentado la vigilancia, pero en general no recibimos amenazas. Somos unos 150 miembros, es una comunidad pequeña.

¿Cómo valoras el enfrentamiento entre la embajada israelí y el gobierno español?

-Para nosotros es un asunto cerrado.

¿Por qué no permiten que Palestina se convierta en un Estado?

-El Estado palestino data de 1948, ya se ha creado. Lo que ocurre es que el odio entre las distintas facciones es enorme. En Cisjordania gobierna Fatah, en Gaza Hamás. Ha habido y sigue habiendo muchos enfrentamientos entre ellos, porque tienen visiones distintas del problema palestino.

¿Es Gaza la mayor prisión del mundo?

-Es un mantra que se repite. Te recuerdo que cada día 30.000 trabajadores palestinos entran en Israel y regresan a Gaza por la noche: ¿es una cárcel? Además, Gaza recibe ayuda internacional: ¿quién controla ese dinero? Los dos millones de gazatíes son prisioneros de Hamás. Esta es la realidad.

¿Existe un apartheid judío en Palestina?

-Esta afirmación es totalmente falsa y voy a refutarla. Lo primero que quiero señalar es que el pecado original de Israel es ser la única democracia de la zona. No se lo perdonan. Los árabes pueden estudiar en nuestras universidades, no hay segregación racial, tenemos comandantes militares musulmanes, médicos beduinos, nos bañamos juntos en las playas de Tel Aviv. En resumen, hablar de apartheid es una falsedad, por mucho que se repita.

¿Está Irán, el archienemigo de Israel, detrás de todo esto?

-Deben de estar muy contentos con todo lo que está ocurriendo en estos momentos, eso seguro. Son persas y creo que saben que sería muy imprudente por su parte entrar directamente en guerra con Israel. Su clave es no permanecer aislados. Irán es capaz de matar a una mujer por llevar el velo equivocado, ¿cómo podemos aceptarlo?

Leer también:  Comercio en Baleares: más de 82.000 trabajadores recibirán un aumento del 4,5

Hezbolá del Líbano y los radicales islámicos de Cisjordania podrían unirse a la guerra.

-Lo primero es posible, pero lo otro no lo creo. Piensa que en Cisjordania son enemigos de Hamás, que gobierna Gaza. Odian a Hamás más que a los judíos. No creo que acudan en su ayuda.

Un asalto a Gaza, con su red de túneles y 30.000 yihadistas atrincherados, podría ser una carnicería, incluso para el ejército israelí.

-Ya tuvimos una intervención militar en Gaza en 2014 y aprendimos la lección. Es una perogrullada. La experiencia de los combates urbanos en Irak, por ejemplo, también está muy presente. Pero no olvidemos que el ejército israelí tiene un código ético: avisa con antelación antes de atacar un edificio, para proteger a la población civil. Las vidas humanas son sagradas, pertenezcan a quien pertenezcan.

Desde su creación en 1948, Israel no ha dejado de crecer a costa de sus vecinos árabes.

-Esto se debe a las guerras que han tenido lugar. Tuvimos que defendernos, es nuestro derecho. El Sinaí egipcio fue devuelto tras firmar un acuerdo de paz con ellos, pero ¿qué pasa con los Altos del Golán? No se puede hacer un trato con Siria, está colonizada por Irán. No se puede devolver nada porque no ofrecen ninguna garantía. Desde los Altos del Golán se puede ver Tel Aviv. No queremos la paz a cualquier precio, es una cuestión de seguridad. Ya sabes lo que decía la ex primera ministra Golda Meir: «Los judíos tenemos un arma secreta: no tenemos otro sitio adonde ir».

Y para profundizar en el tema aquí la fuente

Leer también:  ¿Cuánto más cobrarán este mes los funcionarios de Baleares?
Periodista en Gaceta Balear

Marc García es un periodista español que lleva más de 30 años trabajando en el campo del periodismo. Ha trabajado como periodista en varios medios de comunicación, como la televisión, la radio y la prensa escrita. También ha trabajado como periodista independiente.

Marc García estudió periodismo en la Universitat Pompeu en Barcelona. Tras sus estudios, comenzó a trabajar como periodista en el diario El Mundo. Después trabajó como reportero en el canal de televisión Antena 3.

En 2006, Marc García comenzó a trabajar como periodista independiente. Ha escrito artículos para varios periódicos y revistas, como El País, El Periódico, y La Vanguardia. También ha escrito artículos para la página web del periódico español El País.

En 2011, Marc García ganó el Premio Nacional de Periodismo por su trabajo como periodista independiente.

Actualmente, Marc García trabaja como periodista en el diario GacetaBalear. También es periodista independiente y escribe artículos para varios periódicos y revistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *