Saltar al contenido

Advierten a Baleares que vetar la compra de pisos a extranjeros contradice la normativa europea


Actualizado: 10.03.2023 14:32 h.

El Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada advierte al gobierno de las islas baleares, formado por un tripartito entre PSOE, Podemos y Més, y liderado por la socialista Francina Armengolque el veto de compra de inmuebles a extranjeros no residentes, como se está planteando, «agrava la inseguridad jurídica y va en contra de la normativa de la UE».

El Ejecutivo tripartito estudia esta posibilidad por la subida de precio de la vivienda. Además, también estudia eliminar la Visa Oro y bajar el número de inmuebles en propiedad, de 10 a 5 unidades, para ser considerado ‘gran tenedor’. Según el Instituto Coordenadas, se trata de «un asunto con impacto, tanto en lo económico, social, y político y que no se adecúa con el fundamento de la Unión Europea«.

Contenido

Especulación y alojamiento turístico ilegal

El Partido Socialista de las Islas Baleares-PSOE (PSIB) apoyó una solicitud con la que el grupo Unidos Podemos, socio de Govern junto a los nacionalistas de Mes Mallorca, llevaba tiempo promoviendo: una ley que «contemple las medidas necesarias que permitan restringir la compra de viviendas a las personas físicas o jurídicas no residentes con la finalidad de evitar la especulación». El partido de Armengol apoyó casi en su totalidad la medida (13 de 15 puntos recogidos en una proposición no de ley) una vez que Podemos aceptó que la propuesta se elevara al Gobierno central y a las instituciones europeas. No en vano, se está tramitando la nueva Ley de Vivienda.

La proposición no de ley también apuesta por una mayor supervisión para combatir el alojamiento turístico ilegal, así como la supresión de la Golden Visa, es decir, el permiso especial de residencia para quienes compren viviendas por un importe superior al medio millón de euros, «competencias exclusivas del Ministerio del Interior», indica el Instituto.

Leer también:  Educación en Baleares: el proyecto lingüístico lo decidirán los centros como último recurso

Negativa del Gobierno

El Gobierno de Pedro Sánchez ha rechazado la iniciativa del gobierno balear de impedir la compra de vivienda a los no residentes, utilizando el argumento de la UE y el amparo de la institución europea al derecho de los ciudadanos a adquirir bienes y servicios en cualquier otro Estado y la prohibición a todas las restricciones a los movimientos de capitales entre los Estados miembros. «Una vez más irrumpe el argumento político para dividir a la sociedad entre lo que consideran ricos y pobresentre los ‘de aquí’ y los ‘de fuera’. Justo lo contrario de lo que necesita una sociedad como la española, atenazada por una fuerte crisis y con problemas estructurales como el estancamiento económico y el paro», argumenta el Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada.

«Según los deseos del Govern, ni siquiera un madrileño, un catalán o un andaluz, podrán comprar una vivienda en Baleares. Una medida ilegal y contraria al pilar de libre circulación de bienes y personas en la UE. Así lo recogen, los artículos 21 («Todo ciudadano de la Unión tendrá derecho a circular y residir libremente en el territorio de los Estados miembros»), 49 (‘quedarán prohibidas las restricciones a la libertad de establecimiento de los nacionales de un Estado miembro en el territorio de otro Estado miembro’) y 63 (‘quedarán prohibidas todas las restricciones a los movimientos de capitales entre Estados miembros y entre Estados miembros y terceros países’) del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, así como el artículo 45 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE (‘Todo ciudadano de la Unión tiene derecho a circular y residir libremente en el territorio de los Estados miembros’)’, advierte el Instituto de Coordenadas.

Una medida contra la libertad

La entidad argumenta que ‘es una medida que atenta contra la Constitución Española y contra la libertad, ataca el derecho a la propiedad privada y a la libertad de bienes y serviciosy supone un ejemplo de inseguridad jurídica, en un momento en el que España y todas sus CCAA necesitan capital foráneo e inversiones». Además, afirma que limitar la compraventa a personas que no viven en las islas puede tener un efecto para la economía balear, «ya que más del 25% del PIB loca está vinculado al sector inmobiliariocon toda la implicación indirecta que supone: inmobiliarias, constructores, promotores, electricistas, albañiles, instaladores, carpinteros, fontaneros, pintores, notarios, así como, la hostelería».

Leer también:  Viviendas sociales en Baleares: todos los detalles sobre la legalización del suelo rústico y el plan de privatización

Por ello, reitera que prohibir la venta de viviendas a no residentes provocaría» un fuerte aumento del paro, así como de la recaudación del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales. Más de un 70% de los impuestos de recaudación directa en Baleares proviene del Impuesto de Transmisión Patrimonial (ITP)». Añade que en Baleares la situación de la vivienda «es más que complicada, por unos precios siempre en tensión» dado el espacio limitado, pero «en gran medida por las medidas coercitivas que se quieren imponer».

Populismo e intervencionismo

«Lo que menos necesita este país son medidas populistas, intervencionistas y que generan una mayor sensación de inseguridad jurídica e improvisación», declaró Jesús Sánchez Lambás, vicepresidente del Instituto Coordenadas, que agregó que «es posible implementar medidas que fomenten el crecimiento y la inversión, todo ello compatible con una menor presión a los precios y la sostenibilidad. Sólo hay que trabajar en ello, no prohibir». Especialmente, apunta, en unos momentos como los actuales, en los que la subida de tipos de interés es un «lastre» para la industria inmobiliaria.

Para Sánchez Lambás, «las medidas rezuman una agresión «al otro» al distinto. Una cultura balear forjada en la idea cosmopolita y una economía impulsada por el comercio y el turismo, se ve de pronto rechazada, sin hacerse una pregunta: ¿Quien sostendrá a los cientos de miles de familias que viven de estos dos sectores, el inmobiliario y el turístico de larga duración?»

Y para profundizar en el tema aquí la
fuente

19a6d86abbe0f0232116cb56ba875840
Periodista en Gaceta Balear

Marc García es un periodista español que lleva más de 30 años trabajando en el campo del periodismo. Ha trabajado como periodista en varios medios de comunicación, como la televisión, la radio y la prensa escrita. También ha trabajado como periodista independiente.

Leer también:  Caso Luis Rubiales: La Federación Balear de Fútbol en contra de la actitud de Luis Rubiales

Marc García estudió periodismo en la Universitat Pompeu en Barcelona. Tras sus estudios, comenzó a trabajar como periodista en el diario El Mundo. Después trabajó como reportero en el canal de televisión Antena 3.

En 2006, Marc García comenzó a trabajar como periodista independiente. Ha escrito artículos para varios periódicos y revistas, como El País, El Periódico, y La Vanguardia. También ha escrito artículos para la página web del periódico español El País.

En 2011, Marc García ganó el Premio Nacional de Periodismo por su trabajo como periodista independiente.

Actualmente, Marc García trabaja como periodista en el diario GacetaBalear. También es periodista independiente y escribe artículos para varios periódicos y revistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *